Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
El recuerdo de la madre Josefina Saito
Gestora del Festival Arcoíris Musical de Jishuryo
viernes, 3 de junio de 2016 | 5:04 PM
El recuerdo de la madre Josefina Saito

Por: Katia Shiroma (*)

Imagino que al leer su nombre muchos serán los recuerdos que vendrán a la mente de los exalumnos de Jishuryo, de cuando eran pequeños y cantaban canciones infantiles en japonés con la madre Josefina Saito.

Queremos compartir y recordar las palabras que diera con motivo del X Festival Arcoíris Musical, en el cual participó como invitada. Su llegada desde Japón permitió, además, que nos acompañara en las celebraciones por las bodas de diamante de Jishuryo.

«Soy una religiosa, de profesión maestra, que tuvo como reto, a pedido del padre Kato, venir desde Japón para enseñar canciones infantiles japonesas a los pequeños niños, para cultivar en ellos el amor de Dios, enseñándoles a través de la música los valores de respeto, consideración y perseverancia.

Cuando enseñé, hace muchos años, era muy exigente porque sé que la vida no es fácil y hay que fortalecer el espíritu de los niños. Al comienzo cantaban con mucho esfuerzo, pero luego gozábamos al ver que este esfuerzo daba frutos. Siempre con disciplina, y pidiendo a los niños que ‘‘abrieran la boca’’, se lograba que poco a poco aprendieran canciones japonesas.

Ahora que he venido al Perú, después de muchos años, estoy contenta porque veo que los niños cantan alegremente canciones en japonés.

El haber venido a Perú y participar del Festival Arcoíris Musical es algo que ni siquiera soñé, pienso que es un regalo de Dios para mí. Quiero agradecer a Jishuryo, porque me han hecho muy feliz. Ya no trabajo enseñando a cantar en japonés, pero tengan por seguro que nunca he olvidado de pedir por el Perú y por todas las familias, esa será mi tarea para toda la vida», expresó Josefina Saito en su última visita al Perú, en el 2003.

No olvidaremos este mensaje, ni el maravilloso encuentro con Don Víctor en el patio del colegio, donde compartieron muchos recuerdos.

Y es que la madre Josefina Saito no solo enseñó a cantar, sino que también transmitió a lo largo de su vida un ejemplo de esfuerzo, trabajo y perseverancia. Ella inculcó los valores que los fundadores de Jishuryo dejaron como legado. Además, con mucha firmeza, logró que los niños y las maestras de Jishuryo aprendieran a entonar canciones en japonés.

Madre Josefina Saito, muchas gracias por haber sido gestora del Festival Arcoíris y por ser parte de la formación de los niños. Seguramente, ahora está formando en el cielo un coro de angelitos.

(*) Directora de Santa Beatriz

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso