Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Confíen en nosotros, vamos a cuidarlos, es nuestra misión»
Por Fiestas Patrias doctora Carmen Miyasato, jefa de la Red Asistencial Almenara saluda a pacientes de Essalud
sábado, 27 de julio de 2013 | 3:51 PM
«Confíen en nosotros, vamos a cuidarlos, es nuestra misión»
Galeria Imagenes

Por Ciria Chauca Falconí

En los próximos días será inaugurada la nueva torre de Emergencia del hospital Almenara con el objetivo de mejorar el servicio a los asegurados. La doctora Carmen Miyasato, jefa de la Red Asistencial Almenara, tiene mayor número de actividades, porque está dedicada  al trabajo permanente para brindar las mejores atenciones a los pacientes. Todas las mañanas y todos los días chequea los mínimos detalles para lograr la modernización de la nueva obra del nosocomio Almenara.

Nacida en la «Rica Vicky», la doctora Miyasato, con especialidad en patología, es hija de Tomu Miyasato y Seiso Miyasato, inmigrantes okinawenses, quienes le enseñaron a amar y respetar los símbolos patrios.

¿Cuál su reflexión por Fiesta Patrias?
Felizmente tenemos algunos días libres para pensar, unirnos más, para estar bajo los símbolos patrios que nos unen a todos los peruanos. No tenemos distinción de raza, no tenemos distinción de clase social, de sexo, ni de religión, todos somos iguales, con los mismos derechos que nuestra Constitución nos da.

Es una tema también para reflexionar sobre nuestros congresistas, nuestros ministros, nuestras principales autoridades.

También es el momento para unir a todos nuestros compañeros de trabajo, porque nos unimos bajo una sola bandera, que es la bandera peruana, un solo sentimiento, que no es únicamente en el momento de guerra y la defensa del país, sino en el momento de paz todos debemos estar unidos.

¿Desde cuándo lleva la escarapela?
Todo el mes de julio, así como en el mes de octubre se lleva el hábito morado, casi todo en el hospital Almenara llevamos la escarapela en el mes de julio.

¿Su familia cómo celebraba Fiestas Patrias en el Perú?
Mis padres se adecuaron muy bien a este país que los recibió con los brazos abiertos y les dio la oportunidad de tener sus hijos aquí e integrarnos, no solamente a sus hijos, mi mamá y mi papá también se integraron a las costumbres y respetaron todos los valores que tiene el Perú, que es un país bello y es receptivo. Mis padres emigraron buscando un mundo mejor y lo encontraron en el Perú, y por eso se quedaron aquí y sus hijos estamos al servicio de este país.

¿Cuántos hijos ha tenido el matrimonio Miyasato?
Mi mamá y mi papá han tenido siete hijos, pero ahora solamente quedamos tres hermanos. Mi hermana mayor vivía en Japón y ha fallecido en ese país. Ella ha sufrido la guerra y la posguerra. En cambio nosotros nacimos después de la guerra, prácticamente yo nací cinco años después de la guerra.

¿Dónde nació usted?
Yo nací en La Victoria, yo soy de la Rica Vicky...

¿Hincha de Alianza?
Sí, soy hincha de Alianza.

Al frente del negocio de mi padre había un callejón de un solo caño, así es que yo conozco a mis amigas que vivieron allí. Fue  en un solo cuarto, donde tenían todo, cocina, cama, mesa, platos. Al fondo tenían un solo caño que servía para botar los orines, porque no tenían baño, llevaban su bacinica y después en la mañana botaban todo en el caño. En el callejón yo he conocido personas muy humildes, pero gente noble.

¿En esa época cómo ha sido la sociedad peruana?
Yo he conocido al Perú y a Lima de antaño, que desde niñas nos vestían con guantes, con gorrito y con carterita. En Fiestas Patrias, nuestros padres nos compraban ropa de invierno, con unos abrigos preciosos de peluche, teníamos unos abrigos muy bonitas, nos poníamos medias largas porque en esa época las mujeres no usábamos pantalones. Nos poníamos nuestra gorrito, nuestra carterita de charol y con nuestra platita ahí. Ha sido una época de la elegancia, nuestros padres se preocupaban y nos compraban ropa de invierno y de verano para cambiarnos.

Fue una época que en Fiestas Patrias nuestros padres cerraban su negocio, nos llevaban al circo, comíamos en la calle, íbamos al cine y nos llevaban a pasear, eran tres días que celebrábamos en familia, era una cosa que nunca me olvidaré y siempre he tratado de imitar a mis padres en ese aspecto.

¿Sus padres izaban la bandera peruana?
Claro, mi papá y mi mamá nos  enseñaron a querer y respetar  los valores peruanos. Así como en Japón , donde respetan y quieren al tennohaika, emperador, a nosotros nos enseñaron querer y respetar los símbolos del Perú. Siendo niños cantábamos el himno nacional del Perú y de Japón.

¿En Fiestas Patrias preparaban comida criolla?
No, mi mamá preparaba comida okinawense. Fue en la universidad donde yo aprendí a comer la comida criolla, en la universidad se aprende de todo, por eso se llama universidad, es universal.

¿Cómo fue la vida de su familia en La Victoria?
Vivíamos al frente del callejón. Mi familia tenía encomendería y detrás de la tienda había una cantina. Antiguamente, en la parte de adelante se vendía de todo, se abría el portón y allí había una cantina donde se despachaba el licor paradito, es decir, las personas no se sentaban, sino tomaban traguito paraditos frente al mostrador. Allí pedían su pisquito, su capitán, tomaban una copita y se iban. Cuando yo tenía cuatro años, mis padres me sentaban en el mostrador y yo conversaba con las personas que venían a comprar. Mi mamá y mi papá tuvieron la riqueza del diálogo, fueron carismáticos. Con el tiempo mi papá mejoró económicamente, compró un terreno en Balconcillo, construyó una casa, y nos fuimos a vivir allá.

¿Suele visitar La Victoria donde nació y vivió?
Sí, paso por allí, el lugar sigue igualito, parece que son propiedades que protege el INC y no se puede tocar.

¿Usted estudió en algún colegio japonés?
En el primer año de transición estuve en el colegio japonés Hoshi Gakko, allí había un Cristo que se cayó con los terremotos.

¿Primaria y secundaria?
En la Gran Unidad Escolar Isabel La Católica. Antiguamente, las grandes unidades, donde los mejores cerebritos ingresaban a través de un examen. Tenías que dar un examen para ingresar a una gran unidad escolar, mis padres se sentían orgullosos yo cuando ingresé y con orgullo les contaban a sus amigos.

Eran otras épocas, los profesores eran gente muy dedicada, de clase media alta, se entregaban a la enseñanza por vocación. Nos solo nos instruían, sino que nos educaban con cariño. Recuerdo a una profesora que actualmente es un personaje, se llama Peregrina Morgan, ella ha sido mi profesora en la secundaria. No solo ha sido nuestra profesora sino nuestra tutora. Yo era muy desordenaba, tenía todos mis cuadernos con orejas (risas), se doblan las puntas. Mis padres estaban tan ocupados en el negocio y no nos ayudaban ni en las tareas, si mi tutora no me decía nada no me hubiera dando cuenta de que mis cuadernos estaban con puntas dobladas. En lugar de llamarme la atención en mala manera, a mi tutora le salieron unas lágrimas y me preguntó si podía hacer mi cuaderno mejor. Y yo, al verla que ella lloraba por mis cuadernos en dos bimestres hice nuevamente todo  ordenado, y así aprendí a ser ordenada. Mi tutora me educó de esa manera, no me amenazó que iba castigarme sino de otra manera, y eso me conmovió, me esforcé para tener mis mejores cuadernos, y así logré ser la primera alumna en toda la secundaria. Fue mi mejor momento por educarme con profesoras catedráticas de la universidad. Enseñaban biología en la universidad y en el colegio.

¿Esa formación le permitió ingresar a la universidad?
Digamos que en esa época éramos jóvenes cuando salíamos del colegio, no teníamos ni 16 años, no era el tiempo en que te restringían la edad, tu podías comenzar a estudiar antes de los 6 años. En la universidad yo todavía era una niña, usaba medias cubanas, y los alumnos cuando ingresaban al salón lo hacían como tropel de los caballos y agarraban los asientos. Al estudiar en un colegio solamente para mujeres  no teníamos contacto con personas de otro sexo y ni de otro estatus, entrar a la universidad era un choque, los muchachos entraban corriendo a los salones y nosotras teníamos miedo, poco a poco hemos aprendido.

¿A los pacientes qué les dice por  Fiestas Patrias?
Que confíen en nosotros, nosotros vamos a cuidar de ellos, es nuestra misión. Que tengan la confianza de que si falta un medicamento de todas maneras vamos a conseguirlo o lo vamos a suplir con medicamentos de otro nombre.  En cuanto a las camas estamos trabajando para brindarles las mejores atenciones, estamos chequeando todos los días y todas las mañanas, viendo los detalles para modernizar.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso