Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Luz Maestra
Solo un año le bastó a la profesora Luz Tarazona Sánchez para admirar la ejemplar conducta de padres y pequeños del colegio Santa Beatriz, en 1975. Conozca la historia
lunes, 30 de noviembre de 2015 | 6:57 PM
Luz Maestra
Galeria Imagenes

Por: Christian Hiyane Yzena

La maestra Luz Dolores Tarazona Sánchez (64), natural de Ocros, región Áncash, tiene mucho que contar. Mientras rebusca en su memoria algún rasgo físico que distinga a uno o varios de los niños que educó en 1975 en el colegio Santa Beatriz (Jishuryo) evoca: «Meilin Moromisato hablaba mucho y Mario Goto era el más tranquilo, educadito, con su mandil. Doris Ishikawa, la más calladita. Su mamá era japonesa», recuerda.

«¿Y cómo llegó al colegio de Lince?», le pregunto. «Gracias a una profesora que tuve en la Universidad Federico Villarreal, encargada del curso de Didáctica de la Educación, Matilde Isabel Díaz de Ampuero, esposa del entonces senador de la República, Esteban Ampuero Oyarce», responde.

La profesora Tarazona formó parte de la primera promoción de la Facultad de Educación, en la especialidad Preescolar, y se graduó en 1971. Al año siguiente, ingresó a la que sería su primera escuela como docente, Nuestra Señora de Consolación en el Rímac, hasta 1974, junto a dos colegas más, América Massa y Elena Rodríguez. Posteriormente, se trasladó a Santa Beatriz. 

Fue un año intenso, con muchas novedades en la parte educativa. Por entonces, Jishuryo estaba en reorganización y fue Díaz de Ampuero la responsable de llevar la transición. La sensei Tarazona tuvo bajo su responsabilidad a un nutrido grupo de niños de descendencia japonesa que estaban aprendiendo a vivir, en la labor la acompañó la auxiliar Sofía. A todos los recuerda con especial cariño.

NAKASONE, SANO, MIYAGUSUKU, NISHIMURA Y GIBU

Rememora a Héctor Nakasone como el niño de los ojos vivos y negritos, hijo de farmacéuticos. De Jorge Sano le llamó la atención su alta estatura y de Óscar Miyagusuku Oshiro, el hermano mayor universitario que lo recogía a la salida de clases. A Maribel Nishimura Doy, como la más pequeña y traviesa y a «Carito» Gibu, como la más gordita.

Entre el colegio católico en el que impartía clases y la escuela de Lince existían diferencias que observó con atención. Reconoce, con humildad, que de todos los centros educativos en los que laboró siempre aprendió algo. 

«En Nuestra Señora de Consolación estaba prohibido que los padres ingresen al colegio en horas de clase. En Santa Beatriz podían entrar en cualquier momento. En ocasiones, me topaba con los padres viéndonos desde afuera. Creo que eso estaba bien porque podían ver lo que estaban haciendo sus hijos. En general, todos eran muy calladitos, muy sencillos», señala.

ÚTILES, SANITARIOS Y COMIDA JAPONESA

Otra cosa que le llamó la atención fue el aprovisionamiento de útiles escolares que estaban dentro de una gran dispensa. Lo usual era el armario en el aula dentro del cual se guardaban lo que los alumnos necesitaban. En Jishuryo, se almacenaban todos los útiles en un gran depósito, y cuando se requería de algún artículo quien estaba encargado de traerlos era un tal «don Víctor». Todo se adquiría de la librería Ono.

Fue aquí también que vio los sanitarios pequeños, ideales para los niños, desde lavatorios, cañitos y urinarios, así como los juegos recreativos apostados en la arena. Hasta a los servicios higiénicos llegaban de la mano de una niñera. Otra cosa que le sorprendió fueron los alimentos que tomaban, entre sushis, makis y tempuras, solo gastronomía japonesa. 

En 1976, gracias a la gestión de su padre, es nombrada por el Ministerio de Educación, por la USE Zona 02, y trabaja arduamente en un centro educativo del distrito de Independencia, el CEI 314 Túpac Amarú. Fue así como de manera intempestiva tuvo que dejar a los niños de Santa Beatriz. «Fue una experiencia enriquecedora. Los dos colegios (Nuestra Señora de Consolación y Santa Beatriz) me sirvieron de base. Aprendí mucho de la puntualidad, organización, respeto a los padres y del padre a los maestros». Ese ejemplo la acompaña siempre, y trató de aplicarlo en los colegios en donde ejerció la docencia. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso