Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Nuestro objetivo es profundizar las relaciones latino-okinawenses»
Andrés Higa Gibu, nikkei argentino, radicado en Okinawa
miércoles, 15 de abril de 2015 | 4:38 PM
«Nuestro objetivo es profundizar las relaciones latino-okinawenses»
Galeria Imagenes

Por: Rubén Kanagusuku

Graduado en Cultura Internacional en el 2013 en la Universidad de Meio en Nago-shi (Okinawa) y con un postgrado concluido en marzo pasado, Andrés Higa Gibu, nacido en Buenos Aires, Argentina, llegó a Okinawa en el 2007. Su finalidad es contribuir a la relación entre Okinawa y Latinoamérica, sirviendo de puente entre ambos para el entendimiento mutuo. En la siguiente entrevista nos comenta más al respecto.

¿Por qué tomaste la decisión de estudiar una carrera en Okinawa?

Al igual que el nikkei peruano Tadashi Ysa queremos quedarnos en Okinawa para profundizar las relaciones de los uchinanchus de esta isla con los de Latinoamérica. Porque todos los que se graduaron en Okinawa se fueron de Okinawa y así se perdió muchas veces el puente de conexión entre los dos mundos.

¿Cómo ven los okinawenses a los latinos?

Los latinos descendientes de uchinanchus son bienvenidos en Okinawa. Estuve trabajando de dekasegi en Naichi y sé muy bien que ya sea un latino o cualquier extranjero no son bienvenidos. En Naichi hay racismo y separación, pero desde que uno desciende en el aeropuerto de Naha ese racismo desaparece en el acto. 

El latino descendiente uchinanchu fue, es y será siempre bienvenido en Okinawa. Aquí, en Okinawa con un apellido uchinanchu (Arakaki, Shimabukuro, Kanashiro, Higa, Yamashiro, Tamagusuku, Kanagusuku) no se precisa tarjeta de presentación, se es bienvenido a cualquier parte que vaya. 

Aquí en Okinawa, cuando un descendiente uchinanchu se encuentra con su pariente, el pariente tiene la costumbre de decirle okaerinasai, es decir, bienvenido a casa. Conocí a muchos descendientes de emigrantes de Naichi (Kumamoto, Nagasaki, Kagoshima) que fueron a visitar a la casas de sus respectivos abuelos o parientes, pero no fueron bienvenidos, los atendieron en la puerta o estación de tren y los despidieron lo más rápido posible. Aquí en Okinawa es todo lo contrario.

¿Qué opinas del intercambio con los diferentes países donde hay descendientes de okinawenses?

Existen muchos programas de intercambio como las becas de Kempi y los diferentes programas de los Shi, Cho y Son, pero creo que se deberían aumentar la cantidad de becarios y más exactamente de becarios que son profesionales; es decir, no solamente a jóvenes veinteañeros, sino profesionales que ya tienen su trabajo o empresa en sus respectivos países.

¿Qué otros proyectos de intercambio se debería realizar?

Un intercambio de profesionales de todas las ramas existentes. Por ejemplo,  medicina, construcción, negocios, empresas, cocina, baile,  maestros de Latinoamérica a Okinawa y viceversa. 

Digo esto ya que viendo los más de 30 años de intercambio entre Okinawa y Latinoamérica han surgido muy pocos personajes que dieron buenos frutos que todavía estén participando y colaborando con la continuidad de profundizar los lazos latino-okinawenses. 

Como dije antes, se deberían dar becas a profesionales con la consigna de que luego de volver a sus respectivos a sus países continúen su trabajo conectado con el trabajo que realizó en Okinawa o Latinoamérica, según el caso, y seguir creando kouhais, es decir, sucesores, para enviarlos de nuevo para el programa de intercambio, y así sucesivamente.

¿Qué opinas de la situación actual del gobierno de la prefectura de Okinawa?

Actualmente tenemos como gobernador a Onaga-san, un gobernador que está en contra de la construcción de más bases norteamericanas. Por ese motivo, el gobierno de Tokio ha reducido el presupuesto anual de Okinawa. 

Actualmente, Okinawa la está pasando económicamente mal, se ha parado la construcción y todo tipo de planes de obras, desde construcción de caminos a viaductos o protecciones antitsunamis.  

Onaga-san lleva aproximadamente un año en el poder y le quedan tres años para acabar. Por ese motivo, a Okinawa le quedan tres largos años de «vacas flacas» y todo ese sufrimiento lo pagará el pueblo reprimido por Tokio y los norteamericanos.

¿Visitaste Perú?

Fui a Perú en el 2012. Siempre escuché de la fantástica colectividad nikkei. Estando en Argentina, muchos uchinanchus argentinos luego de visitar Perú volvían admirados después de haber visitado a la comunidad nikkei peruana, por su unión, por su orgullo de ser nikkei y por el maravilloso kenjinkai (AOP), el colegio La Unión, el Centro Cultural Peruano Japonés, el AELU y muchísimos edificios y entidades que llegaron a construir. Por ese motivo siempre quise ir a visitar el Perú y fue realmente admirable. 

Por otra parte, quedé sorprendido por la gran cantidad de nikkeis que practican el canto y la música. Son prácticamente artistas profesionales con un gran futuro, ya que lo hacen de corazón. Desde aquella vez siempre me quedé pensando en por qué no construir un programa de becas especiales para el canto y música para venir a especializarse en Okinawa. Esto es muy posible, una prueba de ello es el gran senpai peruano Alberto Shiroma, el gran integrante del grupo Diamantes. 

Entre otros latinos que llegaron a triunfar en Okinawa están las dos argentinas Vanesa Oshiro y Claudia Oshiro.

¿Qué proyectos tienes a futuro?

Al igual que Tadashi, nuestro objetivo es profundizar las relaciones latino-okinawenses mediante el aumento de programas de becas, número de becados y aumentar el número de acuerdos entre universidades latinas. 

Un gran proyecto que tenemos pensado es la creación de un Centro Cultural Latinoamericano para que haya un lugar de recopilación de información para resolver problemas de comunicación entre Okinawa y todas las comunidades latinas okinawenses. Un centro en donde cualquier latino-okinawense sirva de consultorio para resolver sus problemas y dudas. 

En fin, crear el Centro Cultural Latinoamericano en Okinawa sería la gran base para construcción del mundo uchinanchu del siglo 21, y para la verdadera unión de «Todas las Okinawas», es decir, la isla madre de Okinawa y las comunidades okinawenses de Latinoamérica.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso