Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Nunca he dejado de soñar»
Pepe Cabana insiste en difundir el kamishibai, teatro japonés de papel, por todo el mundo. Conozca sus puntos de vista y su petición para que la empresa privada colabore más con esta sorprendente iniciativa que imparte pedagogí
miércoles, 5 de abril de 2017 | 2:22 PM
«Nunca he dejado de soñar»

Por Christian Hiyane Yzena 

Pepe Cabana Kojachi habla esta vez de lo difícil que es mantener un proyecto como Kamishibai cuando no se cuenta con el apoyo de instituciones o empresas. Solo la esperanza, el deseo y la sensibilidad en seguir explorando los caminos artísticos que abraza esta técnica le permiten seguir adelante. Sabe que tiene mucho por dar y comunicar a través del arte del teatro de papel japonés.

«Esto de verdad es realmente heroico. Si yo me pongo a pensar en todo esto, mejor ni lo pienso. Cualquiera tiraría la toalla», me dice con absoluta seguridad Cabana Kojachi, un nikkei que desciende de Nishihara, Okinawa. 

¿En la producción de todo el evento no te ayuda nadie?

No, es totalmente autogestión. Pero hay desconocimiento, porque creo que si hubiera instituciones o los mismos japoneses supieran esto, creo que de alguna u otra manera encontraríamos apoyo. 

¿Y la Embajada de Japón?

No ha habido ninguna oportunidad concreta, han sido pinceladas. Creo que tiene que haber algo, una persona que les diga. Yo también [lo hago], a veces sale lo nikkei ¿no? Uno se lo guarda. Pero hemos logrado cosas increíbles. «Hemos», digo, porque hay gente que me ayuda.  Por ejemplo, si no me equivoco, he viajado 40 veces al extranjero. Once países. Los japoneses que han viajado, máximo han llegado a tres, creo.

Lo que haces es difundir la cultura japonesa 

Hay gente que me ha dicho que de repente debería ser nombrado embajador de Buena Voluntad. Títulos que no generan un financiamiento, pero que te dan un respaldo y que se dé a conocer [lo que haces]. Pienso que debería haber mucha disposición. Este es un trabajo de años, de mucha perseverancia. El año pasado tuve la suerte de que la Cooperativa Aelucoop me apoyara. Ha sido un apoyo sin nada a cambio. Yo me sentía raro, porque estaba acostumbrado a gestionar solo. Fue porque hubo un seminario en Japón y era importante ir.

Pepe Cabana, ¿qué le puedes decir al peruano que trabaja en Japón?

Para mí el kamishibai es un medio para transmitir muchas cosas, sentimientos, y concretar este proyecto del niño que le pregunta al capitán del barco que lo trae al Perú desde Japón sin que pudiera saber nada. No coloco de dónde viene para que cualquiera se sienta identificado. Es para compartirlo con los demás. ¿Te imaginas que vaya en Fiestas Patrias y presente este proyecto? Y claro, hay presentaciones musicales, van artistas, pero oye… hay un peruano así como tú que se está fajando y la viene haciendo con su esfuerzo en el mundo. Si tú tienes tantas pasibilidades y antes no las has tenido, es para reflexionar. Yo aprendí que mis limitaciones son mi fortaleza y ese es mi mensaje para ellos. ¿Por qué? Porque a partir de lo que tú no tienes, tú vas a saber lo que tienes. 

¿Cómo es Pepe Cabana en casa?

Soy supercasero. Y cuando voy de viaje todo el mundo te dice: «Qué chévere, a conocer el mundo». Para mí es como si fuera a un velorio. Te juro que adoró a mi familia, pero también sé que las oportunidades que tengo son muy importantes y que las tengo que aprovechar porque se olvidarán en el extranjero de mi nombre, pero no se olvidarán de que soy peruano. Allí estoy representando al Perú y a la colectividad. Eso es lo que valoro.

Hay un Centro cultural japonés y así como hay literatura japonesa, ikebana, origami, también hay kamishibai 

Acá se ha venido haciendo cosas con el Departamento de Cultura. Creo que se ha tomado cada vez más conciencia. Y dentro de poco vamos a tener una reunión, pero como yo les dije, tiene que ser algo en lo posible permanente. Porque si son así, como pincelazos, no va a calar. 

¿Permanente debería ser qué?

Un espacio permanente para la enseñanza del kamishibai. Uno no es eterno. Hay otras reflexiones, estas reuniones que van a ver van a ser importantes. Estará JICA, Fundación Japón. Se pueden tocar puertas para ver cómo se puede hacer. 

Y mientras más gente conozca del kamishibai, mejor

Claro. Si Chile con una migración casi nula no nikkei, han invertido. Yo creo que es parte de la iniciativa privada. Yo habló con amigos que llegan desde el extranjero, sobre todo de Europa, y me dicen: «¿qué necesitas?». Pero es fácil —me responden— por qué no haces una campaña.  Las cosas se van dando.

¿Cómo han respondido los colegios nikkei por el kamishibai?

He tenido la oportunidad de ser invitado por [el colegio Hideyo] Noguchi y [el colegio] La Unión. Hace poco he tenido una reunión con cuatro de los cinco directores. Hay mucho entusiasmo, el problema aquí es el financiamiento porque no todos tienen, no están en condiciones. Vamos a tratar. Un año nomás. Si esto se hace como se debe, acá empieza el cambio.  

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso