Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Mi esposo fue el gestor del Día de la Amistad Peruano Japonesa, por su gran admiración de la colectividad nikkei»
Elvira Kadota, esposa de Orestes Rodríguez Campos
martes, 4 de abril de 2017 | 3:00 PM
«Mi esposo fue el gestor del Día de la Amistad Peruano Japonesa, por su gran admiración de la colectividad nikkei»

Por: Ciria Chauca Falconí

Elvira Kadota, viuda de Orestes Rodríguez Campos, el gestor del Día de la Amistad Peruano Japonesa en el año 1989, reflexiona acerca de este día, y resalta que es una celebración formidable en homenaje a los inmigrantes japoneses y sus descendientes.

Cuenta que la gran admiración por la colectividad nikkei fue lo que motivó a Rodríguez Campos a impulsar esta celebración mediante un decreto supremo, firmado por el entonces presidente Alan García, en el año en que se conmemoró el 90 aniversario de la inmigración japonesa al Perú.

¿Para usted qué es el Día de la Amistad Peruano Japonesa?

Una celebración formidable que compete a todos los inmigrantes japoneses y sus descendientes.

Todos sabemos que la colectividad nikkei es sumamente activa, con valores y aspiraciones que supieron transmitir a sus familiares: disciplina, responsabilidad, honradez y tenacidad. 

¿Cómo celebra su familia este día?

Siempre tenemos presente este día. Nos damos un fuerte abrazo y cada uno a su trabajo. Por la noche disfrutamos de una torta en honor a esta fecha.

¿Cómo nace la iniciativa de celebrar la amistad peruano-japonesa?

Fue mi esposo, el Dr. Orestes Rodríguez Campos, quien notó la necesidad de conmemorar este día no solo porque su esposa es descendiente de japonés, sino porque él ha sido un gran admirador de la colectividad peruano-japonesa, por su don de gente honesta, trabajadora. Amaba todo lo relativo a la sociedad y a la cultura del Japón, y sobre todo con el objetivo de confraternizar con países desarrollados, como lo es Japón.

También tuvo que ver nuestro matrimonio, pero principalmente lo hizo por el aprecio que le tenía a Japón, también porque estudió su historia y lo valoraba.

¿Cómo recibió la colectividad nikkei esta celebración?

Felices, pues hasta entonces no había un reconocimiento a estos inmigrantes.

¿Cómo fue el primer año en que se conmemoró?

Un festejo total. Las multitudes, con mucha esperanza y alegría, acudieron y aplaudieron el gesto que se daba, fue algo muy novedoso para todos.

¿Hasta qué año celebró este día su esposo?

Hasta el último de su vida, en 1990, cuando Sendero Luminoso  asesinó a mi esposo y a mi hijo. 

Yo, por supuesto, experimenté un cambio radical, una pena infinita al haberme quedado sola, pues nuestra única hija, Liliana, estaba en Japón. Pero Dios me dió la esperanza y el deseo de seguir viviendo.

La muerte de mis seres queridos me ocasionó un dolor espantoso, pero el Señor, que es tan bueno, me dio la fuerza suficiente para seguir adelante. Y le agradezco que me haya dado la paz que necesito.

¿Su esposo conoció Japón? 

Tuvo la oportunidad de conocer todo el mundo, pero nunca pudo ir a Japón.

¿En qué año llegó al Perú su papá?

Habrá llegado en el año 1931. Se estableció en el departamento de Áncash, en la ciudad de Casma. Se dedicó al comercio y a la agricultura, nosotros fuimos 4 hermanos. 

¿Su papá le hablaba de su tierra natal, Hiroshima?

Sí, en ocasiones solía contarnos, pero solo cuando le preguntábamos.

¿Usted practicaba alguna tradición de Hiroshima?

La verdad es que no, desde pequeña tan solo podía notar ciertos hábitos, sobre todo los de mi padre, hábitos como la disciplina y estricto control con la hora de las comidas 

Veía con mucho respeto y cariño a mi padre, que era tan correcto en todas sus actividades.

¿Su esposo Orestes y su padre se conocieron?

Pues sí se conocieron. Fuimos a visitarlo a Casma para que Orestes, mi novio en ese entonces, le dijera que deseábamos casarnos. Mi padre nos felicitó, nos abrazó y nos deseó un futuro hermoso.

¿Cómo debería celebrarse este 28 aniversario del Día de la Amistad Peruano-Japonesa?

Creo que no se puede perder la emoción del momento, estoy segura de que mi amado esposo lo desea así, y espero que nuestro país, con la ayuda de todos, adquiera la tranquilidad que realmente necesita.

Por otro lado, en el 2011, el entonces presidente García fue el primero en pedirle disculpas a la colectividad nikkei ¿cómo lo recibió usted?

Fue realmente una sorpresa para mí. Justo ese día me pidió que lo acompañara, durante el trayecto estuvimos conversando, cuando llegamos me senté en primera fila y cuando le toca decir el discurso me sorprendió que se disculpara, pero creo que hizo bien, pues con esa conducta logra fortalecer aun más la relación con la colectividad peruano-japonesa.

Saludo por el Día de la Amistad Peruano-Japonesa

Un saludo especial por el Día de la Amistad Peruano-Japonesa. Que esta conmemoración aúna los vínculos de amistad entre Perú y Japón.

Asimismo, creo que este celebración debe difundirse en todo el país, habida cuenta de que involucra tanto a japoneses como, en su mayoría, a peruanos.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso