Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
“En Japón preparan hoteles para casos leves y alistan camas y respiradores para los casos graves”
Luis Álvarez, editor de International Press, sobre el coronavirus en Japón
jueves, 16 de abril de 2020 | 10:55 AM
“En Japón preparan hoteles para casos leves y alistan camas y respiradores para los casos graves”

Por Christian Hiyane Yzena

Desde Japón, Luis Álvarez, editor de International Press, habla de las medidas asumidas por el gobierno nipón para evitar el colapso de los hospitales.

¿Cómo está viviendo tu localidad la enfermedad del Coronavirus? 

Vivo en la ciudad de Yokohama, Kanagawa, una de las siete prefecturas de Japón que han sido declarada en estado de emergencia por el primer ministro, Shinzo Abe. En toda la prefectura hay 544 casos positivos y casi un cuarto de ellos son de Yokohama. Aquí, la vida empezó a cambiar en la ciudad cuando el Diamond Princess ancló frente al Parque Yamashita con el virus caminando por la cubierta del crucero. 

Sin embargo, como está ocurriendo en casi todo Japón, hay una tranquilidad imprudente pese a la magnitud de virus que nos ataca. 

Antes del estado de emergencia, y con la solicitud de autocontrol hecha por las autoridades, los bares y restaurante de la estación de Yokohama y alrededores lucían llenos de personas, y por las mañanas los trenes pasaban con muchos pasajeros hacia Tokio. 

Al día siguiente de que Abe declarara la emergencia, vi menos gente en la calle, pero demasiada como para tener una mínima seguridad de que estábamos luchando adecuadamente para contener el avance del coronavirus.

¿Qué precauciones estás tomando?

Lo curioso es que camino por la ciudad con mascarillas hechas en Perú, que unos amigos me trajeron como obsequio en febrero. Una caja milagrosa que me cuida de los asintomáticos y de mi alergia al polen. Hacemos mucho teletrabajo y tomamos mucho cuidado para no exponer a nuestros entrevistados, amigos y familiares. Seguiremos así hasta mayo, pero temo que la vida no volverá a normalizarse durante muchos meses más, quizá un año. 

¿Cómo ha reaccionado la colectividad peruana?

Cada día que pasa nuestra gente está más consciente del peligro al que nos enfrentamos. Ya va quedando atrás la discusión en la red con quien te quería convencer de lo contrario y se centra en lo esencial: cómo cuidarnos del virus, cómo ayudarnos con los hijos que no van al colegio por el cierre de las escuelas, acompañar al amigo que no sabe japonés en algún trámite de ayuda social y estar pendiente de quienes viven solos y que por su edad o enfermedad pueden contraer el mal de la peor manera. Es el tiempo de la solidaridad activa y real.

Aun así, veo a nuestra gente más expuesta al virus en Japón porque hasta hoy sigue levantándose temprano para ir a la fábrica. No tienen teletrabajo.   

No obstante, hay ansiedad porque los efectos del coronavirus están llegando en forma de recorte de horas de trabajo y reducción de ingreso salarial importante. Ha aumentado el descanso temporal que te otorga el 60% del salario, que es de agradecer si supiéramos cuándo acabará esta crisis sanitaria. 

Ahora hay inquietud en la colectividad por saber si le corresponde los 300 000 yenes de ayuda anunciado por el gobierno. Comparto la opinión de los japoneses en su mayoría, ese dinero debe ser igual para todos.

Mira lo que ocurre con el personal de los parques temáticos de Tokio y empresas de eventos, que los enviaron a descanso temporal a finales de febrero con ese mismo salario recortado. Lo están pasando muy mal y están pidiendo ayuda a gritos porque no tienen, en algunos casos ni para el alquiler del departamento y no hay empleo para ellos.

¿Le parecen suficientes las medidas dictadas por el Ejecutivo japonés?  

Más del 60% de los japoneses están insatisfechos con el manejo de la crisis sanitaria que Abe ha hecho hasta antes de la declaración de emergencia y si las cosas van como están, el índice puede repetirse o crecer. 

Su política de las dos mascarillas por casa desató la ira de la población japonesa como no había visto hace tiempo. Él tenía que hablar de cómo iba a actuar ante la caída de los ingresos por el impacto del coronavirus en la economía. Lo esperaban el empleado y los dueños de las pequeñas y medianas empresas.

Al día siguiente, Abe se precipitó a anunciar la entrega de los 300 000 yenes sin tener listo el criterio de elección de los beneficiarios y además con un tufillo de injusticia en la repartición. Tampoco dejó claro el subsidio para los negocios. Le cayó un tsunami de críticas.

Lo positivo que está dejando la declaración de emergencia es que los gobiernos locales han obtenido más poder y están demostrando mejor cintura para moverse entre las soluciones que la gente requiere ya.

Este fin de semana hubo mejor respuesta al pedido de encierro voluntario en casa, que no es obligatorio, pero sí un deber. Se han propuesto reducir hasta en 70% la circulación y el contacto entre personas, para ello se ha pedido el cierre de negocios hasta el 6 de mayo y se ha invocado a realizar más teletrabajo en las oficinas. 

Es cierto que así la economía sigue funcionando y puede reducirse el peligro de contagio al mismo tiempo, pero no veo hasta ahora que el riesgo haya dado resultado en ninguna parte del mundo. El virus es el mismo, si nos encuentra en la calle se va con nosotros a casa.

Entre tanto, Japón sigue sin hacer test masivos del virus. No conozco persona a mi alrededor que le hayan aceptado hacerse la prueba ni con tos. Una encuesta de LINE dijo el viernes que al menos 27 000 personas en todo Japón han declaro haber tenido o tener 37,5 de fiebre, uno de los síntomas que te hacen sospechoso, pero ahí están, sin saber si son o no casos positivos.

¿Es poco probable o en algún momento se implantará la cuarentena como en el Perú?

Hoy no hay ley japonesa que contemple esa posibilidad. Hoy mismo, con declaración de emergencia y solicitud de quedarte en casa, ningún policía puede detenerte por encontrarte en la calle. 

A pesar de que Abe tiene suficiente poder en el Congreso para hacer aprobar una ley en días, no veo la posibilidad de que hagan eso para una cuarentena al estilo Perú. Quizá puedan endurecer el control, pero no será extremo.

Japón está preparando hoteles y miles de dormitorios puestos a disposición por empresas automotrices y otras grandes compañías para aislar allí a los contagiados leves, que seguirán apareciendo por miles. Se quiere evitar el colapso de los hospitales a toda costa y reservar camas y respiradores para los casos graves.

Creo que esa operación, que exige un movimiento impresionante de personal médico y logístico, resultará mejor que paralizar a la población dentro de sus casas y detener la industria del país, que no opera por teletrabajo. 

JAMA, Asociación de Fabricantes de Automóviles, anunció el viernes que sus plantas empezarán a fabricar mascarillas, transportes para pacientes, partes para camas de hospital y que darán asesoría tecnológica para la fabricación de ventiladores.

No me imagino este plan industrial de emergencia con la gente en cuarentena. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso