Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
La fecunda labor del congresista Ramón Kobashigawa
A punto de dejar el Parlamento, hace un recuento de sus iniciativas, que después se convirtieron en normas, sobre protección del patrimonio cultural, heterogeneidad, así como leyes de armas de fuego, inquilinos morosos y el reconocimi
lunes, 25 de abril de 2016 | 7:02 PM
La fecunda labor del congresista Ramón Kobashigawa

Por: Christian Hiyane Yzena

El presidente de la Comisión de la Cultura y Patrimonio Cultural, Ramón Kobashigawa Kobashigawa (Trujillo, La Libertad, 1939), está por concluir su mandato legislativo y tiene varias cosas por contar. 

Defiende el trabajo del parlamentario, a quien, a veces injustamente, se le acusa de «otorongo» o «improductivo». Estas calificaciones frecuentemente son por desconocimiento. Es necesario que la gente sepa cuáles son las funciones de un congresista al lanzar alguna crítica, y reconocer que a veces entre sus mismos colegas no hay una idea clara sobre cuáles son las funciones que tienen. A continuación, nos explica el trabajo que realiza, cómo nace una iniciativa parlamentaria y qué dificultades tiene en el camino.

«Mucha gente no sabe. Dicen: ‘‘Los congresistas presentan muy pocos proyectos’’. Primero, tenemos que partir de cuál es la misión de un congresista, cuál es su función. Su función es legislar, fiscalizar y representar. Entonces, hay congresistas que dan más prioridad a fiscalizar y forman parte de las comisiones investigadoras. Ese tema a mí no me atrae. Otros se dedican a elaborar proyectos de ley; otros se dedican a representar. Por eso, hay parlamentarios que elaboran poquísimas leyes, pero sí hacen trabajo de representación. Por ejemplo, se dedican a apoyar las gestiones para conseguir agua, desagüe, energía, escuelas, postas médicas para los pueblos. Pero si propones pocos proyectos de ley, les dicen: ‘‘Estos no hacen nada’’. A algunos temas, los medios de comunicación le dan poca importancia; por ejemplo, a la Comisión de Cultura no van ni siquiera los camarógrafos del Congreso. Los medios están en la Comisión de Ética».

¿Y usted en qué grupo se ubica?

He trabajado mayormente en las funciones de representación y en legislación. En materia legislativa, hemos elaborado como 11 normas que se han hecho realidad. Generalmente, la gente mide la producción del congresista por la cantidad de leyes o por la cantidad de proyectos de ley que presentó durante su gestión. En mi caso presenté muchos otros proyectos que se encuentran esperando ser debatidos en comisiones o en el Pleno.

¿Cuéntenos cómo trabaja un proyecto?

Primero tenemos que ver qué temas son necesarios impulsar. Por ejemplo, la ley de las licencias de armas de fuego. Entonces, nos ponemos de acuerdo, conversamos, revisamos la problemática, la legislación existente y llegamos a la determinación de que un año es muy poco tiempo para la vigencia de una licencia para portar armas. Mientras se esté desarrollando la gestión, son como dieciséis pasos que tienen que realizar los interesados, de manera que cuando expiden la licencia ya se venció nuevamente el plazo y tienes que volver a iniciar el trámite para el siguiente periodo. Fuimos a hablar con los funcionarios de la Sucamec (Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil) y llegamos a la conclusión de que tenía que ampliarse por lo menos a tres años. Ellos pensaban que con un año de vigencia la delincuencia iba a bajar. Pero la realidad es que el delincuente no tramita licencia. Los que sacamos licencia somos los formales, para defendernos, o a los que nos gusta la cacería o el deporte. Después, se recopila información de otras fuentes, se intercambian opiniones y se redacta el proyecto de ley.

Ahora tiene que enfrentar el debate

El primer paso es presentarlo a la bancada, que tiene su pull de asesores. Ellos lo vuelven a revisar bajos sus propios preceptos. Algunas veces no pasa y allí queda el proyecto. Otras es necesario efectuar modificaciones. Luego lo aprueba la bancada, en nuestro caso Pedro Spadaro o Cecilia Chacón. Con el visado, puedes recoger seis o más firmas de adhesión de la misma bancada. Con eso se presenta el proyecto de ley a la Oficialía Mayor del Congreso de la República. Pasa a la primera Vicepresidencia del Congreso, donde los asesores deciden la derivación de la iniciativa a la comisión que le corresponde de acuerdo a la temática del proyecto. En el caso de la licencia de armas, por ejemplo, fue derivada a la Comisión de Defensa, y si tienes suerte, lo dictaminaran. Yo tengo una iniciativa del año 2011 en la Comisión de Constitución y hasta ahora no lo han dictaminado. De repente, porque a la presidencia de la comisión no le conviene. 

¿Después llega a la respectiva comisión?

Una vez elaborado el predictamen se debate en sesión de la comisión y se aprueba o se archiva. Si se aprueba, pasa a relatoría para ser agendado en sesión del Pleno, donde pueden pasar de uno a tres meses sin debatirlo. Por ejemplo, en cada sesión plenaria nos reparten a cada parlamentario la agenda con aproximadamente treinta proyectos, los cuales no son debatidos en orden correlativo. El debate no sigue el mismo orden del previsto en la agenda y durante una sesión se puede llegar a debatir, aprobar o devolver a Comisión 5 o 6 proyectos. Y cuando menos te das cuenta, después de seis meses lo sacan de la agenda y ya no vuelven a aparecer.

¿Y la ley del registro de inquilinos morosos?

Esa ya está funcionando. Hay un registro de todos los inquilinos. Así, por ejemplo, si vas a alquilar tu casa al señor Ramón Kobashigawa, te reponderán: «¡Uy! Ni se te ocurra, porque a tal casa le debe 10 meses, etc.». 

¿Dónde consigo este registro?

El Registro de Inquilinos Morosos está a cargo del Poder Judicial. Es para los casos judicializados, en el sentido de que, si no pagas dos meses de alquiler, te desalojan. Vas al Poder Judicial y te registran. Si quieres alquilar un inmueble y previamente averiguar los antecedentes de tu posible inquilino, vas al Poder Judicial o lo haces por internet, y solicitas la información. Esta norma ya está aplicándose.

¿Y en lo referente a la protección de nuestro patrimonio?

Nosotros sacamos la ley para proteger Mocollope, un centro arqueológico que está en Chocope, unos 40 kilómetros al norte de Trujillo, y a raíz de eso se han iniciado excavaciones y se ha publicado un libro que se presentará el 29 de abril en Trujillo, y el 11 de mayo acá en Lima. El autor es el arqueólogo Régulo Franco, que es el descubridor de la Dama de Cao. Es gerente también del Centro Arqueológico El Brujo.

¿Lo de Mocollope lleva el título «de interés nacional»?

Que es como tener partida de nacimiento. El municipio de Chocope no podía invertir, porque es como si no existiera el centro arqueológico. Con lo de «interés nacional», ya es reconocido y por eso el municipio puede destinar alguna partida para que hagan excavaciones, coloquen seguridad y ya no sigan depredando las ruinas. Y también puede invertir el Gobierno regional, otro municipio, como el de Trujillo y también el Ministerio de Cultura. A parte de eso, puede percibir donaciones o apoyo de gobiernos, como el de Japón, que hizo lo propio con Kuntur Wasi. Y acaban de darnos un libro también sobre la textilería peruana, Tierra, agua, hombre y dioses, que está escrito en alemán por Uwe Carlson y Heiko Diestel. Queremos traducirlo.

Importante labor

Entre las normas aprobadas bajo su autoría están:

— Ley de Armas de Fuego (licencias) (Ley 30299)

— Declaración de interés nacional Mocollope (Ley 30298)

— Ley del Registro de Inquilinos Morosos (Ley 30201)

— Protección y preservación del idioma jaqaru, Tupe (ley 30153)

— Carretera Salaverry-Bolívar (Ley 30148)

— Protección Cerro Campana (Ley 30100)

— Festividad de Nuestra Señora de Guadalupe (Res. 127-2014)

— Festividad San Sebastián-Chepén  (Res. 162-2015)

— Virgen de la Puerta de Otuzco (Res. 065-2012)

— San Francisco de Asís, Huamanchuco (Res. 011-2016)

— Día de la Cocina Peruana

Asimismo, en Relatoría y listas para ser debatidos en el Pleno, se encuentran seis proyectos de su autoría:

— Ley general de cultura

— Ley depósito legal para la Biblioteca Nacional 

— Complejo arqueológico Huasochugo-Julcan

— Construcción del policlínico para la Sanidad PNP Trujillo

— Reforestación de los algarrobales y cañan

— Mejoramiento de la Carretera a Pataz

Pendiente de estudio y debate en las comisiones ordinarias se encuentra otro grupo de iniciativas de su autoría, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

— Ley de creación progresiva de despachos ad hoc especializadas para investigar y sancionar delitos contra el patrimonio cultural de la nación 

— Ley de promoción, investigación, rescate, puesta de valor y difusión de la historia y los usos relacionados del arroz

— Propuesta de modificar el lit. a) del artículo 81.° del Reglamento del Congreso, referente a reglas especiales para la aprobación de proposiciones de ley

— Propuesta de modificar el artículo 12.° del Reglamento del Congreso de la República refiriéndose a la elección de la mesa directiva del Congreso

— Ley que propone que las municipalidades de los centros poblados reciban directamente los recursos correspondientes al Fondo de Compensación Municipal (Foncomun)

— Ley general de bibliotecas

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso