Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Jessica Uesugui Isagawa: una mamá a tiempo completo
lunes, 11 de mayo de 2015 | 2:18 PM
Jessica Uesugui Isagawa: una mamá a tiempo completo

Por Grace Gálvez Núñez

Jessica Uesugui Isagawa tiene 39 años y es madre a tiempo completo. Ella es feliz dedicándose al cien por ciento a sus cuatro hijos Hiroshi y Kioshi, gemelos de 14 años; Saemi de 12 y Akie de 4. Está casada con Rubén La Torre Carrasco y juntos forman una gran familia que tiene como valor fundamental la unión, puesto que esa es la enseñanza que le dejó a Jessica su obaachan Toyo, natural de Okinawa, y su madre Norma.

¿Siempre quisiste tener una familia grande?

Sí, siempre, porque en mi casa solo éramos dos: mi hermano mayor y yo. Él me lleva por cinco años, y cuando cumplió 18 años se fue a Japón y yo prácticamente he crecido como hija única. Entonces yo siempre me decía: «Qué triste es la vida de dos. El día que yo me case, voy a tener más de dos hijos, para que mis hijos tengan con quién conversar, para que puedan jugar y compartir».

Y cumpliste tu deseo con dos parejitas.

Sí, dios me dio la bendición de tener gemelos y allí nomás me embaracé de Saemi. Pero siempre pensaba que los dos mayores se acompañaban, jugaban, y mi hija iba a estar solita porque era mujer. Entonces pensaba: «Algún día voy a tener otra hija», y luego de siete años tuve una mujercita, Akie.

¿Y tu esposo cómo se siente?

Él feliz de tener a sus cuatro hijos. Él es muy amigo de sus hijos, los apoya bastante por lo mismo que son deportistas (Hiroshi y Kioshi), se dedica a llevarlos y traerlos cuando tienen partidos. Practican fútbol como seleccionados de la AELU, donde se inculca bastante la cultura peruano-japonesa y las costumbres. Y Saemi pertenece al elenco de danza de Perú Nikkei Ritmos y Colores del APJ. Los tres estudian en el colegio La Victoria.

¿Cómo te organizas para cuidar a tus hijos?

Desde que eran pequeños tuve la ayuda de mi mamá, pero hora que están grandes es un poco más fácil porque los tres mayores hacen sus cosas solos. Igual yo soy bien dedicada a ellos, no trabajo porque estoy dedicada a ellos. 

Desde temprano me levanto a hacerles la lonchera, el desayuno, mandarlos al colegio, estar pendiente de si entrenan, si tienen partido, si mi hija si tiene ensayos o presentaciones, la pequeña con las tareas, estoy muy pendiente de los cuatro.

Eres mamá a tiempo completo, eso ya no se ve en estos tiempos.

Justo eso me comentaba una profesora, que me decía: «Jessica, usted ya no existe, usted vive solamente para sus hijos», porque los atiendo, incluso los fines de semana no salgo con las amigas, voy a todos sitios con mis hijos y mi esposo. 

Nuestra rutina los fines de semana es ir al ensayo de mi hija o recoger a mis hijos de AELU, y los domingos almorzamos juntos. Esa es mi vida, y yo feliz y orgullosa de mis hijos. Para la mamá no hay domingos, no hay feriados, porque siempre estás pensando en ayudarlos.

¿Cómo pasas el Día de la Madre usualmente?

Cuando estaba viva mi obaa, la mamá de mi mamá, nos reuníamos con mi mamá, con mis tíos, primos, sobrinos y con mis hijos, que son la alegría que la familia. Mi obaa ya no está, pero ella siempre nos sembró eso, la unión en la familia, y siempre estamos juntos en las fechas especiales.

¿Qué recuerdos tienes de tu obaa?

Los mejores. Ella ha sido muy cariñosa con todos los nietos, siempre dándonos enseñanzas, aconsejándonos, siempre con su sonrisa. Ella nos enseñó la unión, estar todos juntos, y que si éramos 20 y teníamos una manzana, esta se partía en 20 pedazos y todos comíamos.

¿Y qué le agradeces a tu mamá?

La formación que me ha dado. Ella siempre me decía: «Tú, a donde vayas, vas a ser una señorita por tus cuatro costados». Ella ha sido muy recta conmigo. Siempre me vestía bonito y me daba mis gustos, pero no me dejaba tener enamorados ni ir a fiestas, y yo le agradezco porque siento que gracias a ella ahora tengo un esposo que me respeta y una familia sólida y constituida.

Mi papá falleció cuando yo tenía 11 años, y mi mamá ha sido padre y madre para nosotros, ella nos ha sacado adelante sola a mí y a mi hermano. Era costurera y cocinera, gracias a eso y con la ayuda de mis tíos que siempre nos apoyaron, salimos adelante.

¿Qué es lo más bonito de ser mamá?

La sonrisa de mis hijos, cuando me miran con cariño y agradecimiento cuando les brindo algo, eso es lo más reconfortante que ellos me pueden dar.

¿Esperas algún regalo especial hoy?

¡Que se porten bien! (risas). Una mamá nunca espera algo material, solo que los hijos les den el abrazo más fuerte y muchos besos; más que zapatos, carteras o un par de aretes, es el cariño lo que uno espera de los hijos.

Envía un mensaje por este día.

Ser mamá es lo mejor que a uno le puede pasar, que tengan un feliz Día de la Madre, y no se queden con un hijo, tengan más, y vivan todos en unión y en armonía. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso