Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Los japoneses han aportado mucho a Lambayeque»
Periodista José Maeda Ascencio
miércoles, 11 de enero de 2017 | 7:58 PM
«Los japoneses han aportado mucho a Lambayeque»

José Maeda Ascencio es periodista, tiene un espacio radial titulado Tiro al blanco en Radio Kaliente y Radio Inspiración, en Chiclayo, programa decano regional; además de escribir para Lamula.pe del grupo La República. Descendiente de kagoshimanos, su abuelo Einosuke Maeda vino al Perú en 1898, a los 17 años, cargado de esperanzas y dejando cuatro hermanos y a su padre, Sodijiro Maeda (de casta samurái), en el Japón.

¿Llegó a conocer a su abuelo?

Sí. Yo tendría 6 o 7 años. Lo recuerdo anciano pero fuerte y alto, con 1.78 m de estatura; para su época, algo raro.

¿Cómo ve Chiclayo en la actualidad?

Chiclayo sufre la pérdida de su identidad integral. La inmigración andina la va desapareciendo en su arraigo cultural criollo y muchik (el idioma muchik significa identidad cultural).

Mas del 70 % de la población es inmigrante cajamarquina, aunque este fenómeno no es nuevo, se da desde principios del siglo XX.

Mi abuelo incluso se casó con chotana y casi todos los japoneses acá siguieron el mismo camino: se casaron con cajamarquinas.

¿Cómo está la seguridad ciudadana en Chiclayo actualmente?

A medias. Mucha delincuencia. La policía no se abastece, marcas por doquier y el tema de asesinatos por controlar las empresas azucareras. Allí también estoy metido yo, rechazando estos desmanes como accionista de Pucalá (la empresa azucarera más grande del norte)

Mi padre fue fundador de Pucalá y su presidente varias veces; en las mejores épocas, administrador de Batán Grande.

Sobre el libro Japoneses bajo el sol de Lambayeque, ¿usted o sus familiares colaboraron en la investigación?

El autor es mi amigo, el historiador Luis Rocca, que se enamoró de una morena en Zaña y decidió quedarse para siempre allí.

¿Cuáles fueron los aportes de los inmigrantes japoneses a Lambayeque?

Los japoneses han aportado mucho a Lambayeque y a Chiclayo en especial. Trajeron el transplante de arroz, por ejemplo, la nueva moda de cortar pelo con navaja de acero y diversas técnicas de horticultura. Un señor de apellido Takayama instaló la primera empresa de automóviles Ford en 1920.

Fundaron además la Sociedad Japonesa de Auxilios Mutuos. Fueron no más de 20 japoneses quienes compraron el terreno, construyeron y fundaron el colegio San Pedro. Mi abuelo fue uno de ellos. El colegio está cerrado actualmente. Allí enseñaban el idioma japonés.

La primera gran librería chiclayana fue El Bolígrafo, de un sobrino de mi abuelo, Roberto o Chikao Nakazaki, también natural de Kagoshima, abuelo del prestigioso abogado César Nakazaki Servigón.

La primera gran fotografia fue del Sr Nakagawa, un estudio fotografico

¿Cómo ve usted a la colectividad nikkei de Chiclayo en la actualidad?

Dispersa. Tratamos de revivir la colonia japonesa, pero casi todos los descendientes se fueron a Japón durante el tiempo del fenómeno dekasegi.

En 1981, mi hermano menor, Hernán, se fue al Japón. Durmió toda la noche en el aeropuerto de Narita y de allí salió a buscar trabajo. Fue un pionero del tiempo dekasegi. Dejó a su hijo mayor en Japón y mi sobrino, Einosuke, se casó con una dama japonesa. Tiene dos hijas japonesas, nietas de Hernán, a quienes aún no conoce. Añora a su hijo, a quien no ve hace dos décadas.

La experiencia con arqueólogos japoneses en Batán Grande

Mi padre fue inspector arqueológico del Instituto Nacional de Cultura.

En 1978, llegó un japonés joven, de 28 años, profesor de la Universidad de Princeton.

Mi padre lo recibió y perdí mi habitación también, se la dio a él. Pasé a dormir con mis hermanos. Mi padre lo quiso como a un hijo, lo apoyó, e Izumi Shimada se quedó 32 años en Batán Grande investigando la cultura Lambayeque, que mi padre y yo bautizamos y difundimos desde 1983 como cultura Sicán. Asistí a Izumi Shimada casi 20 años de mi vida. Aprendí mucho de él. Luego fue profesor en la Universidad de Harvard. En honor a esos estudios, mi hijo mayor de 30 años y psicólogo de profesión, se llama José Sicán.

Me hice muy amigo de los famosos arqueólogos japoneses Kazuo Terada (descubridor del templo de las manos cruzadas de Sechin) y del Dr. Yuji Zeki de la Universidad de Tokio. Y ultimamente, el arqueólogo Go Matsumoto, quien hizo su tesis doctoral en Illinois, hace mención sobre mi hipótesis de la adoración solar en la cultura Sicán.

¿Podría explicarnos brevemente sobre su artículo «El loche no es fruto prehispánico»?

El loche es fruto colonial, no prehispánico. Esa idea ha sido corroborada científicamente por el botánico Leopoldo Vasquez Nuñez de la Universidad Pedro Ruíz Galllo.

Lo que los arqueólogos llaman loche prehispánico no es sino el zapallito de monte, parecido al loche colonial que tiene la forma de lágrima con el pico un poco curvado. El zapallo de monte tiene cuello recto, el sabor es diferente también. Esto ha sido un golpe para los arqueólogos.

¿Algún mensaje para los lectores de Perú Shimpo?

Hace muchos años me visitó una comisión de jóvenes de Perú Shimpo. La primera conferencia sobre algarrobos la di en la Universidad La Molina gracias a la invitación de una amiga nikkei. La última campaña electoral, en la que apoyé a Keiko, fue por conversación y convencimiento de mi gran amigo el general Marco Miyashiro Arashiro. Desde Chiclayo, un saludo fraterno a toda la comunidad nikkei del país y en especial para Perú Shimpo.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso