Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Un modelo de pasión
(Dedicado a Carlos Chinen)
sábado, 31 de octubre de 2015 | 6:35 PM
Un modelo de pasión
Galeria Imagenes

Por: Isaac Higa Yara

«Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿qué valdría la vida?»

(Jacinto Benavente)

Me lo imagino en el cafetín de su papá, sentado, mirando cómo su progenitor usaba las cajas de cigarros para llenarlas de otros abarrotes. Quizá allí nació la afición que, desde los 9 años, ha venido cultivando metódica, paciente y apasionadamente.

A poco de cumplir 60, sus ojos no han dejado de ser los del niño curioso que tomaba un montón de piezas y luego de algún tiempo las convertía en una réplica a escala de un avión, un carro, un barco, un tren, o lo que fuera.

Arquitecto de profesión y experto en el diseño de centros comerciales, en uno de los cuales se encuentra precisamente el museo que lleva el nombre de su familia, Museo Chinen (Plaza Lima Norte), y es también donde nos reunimos para conversar sobre su hobby.

Carlos ha armado unos 200 modelos. Tiene en su museo más de 1500 piezas y me comenta que hay esparcido por otros lugares de Lima unas 3000, que espera juntar en un proyecto, como una exposición, donde los aficionados se reúnan, departan y también transmitan su arte a las futuras generaciones, a los jóvenes que están más entusiastas de usar sus dedos sobre pantallas planas 2D que en crear formas y volúmenes en 3D.

Para los neófitos como yo, el mundo de las réplicas a escala se abre como un horizonte desconocido. No es solo comprar una caja, seguir las instrucciones, armar y dejar el modelo listo para que lo vean. Bueno, eso era lo que yo pensaba. Este pasatiempo va mucho más allá. Buscar el modelo, entenderlo, iniciarlo, estar concentrado, unirse a él y finalmente concluirlo. Allí viene ese momento mágico que Carlos denomina «contemplación». Es la conexión con el modelo terminado, es trasladarse al momento que vivió ese avión o ese tanque, es imaginarse la escena en vivo, es estar presente allí con todo su ser. Ese momento de contemplación es la recompensa silenciosa para un apasionado.

Pero no solo es ello. Carlos es un erudito en historia, conoce cada uno de sus modelos, sus nombres técnicos, a qué país le perteneció, en qué batallas o combates participó, sus puntos fuertes y débiles y por supuesto el contexto histórico en que se desenvolvió. Conversar con él es como recibir una clase de historia moderna, llena de anécdotas, detalles y sobre todo viendo a los protagonistas tras la vitrina. Así, cada modelo guarda el rigor histórico debido, se consideran los detalles del desgaste de la pintura, el color exacto que usaba tal ejército o incluso lo impactos de bala. Todo ello es parte de la enseñanza que nos deja cada pieza.

En su museo, único en el Perú y quizá en el mundo, hay de todo, inclusive una vitrina dedicada a aviones peruanos, entre los que destaca una réplica del que piloteaba nuestro héroe Quiñones, y cuya preparación demoró 10 años. ¡A ese nivel llega esta pasión! Esos modelos no se venden en caja, sino que se construyen tomando las medidas de los originales y copiando cada minúsculo detalle.

En el recorrido me habla sobre los aviones de pasajeros, a los que les tiene más cariño, sobre el Mustang y sobre el avión japonés Zero. La gran mayoría de los modelos allí presentados le pertenecen, pero muchos de ellos han sido armados por encargo. La afición también es una forma de unir a las personas y no solo se construyen modelos, sino también amistades con las que se comparte esta pasión. Carlos encarga el armado a varios amigos, no sin antes haberlo iniciado y dado su toque personal, y en el proceso lo supervisa, da su opinión y sugiere respetar el rigor histórico.

(Vemos un barco de los Estados Unidos que participó en la Segunda Guerra Mundial y me explica que el color anaranjado sobre el color gris ha sido pintado a propósito porque representa el óxido del metal).

Mientras estamos frente a la vitrina de La Guerra de las Galaxias y de Viaje a las Estrellas escuchamos a un papá y a su hijo que cerca a nosotros conversan, y podemos sentir la emoción y curiosidad del menor y también la emoción del padre mientras le va leyendo los nombres de los modelos. Carlos luego me confiesa que es muy grande la alegría que siente cuando sabe que ha colaborado en crear un diálogo entre dos personas, entre un padre y su hijo. Es una felicidad comparable al momento de la «contemplación». Y Carlos se siente feliz de ser parte de la historia de dos personas, al menos por un instante.

Me viene a la mente la palabra «conexión». Tal vez todo tiene que ver con ello, conectarse con su pasión, conectarse con el modelo, conectarse con los que los arman, con la historia, con las personas que lo visitan, con los diálogos y de esa forma conectarse con el mundo. 

Hay que estar loco para hacer esto, me comenta antes de concluir nuestro recorrido. Sin duda alguna, le contesto. 

Su familia es feliz viéndolo ocupado y entusiasmado. Muchas veces recibe personas de otros países que se quedan maravillados con la exposición. En el Perú, hay muchas personas también dedicadas, pero quiere que las nuevas generaciones se animen a conocer este pasatiempo y a conservarlo.

Finalmente, frente a la exquisita réplica en madera de la corbeta Unión, le pido un consejo para mí, como padre de familia. «Koki, respeta a tus hijas y permíteles descubrir su vocación, que se descubran a sí mismas, que se quieran, así serán felices». Y me lo dice él, que es un niño de casi 60 años, feliz, siempre apasionado, y de quien podemos aprender no solo de historia, sino sobre todo de la vida misma, la buena locura, la amistad y el amor.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso