Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«No perdamos las esperanzas para lograr un mundo sin armas nucleares»
Reflexión de Aldo Haji, presidente de Perú Hiroshima Kenjinkai
martes, 9 de agosto de 2016 | 6:31 PM
«No perdamos las esperanzas para lograr un mundo sin armas nucleares»
Galeria Imagenes

Perú Hiroshima Kenjinkai y la Asociación Peruano Japonesa rindieron homenaje a la memoria de más de 140 000 víctimas del bombardeo a Hiroshima, que lanzó Estados Unidos el 6 de agosto de 1945 durante la Segunda Guerra Mundial. 

La ceremonia por la paz se realizó el sábado 6, en un concurrido auditorio Ryoichi Jinnai. Resaltó la presencia de representantes de instituciones nikkei, y de un gran número de personas que voluntariamente se suman a la búsqueda por la paz mundial.

Abrió el programa Juan Carlos Niehbur Kakiuchi, maestro de ceremonia. De inmediato ingresó la venerable Jisen Oshiro, de la comunidad Zen Sotoshu, que ofició la ceremonia con Sengen Castilla y Juan Kanashiro. El coro de Baika del Templo Zuihoji acompañó su ingreso con una canción budista.

En el homenaje póstumo a las víctimas de bomba nuclear, los presentes recitaron estrofas para que los seres que se encuentran perdidos puedan encontrar su refugio.

Asimismo, recitaron el sutra Eko. «Que los méritos de esta recitaron se extiendan en las diez direcciones y en el pasado, presente y futuro para la paz de todos los seres», dijo Jisen Oshiro.

La ceremonia se hizo ante el altar budista, donde se colocan las ofrendas (kuyoo) de la luz, las flores, las frutas, los dulces y el incienso, que se emplean en todos los hoji (ceremonias memoriales) de la tradición japonesa.

Invitados por la venerable Oshiro, los asistentes hicieron ofrendas de incienso, Shoko. «La fragancia del incienso purifica a los participantes y el humo ascedente del incienso elevando nuestros pensamientos y oraciones a las víctimas de Hiroshima y de todas las guerras, rogando por la paz de todos los seres», fue la exhortación de Jisen Oshiro.

En otro momento Jisen Oshiro, lamentó el reciente fallecimiento de Jacinto Ono, expresidente de Perú Hiroshima Kenjinkai.

«Sigamos el ejemplo de Sadako Sasaki»

El presidente de Perú Hiroshima Kenjinkai, Aldo Haji, al dirigirse a los asistentes remarcó que el 6 de agosto del 2016 se cumplen 71 años del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima y «a pesar de la recuperación de la infraestructura y la economía, las huellas dejadas en cada una de las familias afectadas siguen presente, luchando día a día contra las enfermedades y los traumas causados».

Subrayó que es increíble que a pesar de las conocidas consecuencias que trae consigo el uso de armas nucleares, aún haya países que insisten en desarrollar este tipo de armas. Por eso es necesario de más esfuerzos que busquen convencer a las grandes potencias para prescindir de ellas.

Consideró, no obstante, que afortunadamente las iniciativas de algunos países como Estados Unidos hacen guardar esperanzas de que el desarme y la no proliferación de armas nucleares se logre poco a poco, como lo expresó Barack Obama en la primera visita de un presidente estadounidense a Hiroshima. «Nosotros conocemos la agonía de la guerra. Encontremos ahora el coraje para difundir la paz y lograr un mundo sin armas nucleares», dijo Obama.

En su reflexión, Aldo Haji pidió que no perdamos las esperanzas y «sigamos el ejemplo de Sadako Sasaki, símbolo de los esfuerzos de Hiroshima por promover la paz, y que luchemos por el desarme nuclear mundial».

«Mil grullas representan el sentir de Sadako Sasaki»

Miriam Yusa, presidenta del Comité de Damas de Perú Hiro¬shima Kenjinkai, agradeció a la Asociación Peruano Japonesa y a los diferentes kenjinkai «que participaron con nosotros en esta ceremonia por la paz, quienes a iniciativa de la APJ y aunándose a este deseo por la paz mundial, han colaborado a través de sus comité de damas en la elaboración de los sembatsurus (mil grullas de origami), que representan el sentir de la niña Sadako Sasaki».

Acentuó que esta niña, símbolo de la paz, padeció de leucemia debido a la radiación de la bomba atómica caída en Hiroshima. «Ella se puso a armar mil grullas pidiendo por su curación y por la de otras víctimas; y por la paz del mundo», dijo Yusa.

Aseguró que al igual que Sadako Sasaki «los nikkei del Perú expresamos los mismos deseos de bienestar de todos los habitantes de la tierra y el deseo de una paz duradera».

Expresó su gratitud a la Asociación Okinawense del Perú, Asociació Yamaguchi del Perú, Club Yamagata, Perú Ehime Kenjinkai, Perú Fukuoka Club, Perú Kumamoto Kenjinkai, Perú Miyagi Kenjinkai, Perú Tokyo Toyukai, Perú Toyama Kenjinkai, Perú Yamanashi Shinbokukai y Perú Hiro-shima Kenjinkai.

«Quienes participaron en la elaboración de los senbatsuru, que hoy adornan el pasillo principal de este Centro Cultural Peruano Japonés, y todas las persoans que de una u otra forma colaboraron en la organización de esta significativa ceremonia», manifestó Miriam Yusa.

Al finalizar la ceremonia por la paz, Perú Hiroshima Kenjinkai obsequió en agradecimiento dulces japoneses típicos de Hiroshima.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso