Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Lo que más recuerdo de Okinawa es la calidez humana»
Harry Isa, embajador de Uchina de Buena Voluntad
lunes, 30 de enero de 2017 | 7:53 PM
«Lo que más recuerdo de Okinawa es la calidez humana»
Galeria Imagenes

Por: Rubén Kanagusuku

Recientemente nombrado Embajador Uchina de Buena Voluntad, Harry Isa fue uno de los cultores del sanshin en nuestro país. Fundador del grupo Haisai Uchina, por donde han pasado hasta cuatro generaciones de jóvenes. Asimismo, en el último seiyukai de Perú Kitanakagusku Sonjinkai fue presentado como nuevo presidente de la institución, cargo al cual jurará este domingo 12 de febrero.

¿Cómo te iniciaste en el arte de sanshin?

Un tío (Juan Arakaki) me llevó a las clases de sanshin que ofrecía la AOP, solo fui a dos clases porque no había buena comunicación con los isseis, tocaban música clásica koten, como por ejemplo, el tema Kagiyadefu. Al año siguiente obtuve una beca técnica de 3 meses en Kitanakagusuku, donde tuve oportunidad de ir a conciertos de Rinken Band, Nenes y otros grupos que tocan música moderna e incluyen el sanshin como instrumento principal. También tuve oportunidad de participar en actividades sociales, visita a casas de algún familiar o funcionarios de la municipalidad, donde siempre amenizaban la reunión con canciones okinawenses acompañadas del sanshin, todo este escenario fue motivador para querer aprender a tocar sanshin.

Al principio no estaba programado el taller de sanshin, nunca se había solicitado para becarios de Kitanakagusuku, hasta que consiguieron clases los días sábados con un grupo de niños de primaria, donde enseñaban con temas simples y melodías alegres.

¿Has estado en Okinawa?

Estuve dos veces, la primera vez fue en 1995, gracias a la beca de Kitanakagusuku y la segunda vez el año pasado, participando en el Uchinanchu Taikai como Embajador de Buena Voluntad.

Lo que más recuerdo de Okinawa es la calidez humana, te hacen sentir como en familia y estar en el lugar donde han vivido tus abuelos es un sentimiento difícil de explicar.

El desfilar por Kokusai Dori, como parte de las actividades del Uchinanchu Taikai, es muy emotivo. El público te recibe con aplausos, saludos y carteles como «okaeri nasai» en un ‘bienvenido a casa’, pero con más sentimientos, estas palabras ha sacado lágrimas a mucha gente.

¿Cómo fueron los inicios de Haisai Uchina?

La historia comienza cuando regresé de la beca y la directiva de Kitanakagusuku me invita a presentar un número artístico para el 15 aniversario de la institución. En los ensayos para el evento, gran parte de los jóvenes ensayaban bailes folclóricos, mientras que el número de sanshin era el más aburrido y avanzaba a paso de tortuga. Al final el número causó gran impresión por los jóvenes en escena y después de ese día se nos acercaban otros jóvenes con el interés de participar con nosotros, nos invitaban a participar en las actividades de la AOP, aniversarios de Sonjinkais, cumpleaños de los isseis y poco a poco llevando la música a otros públicos como en la Semana Cultural de Japón, Feria del Libro y otros.

Al principio nos llamaban «Grupo de Jóvenes de Kitanakagusuku», «Grupo de Jóvenes de AOP», «Amigos de Diana», etc., hasta que salió el nombre «Haisai Uchiná», que significa ‘Hola Okinawa’.

¿Hasta qué año participaste en Haisai Uchina?

Hasta el 2003, participé en el 10.o aniversario del grupo. Luego, poco a poco, el trabajo, la familia y otros deberes me alejaron del grupo, sin embargo, aún mantenemos amistad y somos como familia, a pesar de las diferencias de edad nos llevamos muy bien.

¿Cómo recibiste la noticia de que ibas a ser nombrado Embajador Uchina de Buena Voluntad?

La noticia fue inesperada, me sentí muy emocionado, orgulloso y honrado por el nombramiento que viene desde la prefectura de Okinawa. Nunca imaginé que difundir el arte me daría mas satisfacciones, no lo podía creer, sabiendo que hay muchas personas que merecen ser embajadores de buena voluntad, porque difunden la cultura okinawense sin esperar nada a cambio, lo hacemos por amor al arte y sobre todo porque nos satisface difundir lo que llevamos como pasión.

¿Qué proyectos para el futuro?

Estoy presidiendo la directiva de Kitanakagusuku, donde la mayoría son jóvenes muy comprometidos con el sonjinkai, y creemos que será una etapa muy importante con mucha responsabilidad, ya que la directiva anterior está apostando por los jóvenes y por un cambio muy marcado en la dirigencia del sonjinkai.

¿Cómo ves a la juventud uchinanchu del Perú? 

Se ve más identificada con sus raíces, cada vez hay mas jóvenes que practican sanshin, odoris o tienen más conocimiento de la cultura okinawense, ya sea por la facilidad de encontrar información en los medios digitales o por los becarios que vuelven trasmitiendo lo aprendido.

Tenemos la ventaja de que la gran mayoría vive en Lima, estamos concentrados en la capital, siendo mucho más fácil reunir a la gente, hacer amistades, formar grupos de arte, etc.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso