Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Los últimos proyectos de San Fernando
Empresa de los Ikeda Matsukawa cedió en el 2009 puestos gerenciales y ejercen liderazgo reservado desde el directorio
miércoles, 4 de junio de 2014 | 11:27 PM
Los últimos proyectos de San Fernando
Julio Ikeda (derecha) en el agasajo que se le hizo junto a Humberto Sato en el CCPJ en el 2013.

Por Christian Hiyane Yzena

«Ellos están al tanto de todo e intervienen directamente en las investigaciones o trabajos que efectuamos», confiesa una fuente a Perú Shimpo en relación a la familia Ikeda, propietaria de la reconocida marca San Fernando, sobre los últimos proyectos de innovación tecnológica que han aplicado con el asesoramiento de instituciones afines al Estado.

Algo que sorprende medianamente si tomamos en cuenta que la empresa se maneja a través de un CEO, Eliot Chahúan y tiene entre sus principales áreas a ejecutivos de confianza que no tienen ningún parentesco con el núcleo familiar. El gerente corporativo de marketing, precursor del nuevo cliché «Las nuevas familias», fue hasta hace poco Juan Pablo Klingenberger, hoy en la retailer La Curacao. 

En abril último, el ex-CEO de la empresa de «La Buena Familia» por más de tres años y medio, Rizal Bragagnini, que actualmente ostenta el mismo cargo en Quincorp, confesó su admiración por la forma en que empresas familiares, como es el caso de los Ikeda o Mulder, después de haber bregado duramente por décadas por el camino de la competitividad y la excelencia, confiaron la dirección ejecutiva a profesionales sin lazos de familiaridad y ajenos a la corporación.  

Esto comenzó en el 2009, cuando «los hermanos Ikeda decidieron que su exitosa empresa familiar debía dar el salto a las ligas mayores con el objetivo de alcanzar nuevos niveles de crecimiento. La familia cedió los puestos gerenciales y apostó por un liderazgo más reservado», señala Claudia Valdiviezo de Semana Económica.

Desde entonces a quienes vemos declarar en los medios de comunicación no son a los hermanos Ikeda sino a ejecutivos que ocupan puestos administrativos de confianza. Personas que han hecho suya la filosofía de la empresa y condicionan su labor al cumplimiento de objetivos y metas bajo estos parámetros. Tal como lo sostuvo en su momento Klingenberger.   

Humildad y esfuerzo de trabajo 

«Los Ikeda (dueños de San Fernando) no hablan. Pero son personas que lideran con el ejemplo. Todos en San Fernando somos de lo más puntuales y eso es porque ellos llegan antes que cualquiera de nosotros. Ellos transmiten mucha humildad y esfuerzo de trabajo. Yo he aprendido mucho en mi tiempo en esta empresa y me voy de San Fernando como una mejor persona», contó Klingenberger cuando recibió por tercera vez el premio Effie 2014 en el podio del Gran Teatro Nacional por el comercial «No es atún de pollo» dentro de la categoría de «Nuevos productos».

Gran parte del éxito de la labor publicitaria de los últimos tres años (2011, 2013 y 2014) de San Fernando responden a la labor de este con la agencia Circus Comunicación Integrada, a partir de slogans como «Jueves de pavita» y «Las buenas amilias». Toda esta estrategia nació de la respuesta que les dejó el trabajo de campo entre decenas de entrevistas con gente de la calle. «¿Qué es para ti la buena familia?, la mía pe», concluían. «De ahí nació el concepto de que todas las familias del Perú son buenas familias», refiere Valdiviezo en el portal Semana Económica. 

En el puesto tres a nivel mundial

Otra noticia destacable de San Fernando es la lección aprendida en base a la experiencia ganada. Pero no fue gratuita. El ejemplo de perseverancia de Julio Soichi Ikeda Tanimoto, el patriarca y fundador de la empresa que arribó desde Japón en 1927 y luego fue deportado y despojado de todos sus bienes en 1944 a los campos de concentración de Nueva Orleans, Estados Unidos, merece ser subrayada. 

Cuando se le dio la oportunidad de elegir en volver a su país natal o retornar al Perú, don Julio no lo pensó dos veces y regresó por lo que había perdido. Fue duro. «Mi papá daba vueltas encima de la cama como un perrito llorando, se preguntaba qué hacer, cómo nos iba a mantener», recuerda Julio Ikeda Matsukawa, el mayor de los hijos. Un primo les propuso criar aves y fue así como en 1948 la empresa nacería con 35 patas madres y cuatro patos machos reproductores en un terreno de la avenida Atocongo, hoy Tomás Marsano. Casi a pérdida y sin ganancia alguna, sobrevivieron por quince años.

En 1963 expande el negocio y se anima por la crianza de pollos parrilleros. De allí los logros se fueron dando en virtud a mucho esfuerzo, trabajo y perspectiva. «Gracias a Dios parte de la fortaleza de San Fernando es que los hermanos Ikeda han sido muy hábiles en este tema (alimentar al pollo). Una de sus principales fortalezas de la compañía es la crianza. Hace poco fui a una feria mundial en Estados Unidos y me impresionó ver que nosotros éramos referentes mundiales en crianza de pollos y el nombre de los hermanos está en el top tres del mundo de criadores», reveló el actual CEO de la empresa, Eliot Chahuán al diario Gestión. 

Ese conocimiento es de enorme utilidad para la empresa porque la rentabilidad de la misma depende en gran parte de la volatilidad del precio de los insumos como el maíz y la soya. «Tenemos que estar detrás de ese tema todos los días. Hay que ver los precios. Vigilarlos. Estamos atentos a las cosechas, al clima. Tenemos informes que revisamos muy al detalle y aprovechamos para jugar con los stocks. Somos el importador más grande de grano y eso lo usamos también a nuestro favor», agrega Chahuán.

Nuevos enlatados

Este mes de junio, la línea de enlatados de pechuga de pollo cumple un año y ya tienen el cinco por ciento de participación en el mercado de conservas. Pero la apuesta por este tipo de productos se ha ampliado con una amplia gama de recetas criollas todas ellas enlatadas como el estofado de pollo, tallarín saltado o el popular cau cau, entre otros más.

«Nuestra propuesta va enmarcada en tres grandes principios: practicidad, salud y sabor. San Fernando en el pasado estuvo muy enfocado en la venta de carne congelada y a granel. Ahora queremos ir un paso más allá y dar valor agregado a nuestra oferta con nuevos productos, formatos y empaques. Nuestra estrategia es poner los huevos en diferentes canastas para diversificar riesgos, ser mas rentables, predecibles y flexibles», señaló en su momento Klingenberger al suplemento «Economía» de El Comercio.

Mientras tanto, la empresa de La Buena Familia ya piensa en alcanzar el ocho por cient del mercado nacional de conservas. Hoy como ayer, pese a las ventas al exterior y cierta presencia en Bolivia, Colombia, Ecuador y Panamá, la prioridad sigue siendo el mercado interno. Como cuando don Julio Soichi optó por retornar al país, a seguir creyendo en esta tierra, pese al injusto despojo del que fue víctima.      

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso