Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Guía para recibir becarios de Japón
viernes, 14 de marzo de 2014 | 5:11 PM
Guía para recibir becarios de Japón
Galeria Imagenes

Por Natalia Iju Yreijo

Hace aproximadamente 7 años recibimos estudiantes en casa, en su mayoría japoneses, aunque también hemos recibido estadounidenses, franceses y noruegos. El primero de ellos fue Naotoshi Ichiki, arqueólogo de profesión, quien arribó a nuestras tierras para estudiar una maestría en la Universidad Católica del Perú y que ha logrado con mucho esfuerzo quedarse a vivir en Lima. Siempre estamos contactados con él. Viene a casa constantemente a conocer y guiar a sus compatriotas en la nueva aventura de vivir fuera del país que los vio crecer.

Muchos de los estudiantes han venido a nuestro hogar recomendados por amigos que ya habían tenido la experiencia de vivir con nosotros. En general gustan mucho de la vida en Perú y casi todos quisieran establecerse aquí después de estar algunos meses. Les gusta mucho interactuar con otros estudiantes y nikkeis de toda edad.

Intentamos que quienes viven en casa se apoyen mutuamente y se vean como hermanos, sean de la nacionalidad que sean y ha funcionado bastante bien. Consideramos que han sido bastante solidarios unos con otros.

Deseamos que se sientan como en casa y como parte de la familia, es por ello que almorzamos juntos y conversamos sobre su día y sus clases en la universidad, asimismo celebramos sus cumpleaños y logros obtenidos dentro de nuestra ciudad e intentamos invitarlos a nuestras reuniones y tanomoshis familiares.

A través de los años hemos identificado algunas de sus costumbres y hemos aprendido a convivir con ellos, felizmente no nos ha sido difícil, ya que se adaptan rápidamente a las costumbres de nuestro hogar. 

Les brindamos todo el apoyo necesario para que puedan tener tiempo de estudiar, divertirse y viajar. Se les brinda alimentación completa, lavado de ropa, servicios de internet inalámbrico, televisión con cable, habitación con baño privado y agua caliente.

Según nuestras experiencias es importante tener en cuenta lo siguiente:

Recogerlos en el aeropuerto a su llegada y darles la bienvenida. Previamente indicarles dónde deben esperar e intentar llevar un cartel con su nombre y que además tenga alguna característica especial para que lo puedan identificar rápidamente. Además es recomendable intercambiar fotografías para que puedan reconocerse con mayor facilidad, ya que en el aeropuerto, muchas veces, es complicado concentrarse en una sola persona.

A su llegada, los primeros días en Lima, les enseñamos a trasladarse, cómo ir a la universidad, tanto a pie como en transporte público, dónde están los principales bancos, museos cercanos y centros comerciales, el Mercado Indio para que hagan sus compras, el Centro Cultural Peruano Japonés, de estar interesados, que asistan a Shaberankai y Donguri, asimismo, si decidiesen hacer labor social, los contactamos con las personas idóneas en Organizaciones no Gubernamentales, para que tengan la oportunidad de conocer no sólo el lado moderno y lindo de Lima, sino también el otro lado, que consideramos es igual de importante que lo conozcan.

Con respecto a la seguridad, tenemos que advertirles que deben caminar siempre atentos. Si van a cruzar la calle, mirar a ambos lados antes, aunque estén en un paso peatonal o el semáforo indique que pueden cruzar. Además, de tener cuidado con los ladrones, sugerirles colocar la mochila siempre adelante, donde ellos puedan verla. No caminar muy tarde solos o a ciertas horas tomar taxis que sean considerados como seguros.

Brindarles algunos consejos para su desenvolvimiento en la vida diaria. Si deciden trasladarse en transporte público (combis), de ser considerado un lugar cercano pagar sólo 0,50 centavos, previo aviso al cobrador. Indicarles cuánto cobra un taxi, ya que no contamos con taxímetro, de un lugar a otro, y enseñarles a negociar el precio. Advertirles en qué contextos pueden aplicar la negociación. Asimismo, muestran interés en aprender las jergas peruanas. 

De la gastronomía peruana. Los japoneses, por lo general, gustan mucho de la comida peruana, por ejemplo, del cebiche, ya que el pescado es fresco y crudo. Por nuestra experiencia se deleitan con el arroz con mariscos, el ají de gallina, la comida fusión y la quinua, a ninguno de ellos les ha gustado el arroz con leche y al inicio algunos prefieren no comer arroz con pollo por la presencia del culantro, consideran que el sabor es un poco fuerte, sin embargo, con el transcurrir de los meses el paladar se les va acostumbrando. Por lo general, gustan de la comida peruana e intentan probar nuevos sabores, especialmente cuando viajan. Generalmente, sus programas académicos son de un año, por lo cual, a veces extrañan la comida japonesa y una vez por semana, preparamos Sashimi, pescado frito con Panko o en diversas formas y Misoshiru para que se sientan en casa. Hemos identificado también que cuando se les hace alguna pregunta al momento de comer, dejan totalmente esa acción para dedicarse por completo a contestar las inquietudes.

Sus costumbres en la mesa. Antes de ingerir los alimentos, hacen una reverencia diciendo Itadakimasu, después de hacerlo proceden a alimentarse. Al terminar sus alimentos, no suelen dejar ningún rastro de comida en el plato y al levantarse siempre mueven su silla acercándola a la mesa, además de llevar siempre su plato a la cocina.             

De sus viajes. A casi la totalidad de estudiantes les gusta de viajar por el Perú y por Sudamérica. Algunos de ellos aprenden en la universidad un poco de quechua que lo utilizan en sus viajes para comunicarse mejor y para negociar precios.

Fotografías. Les gusta mucho tomar fotografías a casi todo lo que observan: centros comerciales, playas, comidas, lugares turísticos, etc.

De lo tradicional. Les gusta comprarse polos de Inca Kola, además consumen mucho esta bebida gaseosa, a diferencia de los Estadounidenses, que no suelen ser de su agrado. En casa consumimos casi a diario chicha morada, la cual es muy aceptada por ellos, al igual que el jugo de Maracuyá.

Higiene. Siempre se bañan con agua caliente y al viajar buscan también que las habitaciones gocen de esta característica. No suelen salir de casa con el cabello mojado, porque, según nos comentan, es sinónimo de salir apurado y deben salir a tiempo siempre.

Sus delicadezas: Cuando llegan a casa siempre nos dan un omiyage.

De las palabras que ya no se utilizan en Japón. Existen muchas palabras japonesas que nosotros usamos en casa y que están extintas en Japón. Al escuchar que nosotros aún hacemos uso de ellas, les genera risa.

A varios estudiantes les ha interesado aprender a bailar salsa.

En cuanto a los varones japoneses, a muchos de ellos les interesa aprender a tocar Zampoña o Quena.

En cuanto a la despedida, organizamos un almuerzo o cena en casa con sus amigos más cercanos para desearles suerte y un buen retorno, asimismo los llevamos al aeropuerto, como si despidiéramos a un familiar nuestro.

Estas son algunas características de los estudiantes japoneses que vienen a nuestro país y que han vivido en nuestro hogar. He intentado expresar lo más usual en ellos, sin embargo, hay que considerar que cada uno tiene sus propias particularidades que los hacen distintos y únicos, por lo cual, debemos estar siempre atentos a sus necesidades e inquietudes para poder apoyarlos cuando sea necesario. 

 

Natalia Iju Ireijo

nataliaiju@gmail.com

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso