Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Actualizar base de datos y captar nuevos socios son los proyectos de César Motozono
Presidente de Perú Fukuoka Club
viernes, 2 de octubre de 2015 | 6:34 PM
Actualizar base de datos y captar nuevos socios son los proyectos de César Motozono

Por: Ciria Chauca Falconí

César Motozono, presidente de Perú Fukuoka Club, explica sus proyectos como máximo representante de las instituciones. Además, da a conocer su apreciación sobre la colectividad nikkei.

¿Qué significado tiene ser presidente institucional?

Para todo descendiente de inmigrantes es un gran honor y a la vez es una gran responsabilidad ocupar la presidencia de un kenjinkai, en mi caso la de Perú Fukuoka Club.  Esta elección me tomó por sorpresa, ya que apenas estoy participando en la directiva hace dos años.  Espero contar con el apoyo de todos los socios.

¿Cuáles son sus proyectos institucionales?

El primero es la actualización de la base de datos de nuestros socios y el segundo es la captación de nuevos miembros. Hay otros proyectos que son temas similares en todos los kenjinkais y que gracias al apoyo de la APJ, mediante su Departamento de Organización, bajo la dirección de Juan Yoshioka, se están desarrollando. 

En una jornada en la AELU  nos expusieron las herramientas tecnológicas que que podemos utilizar, como el internet. Además del Facebook, que ya lo tenemos activo, la APJ ha puesto a disposición de todos los kenjinkai un dominio para alojar una página web y un correo electrónico. Aún no tenemos página web, pero ya hemos habilitado el correo, fukuoka@kenjinkai.pe, que lo usaremos para estar comunicados con nuestros socios e instituciones de la colectividad.

¿Desde cuándo es socio de Fukuoka? 

Sinceramente, no sé desde cuándo. Mi papá siempre ha apoyado al club, pero nunca ha sido directivo. Él colaboró con el papá de Pedro Isayama cuando fue presidente. Ellos fueron amigos desde el colegio y no sé desde cuándo empezó a aportar por nosotros (somos 4 hermanos hombres y 1 mujer). En los últimos años, cada uno de nosotros lo hace individualmente.

En las actividades del club participo recién hace dos años, en gran parte por el agradecimiento a una beca que le concedieron a mi hijo. 

¿Su mensaje para los koreisha de más de 80 años?

Mis saludos a todos los koreisha. Esperamos que se encuentren bien de salud para rendirles un justo homenaje en el Keirokai de este domingo 4 de octubre. Los miembros de la directiva y del Comité de Damas lo hacemos con mucho cariño, pues gracias a su esforzada contribución ha sido posible la la continuidad del club. 

¿Cuántos socios tiene Perú Fukuoka Club?

Tenemos registrados unos 300 socios; pero, descendientes de inmigrantes fukuokanos deben haber muchos más. Casi ya no tenemos miembros issei. Los socios mayores de edad son en su mayoría nisei y sansei, incluso yonsei. Los representantes de la quinta generación (gosei) deben ser niños.

¿Hay mayor participación de los jóvenes?

Su participación se dificulta por diversas razones: estudio, trabajo o por empezar a formar familia. Estamos ensayando fórmulas para atraerlos. Este tema se está tratando en las Jornadas Interkenjinkai que promueve APJ. 

En nuestra directiva participan dos jóvenes, Aldo Gutiérrez como prosecretario, y  Kristy Takeshita, encargada de la Dirección de Jóvenes. Ambos fueron becarios de los dos últimos años en universidades de Fukuoka, Japón.

¿En su institución hay cambio generacional?  

Sí, desde hace tiempo. Se fue dando espontáneamente, cuando los miembros fueron mostrando madurez en llevar las riendas de la institución. Primero de issei a nisei, luego de nisei a sansei. 

En Perú Fukuoka Club hay varios expresidentes de la tercera generación: Juan Yoshikay Tomita, Enrique Baba Matsuda, Eduardo Yshikawa Nakashima, Armando Ouchida Noda, Pedro Isayama Nishimura... Yo también soy.

¿Fukuoka otorga becas?

Sí, por supuesto. La prefectura de Fukuoka nos ofrece dos tipos de beca, una cultural, para niños de 12 años. La otra es para jóvenes, corresponde a una pasantía de un año en una Universidad de Fukuoka sugerida por el becario. Ambas becas son integrales.

Creo que estas becas son fundamentales para motivar a los jóvenes y para mantener vigente el club. 

La situación social, cultural y económica de nuestros ancestros aquí es muy distinta a la situación que vivimos hoy. 

Las becas ayudan sobremanera a mantener la relación con el origen, con el lugar de procedencia, con la sangre, con los valores y la cultura. 

¿Cree que las nuevas generaciones deben conservar la cultura japonesa?

Diría que sí, en la medida de las posibilidades de cada familia, pero esto depende de cuán relacionados estemos con alguna institución nikkei. En mi caso, soy exalumno del colegio La Unión (promoción 81) y la mayor parte de las tradiciones y la cultura japonesa las aprendí ahí. Al terminar el colegio ya no tuve relación con ninguna institución nikkei hasta que mis hijos ingresaron al Ceine Santa Beatriz, donde los iniciaron en la cultura japonesa, ahora, por ejemplo, celebran actividades como el Matsuri, que en mis tiempos no se celebraba.

¿Sus hijos le preguntan sobre Fukuoka?, ¿saben lo que es ser nikkei?

Mis hijos no me preguntan sobre Fukuoka, más bien yo le pregunto a mi último hijo, que tuvo la oportunidad de acceder a la beca de 12 años, qué actividades hacen los becarios de los diferentes países, pues visitaron lugares turísticos y también colegios.  

En 1989 estuve como dekasegi en Yokohama, y por ese motivo me preguntan cómo es Japón. Sin embargo, no tuve la oportunidad de conocer Fukuoka.

Lo que es ser nikkei sí lo saben porque están estudiando en el colegio La Unión, en donde además del idioma japonés también les enseñan la cultura

¿Cómo ve el futuro institucional?

Es difícil predecir.  El club se mantiene por el aporte, el apoyo, el trabajo y la voluntad de los socios, así como por la invalorable ayuda del gobierno prefectural. Desde mi generación (sansei), la realidad que vivimos es muy diferente a los problemas y motivaciones que vivieron nuestros ojiichan, e incluso nuestros padres. Los kenjinkai tendríamos que reinventarnos, someternos a un proceso de reingeniería para seguir prosperando.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso