Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Ser madre es como una profesión»
Elisa Taba Higa, expresidenta del Club Joy, psicóloga y madre de tres hijos
sábado, 11 de mayo de 2013 | 6:11 PM
«Ser madre es como una profesión»

Por Miguel Ángel Villanueva

Elisa estuvo practicando atletismo en el Club Joy, desde casi su fundación. Su especialidad era el lanzamiento de jabalina. Luego de dejar las competiciones en esa disciplina, pasó a trabajar para mantener el ritmo la filosofía del club y presentarse cada año en el tradicional Undokai. En la actualidad trabaja como gerente de Gestión Humana y Procesos en la Bolsa de Valores de Lima y fue presidenta de Joy por 22 años.

¿Qué triunfos logró en su participación como atleta?
Cuando era atleta, producto del entrenamiento intenso y con el grupo de destacados deportistas que también había, obtuve el récord de jabalina que se mantuvo 15 años en los registros. La marca se dio en un evento interuniversitario. El registro fue valido como récord nikkei en el Perú.

También tuve la oportunidad de participar en dos Confraternidad. En Brasil y en México. Siempre me dediqué al lanzamiento de la jabalina, representando a AELU.

¿Cómo ve el atletismo en la colectividad nikkei?
Definitivamente tuve la fortuna de estar en la mejor etapa del atletismo nikkei. Conmigo estuvieron personas destacadas que impusieron récords. Hubo deportistas exclusivos de atletismo. Fue un grupo muy bonito que mantenemos hasta hoy, compartiendo roles y amistad en el club. Fue una buena época. 

Ahora se incentiva en los menores el atletismo en la colectividad, pero hubieron años en que no era así. Hay deportes y disciplinas que jalan más a los niños, pero a tiempo se ha retomado. Hay dos campeonatos al año en atletismo y están saliendo atletas destacados, y así irá subiendo el nivel.

De hecho, que existan dos torneos ayuda en la participación masiva, AELU está incentivando la participación.

¿Qué logro puede recordar como presidenta de Joy?
Como presidenta tuve la oportunidad de ser parte del «Diez veces diez», reto trazado para campeonar diez veces seguidas en el Club. Y este año, ya no como presidenta, por segunda vez y con una nueva generación, lo hemos conseguido. Hemos sido en dos oportunidades diez veces campeones consecutivos, en dos momentos de la historia del equipo. He tenido la suerte de estar en esos dos momentos.

En mi época de deportista tuve la suerte de dedicarme al deporte. He estado allí siempre y encima con la presidencia del Club. Es algo que es parte de nuestras vidas, en realidad muchos que hemos sido atletas seguimos siendo partícipes en el Club. Somos una gran familia, los lazos son fuertes y eso hace que mantengamos la costumbre. La motivación más fuerte de Joy es que nuestros hijos son parte del equipo ahora y que participan.

¿Cuántos hijos tiene?
Tres hijos. El mayor, de 21 años, se llama Alessandro. Luego sigue Sebastian, de 13 años y Alissa, de 11 años. Ellos también son atletas del Club Joy.

¿Cree que el ser madre trunque algunas cosas?
Soy mama de tres hijos, trabajo a tiempo completo y Joy es un hobby para mí, es algo que me gusta, lo hago con cariño. Si me quita horas, no lo siento y no creo que me quite horas para la familia. El hecho de que mis hijos hayan visto que he dirigido el Club, los ha motivado a que participen activamente en él.

El Club tuvo una primera etapa en posicionarse como el mayor grupo que sólo se dedicaba al atletismo, imponiendo récords, etcétera. Tuvo una época de práctica exclusiva. Luego llegó la etapa difícil, pero la razón de ser es que somos un equipo de atletismo. Es difícil retener a un atleta para que sólo haga atletismo.

Luchar para mantener el liderazgo hace que la gente se sienta competitiva, y obtener los logros es la clave en la gente que decide seguir con Joy. Hay mucho cariño, eso jala a las personas.

¿Cómo fue su experiencia en Japón?
Trabajé cinco años en Japón, me casé y regresé a reinsertarme en el marcado laboral. Soy psicóloga y trabajo en la Bolsa de Valores de Lima.

¿Qué diferencias encontró cuando estuvo allá?
Uno aquí se siente mezcla de japonés y peruano, pero uno va allá y es peruano, el primer cambio es que uno es peruano. Pero admiro su cultura, hay mucho respeto al prójimo, hay  muchas cosas valiosas: el derecho a las otras personas, la limpieza, la honradez, cositas que aquí en Perú hay que trabajarlas.

Luego fui como turista y es diferente ir en esa condición. Fui en aquella época en la que uno viajaba a Japón para ahorrar. Ya me había retirado de la actividad como atleta, pero seguí vinculada.

Cuando volví de Japón, seguí participando, pero ya no fue tan fácil competir porque ya estaban los jóvenes compitiendo. Ahora corro en eventos deportivos en distancias de diez kilómetros.

¿Ser madre es un trabajo difícil?
Sobre todo si una decide trabajar y ejercer su profesión. Hay que dar calidad a los hijos, es una dura tarea haber decidido trabajar en mi profesión y ser madre, es un reto. Pero los hijos han crecido así, y creo que maduran rápido y entienden las cosas. Les doy tiempo para sus necesidades, no es fácil cuando son chiquitos, hay que multiplicar las horas para tener tiempo.

¿Qué recomendaría a las jóvenes madres que empiezan?
Ser mamá es una profesión, es muy importante la confianza y el respeto. La confianza en los hijos, saber que son personas que pueden opinar. Ser mamá es querer corregir y poner disciplina en casa, con respeto, para que los hijos desarrollen sus capacidades.

Las mamás que laboramos tenemos cierto sentimiento de culpa por no estar con ellos todo el tiempo, para suplir lo que necesitan. Si se puede hacer, los chicos entienden. Cuando hay tiempo hay que dedicárselos de verdad, para generar confianza.

Mi mamá siempre fue así, siempre la vi trabajar, pero también siempre nos brindó apertura y confianza, y sentí que estaba conmigo. Fue un ejemplo de sacrifico que me sirvió de modelo, saber que se puede.

¿Qué mensaje daría a los hijos este día?
El cariño y agradecimiento debe mostrarse constantemente, no solamente este día, sino siempre. Hay que engreírlas, acompañar a la mamá: esperemos que las madres tengan su día merecido.

Como atleta, ¿qué recomienda a los jóvenes que empiezan en el atletismo?
Tuvimos un mentor y dirigente que fue pilar de muchos valores del Club Joy: Manuel Nakashi. Él fue mentor para muchos dirigentes en Joy y siempre su filosofía fue que el deporte es un medio no un fin. «Una medalla no me daría de comer», decía.

Nos fomentaba que destaquemos en los estudios, como diciendo que el deporte te da disciplina y valores, pero nunca debe ser el fin en sí mismo. El deporte nos ayuda a respetar al otro, pero eso se debería llevar a la práctica en todos los ámbitos de la vida.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso