Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
La Navidad para Nao Nabeta es recordar las ricas preparaciones que hacía su obachan
lunes, 28 de diciembre de 2015 | 7:25 PM
La Navidad para Nao Nabeta es recordar las ricas preparaciones que hacía su obachan
Galeria Imagenes

El primer recuerdo navideño para Nao Nabeta tiene que ver con la posibilidad de reencontrarse con todos. Después de cenar temprano, a las 10:00 de la noche, los niños se iban a su cama, para esperar la llegada de medianoche y abrir los regalos. Luego, cada uno partía a diferentes lugares. 

Nao recuerda que su familia festejaba la Navidad con los Kaneku y los Hirata, «no eran familias cercanas, sino familias de cariño, porque son nuestros padrinos». Evoca además a Marcos Hirata, quien lo acercó al mundo de la pirotecnia, «siempre ha sido mi primo modelo, en todo sentido, en la vida profesional, en el dibujo, en cada una de las cosas que hemos emprendido, siempre tuve una imagen de él». Marcos, nos cuenta, falleció hace un año. 

El día 25, los Nabeta celebraban Navidad con la familia Goto. «Cuando todavía la casa de mi abuela estaba en pie, estaba ubicada en la esquina de Petit Thouars con Risso, allí nos reuníamos». Esa fecha, cuenta Nao, le servía para deleitarse con los platos más ricos que solía preparar su obachan Tsuruyo Goto quien «preparaba el sekihan, un plato tradicional japonés consistente en arroz cocido al vapor y frejol rojo. Mis tías preparaban causa, cebiche, ensalada», apunta, y a la vez indica que él yo no era de comer mucho pavo. «Mi papá sí. En la mañana del día 25, íbamos a casa de nuestros padrinos para desayunar con pavo».

Además, señala que la Navidad es una ocasión de reencuentro con las familias y los amigos más queridos.

«Ahora ya hemos crecido, cada uno tiene familia, pero siempre tratamos de conservar la costumbre de familia reunida». 

Recuerdo

Al recordar que en octubre de este año su obachan Tsuruyo Goto ha cumplido 99 años, nos cuenta que en esa fecha se han preparado las más riquísimas comidas. «Mi tío Javier ha heredado de mi obachan la cualidad de preparar el más delicioso sekihan».

Desde hace algunos años, Tsuruyo Goto reside en la Casa de Reposo Emmanuel, en Ventanilla, «es un lugar donde está muy bien cuidada», asegura Nao, quien señala que el 25 su obachan recibirá la visita de sus hijos, nietos y bisnietos. «El día 25, mis tíos y mis primos vamos a desfilar por la Casa de Reposo Emmanuel para saludar a nuestra obachan».

Saludo navideño

Su mensaje estuvo dirigido a las obachan y ojichan que residen en Emmanuel, a quienes les envió un saludo muy grande. Además, agradeció a todos los issei, nisei y sansei, «que son la base de lo que todos somos ahora, así como a la Asociación Peruano Japonesa, la Asociación Estadio La Unión, la Asociación Okinawense del Perú, gracias a ellos somos la colectividad peruano-japonesa. Aprovecho la Navidad para agradecerles», manifiesta.

Nao Nabeta está casado con Caroline Gibu y es papá de Naemi. Se desempeña como jefe de Planeamiento y Control de Producción en el Grupo Celima Trébol. Institucionalmente, se ha desempeñado como presidente de la comisión celebratoria del 100.o aniversario de fundación de Perú Fukushima Kenjinkai.

 

«La Navidad es una celebración familiar»

En cada Navidad, Ushi Gibu ha sido el núcleo para la reunión familiar. «Cuando era pequeña, la celebración navideña con mi mamá y mi papá era muy rápida, porque íbamos a la casa de mi abuelita Ushi para festejar el nacimiento de Jesús en compañía familiar, con mis tías, mis tíos, mis primos, y cenábamos los platos que llevaba cada familia», narra al recordar la Navidad en esa etapa de su niñez.

«Realmente ha sido una Navidad feliz, bulliciosa, con mucha diversión y muchas carcajadas. Mi obachan ha sido el punto central para compartir una celebración familiar», remarca. 

Siendo niña, Caroline disfrutaba al escuchar el diálogo familiar, especialmente de sus tíos, «no les entendía, pero me gustaba escucharlos, por eso siempre me interesó la Navidad», reflexiona.

Ahora que ya es mamá, y ha fallecido la obachan Ushi, Carito desea que su hija Naemi conserve el concepto «de un grupo familiar muy unido, que nos apoyamos mutuamente, que nos reímos, nos queremos».

En más de una oportunidad, la familia Gibu ha pasado la Navidad en el Callao, y aunque Carito no conoció esas celebraciones chalacas, sí sabía, por ejemplo, que su abuelita tenía una fábrica de galletas en el Callao. 

Ushi Gibu emigró al Perú desde la prefectura de Okinawa, formó su familia en Lima, y casi todos sus hijos nacieron en el Callao. Por eso, Caroline siente predilección por este lugar. En su saludo navideño a los niños y jóvenes chalacos, les desea no solo una navidad feliz, sino también optimista de que saldremos adelante del problema de la inseguridad ciudadana. «El Callao es una ciudad con muchas atracciones en turismo, en gastronomía, no es una sociedad con violencia, más bien hay que evitar que las noticias televisivas invadan nuestro concepto positivo de lo que es y puede ser el Callao», reflexiona la también Directora Ejecutiva y socia fundadora de Ciudadanos al Día (CAD).

De acuerdo con Carito, «hay que creer que la solución tiene que ser en conjunto, que tiene que haber mayor integración y participación ciudadana”, enfatiza.

 

«En Navidad celebramos el cumpleaños de Jesús»

Naemi Nabeta Gibu, de 5 años, coge la grabadora, y está lista para responder a la pregunta ¿qué es la Navidad?: «Es el cumpleaños de Jesús, quien nos cuida desde el cielo», dice con total seguridad y felicidad.

Explica que con su mamá, Carito Gibu, y su papá, Nao Nabeta, prenden las cuatro velas en los cuatro advientos «y cantamos». Entonces, empieza a cantar Señor, San José, en castellano y en quechua, poniéndole mucha alegría en cada estrofa. «Hemos cantado en mi colegio», cuenta, refiriéndose a una actividad realizada en su institución educativa actual, Santa Margarita. Naemi es exalumna del Ceine Santa Beatriz.

Relata que en su colegio ya festejaron la Navidad. En la presentación del nacimiento de Jesús, Naemi hizo el papel de «una ovejita blanca», con un disfraz hecho por su mamá.

Ella asegura que celebrará la Navidad con sus padres, su ojichan, su obachan y su tío Jaime Nabeta Goto, quien viene de Londres después de varios años. «Todos unidos le vamos a decir gracias a Jesús, por tener una bonita familia».

Naemi se despide de la entrevista con la canción Navidad, blanca Navidad».

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso