Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Cuidémonos del virus de la sobreinformación
jueves, 9 de abril de 2020 | 12:12 PM
Cuidémonos del virus de la sobreinformación

Por: Milagros Tsukayama

Se dice que en 1993 “Los Simpsons” predijeron el covid-19 y que en 1981 la novela “Los ojos de la oscuridad” (“The Eyes of Darkness”) de Dean Koontz menciona una arma biológica china llamada Wuhan-400. Pero estas inquietantes predicciones no serían otra cosa que simples coincidencias. Lo que sí no es bulo o fake news es la predicción que hizo Bill Gates en el 2015, cuando anticipó una “epidemia mucho más devastadora que la del ébola”. En esta charla TED titulada “¿La próxima epidemia? No estamos listos” (“The Next Outbreak? We’re Not Ready”), Gates sugirió “actuar ya, porque el tiempo corre [...] sin necesidad de pánico, ni tener que esconder latas de espaguetis ni meternos en los sótanos”. Esto nos suena a una realidad conocida.  Sin ser pitoniso, Gates nos había advertido de lo que se vendría, basándose en la experiencia del ébola del 2014 y recordando además la gripe española de 1918. Aunque estas predicciones y bulos hayan resucitado ahora gracias a avispados internautas, el covid-19 registra a la fecha 1 252 265 contagios confirmados, 68 148 fallecimientos y una esperanzadora cifra de 258 495 pacientes recuperados en todo el mundo. (*)

En esta lucha contra el covid-19, prácticamente nos hemos convertido en “hikikomoris”, “preppers” y obsesivos, cuando antes los señalábamos como los atípicos de la sociedad. Ya no salimos de casa (como quisiéramos, por el confinamiento), almacenamos comida (para evitar salir) y seguimos una rutina de limpieza casi obsesiva (para evitar infectarnos). Seguimos luchando contra este enemigo invisible, asintomático cuando quiere, pero que ha sido capaz de aislarnos y quebrar economías. Desde que salió de Wuhan, el virus ha mutado y se ha propagado rápidamente por el mundo, dejándonos una lección.

“Test, test, test”, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). La única manera de confinar este virus es la prevención, como así lo predijo Gates y ahora lo sugiere la OMS. Al identificar a los infectados por medio de tests y aislarlos para romper la cadena de transmisión, evitaremos colapsar (aún más) el sistema de salud. Este es el mensaje que recibimos a diario, via televisión e internet. No hay día en donde los titulares no contabilicen nuevos casos de contagio y con esto, alimentamos nuestra ansiedad. ¿Cuándo llegaremos al pico de contagios? ¿Cuándo regresaremos a la normalidad? Al estar confinados en casa, muchas personas no solo arriesgan sus empleos sino también su salud mental. 

Somos bombardeados con tantas noticias por día que, sin ser necesariamente fake news, pueden infectarnos con la desinformación y saturación; incluso enfermarnos más que la propia enfermedad. Hasta podemos somatizar los síntomas del nuevo coronavirus y convertirnos en falsos infectados, por sentir constante miedo y ansiedad. Nos volveríamos más vulnerables a los virus, por tener las defensas bajas. Los glóbulos blancos, que forman parte de nuestro sistema inmunológico, disminuyen cuando sube nuestra adrenalina y cortisol. Aunque evitamos al virus protegiendo nuestra boca y manos, nos estamos contagiando mentalmente con todo aquello que se acerca a nuestros ojos. Está bien que nos informemos, pero sin llegar a saturarnos. Y, en realidad, esto también depende de a quién sigas, a quién lees y en quién confías tu propia tranquilidad, sea por Facebook, WhatsApp o noticias online. 

El covid-19 ha acelerado nuestra transición al mundo online, ha cuestionado nuestro propio sistema y nos ha hecho valorar cuánto nos necesitamos los unos a los otros. Y también, a darnos cuenta de nuestras propias contradicciones. Por ejemplo, la naturaleza realmente no nos necesita para regenerarse, mucho menos necesita de nuestras “campañas ecológicas”. Nos hemos dado cuenta de que la salud es lo más importante, pero es el sector que más hemos descuidado. Aún no podemos combatir un virus (ni nuestros propios prejuicios). Tampoco sabemos convivir, que nos angustia la idea de no poder salir de la casa por unas semanas, teniendo comida, internet y, lo más importante, alguien con quién conversar. No sabemos cómo distraernos sin usar una pantalla, pero nos olvidamos eventualmente de que podemos trabajar, interactuar o aprender algo nuevo de modo online. Nos preocupa más tener papel con qué limpiarnos que comida con qué alimentarnos. Y los verdaderos héroes son quienes llevan bata y uniforme. Curiosidades como éstas, son las que también podemos encontrar en redes.

Pero, no nos saturemos con tanta información, si ya sabemos cómo mantenernos a salvo del virus y que la curva de casos seguirá subiendo en estos días, según lo previsto. Cuidemos nuestra salud física y mental. Cuidémonos entre nosotros. 

(*) Fuente: Universidad Johns Hopkins, datos al 05/04/2020).

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso