Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Kiku Kobashigawa está feliz por haber cantado en La Paz
sábado, 3 de junio de 2017 | 6:06 PM
Kiku Kobashigawa está feliz por haber cantado en La Paz
Galeria Imagenes

Por: Alfredo Kato

Kiku Kobashigawa acaba de retornar de Bolivia donde, invitada por la Sociedad Japonesa de La Paz, realzó con sus canciones una actividad que tuvo lugar —como parte de la XI Larga Noche de Museos, promovida por la Alcaldía de La Paz— en el Centro Cultural Boliviano Japonés. «Me fue superbién. Fue una gran experiencia en todo sentido. Eso sí, me afectó mucho la altura y no hubo pastilla que me ayudara con el soroche durante los dos primeros días», confiesa satisfecha y sonriente la gran intérprete nikkei.

Informa que la XI Larga Noche de Museos se desarrolló en unos 160 locales, entre museos y asociaciones culturales y en una sola fecha movilizó a unas 150 mil personas de La Paz y ciudades vecinas. Agrega que «la gente participa en circuitos gratuitos, con movilidad incluida que sale cada 15 minutos de parques y pasea por los locales. Así podían entrar a la Embajada de Argentina y bailar tango, pasar por el Centro Cultural Boliviano Japonés y apreciar artes marciales o una exposición de kimonos, después entrar a un museo, etc., y todo en una hora».

Kiku comenta que, conversando con Carmen Hada, presidenta de la Sociedad Japonesa de La Paz, ella esperaba que unas cuatro o cinco mil personas asistieran a las actividades que habían organizado. «No sé si habrán alcanzado la meta pero, al menos, había cola en la calle y por dentro el local estaba lleno. La gente circulaba cada 15 a 20 minutos porque querían aprovechar en visitar más centros culturales». Además, señala que la Sra. Hada es la primera mujer que preside la institución en sus cien años de existencia.

«El primer tema que canté fue Kawa no nagare no youni y los que más me aplaudieron e hicieron barra fueron los expositores, la gente que estaba en la ceremonia del té, los profesores de caligrafía japonesa, etc. Otras canciones que canté fueron Naniwa bushidayo jinseiwa, Abare taiko, Tokio kiddo, Aizen katsura wo moichido, Asia no kaizoku y La gata bajo la lluvia, que la brindé en japonés y en español y fue la más aplaudida por el público. Compartí escenario con el grupo paceño Chupay Cháskis, que abrió el show».

Kiku agrega que el primer piso del Centro Cultural Boliviano Japonés es como el Dai Hall de la Asociación Peruano Japonesa y que en el cuarto piso está el Museo del Centro Histórico de la Inmigración Japonesa a Bolivia. «Yo aproveché para visitarlo y conocer un poco de la historia de la inmigración japonesa al país del altiplano, y noté que tanto la del Perú como la de Bolivia están muy relacionadas; y, conversando con la gente de La Paz, supe que está muy interesada en cruzar información sobre dicho tema», manifiesta la destacada cantante.

Señala que no supo de la existencia de nikkei bolivianos que cantaran en japonés, pero sí que hay músicos nipones que forman parte de grupos folclóricos «Escuché que uno de ellos toca el charango con Los K’jarkas. Como dije anteriormente, me tocó compartir escenario con el grupo Chupay Ch´askis, quienes tocan música paceña (cueca, timku) y tienen grabado un disco que se llama «Paceñando». Pues bien, uno de sus integrantes es Kenichi Kuwabara, quien canta y toca el sanshin y el charango», complementa.

Kiku Kobashigawa cuenta que la institución nipo-boliviana la contactó a través del Facebook de su hija mayor. «Al principio dudé, porque sé lo mal que me cae la altura. Pero no había excusa que valga, decidí vivir la experiencia y conocí gente muy valiosa. Es la primera vez que viajo sola a cantar a otro país, sentí muchos nervios y miedo, pero lo logré. Me divertí y aprendí un montón. Es bueno salir de la zona de confort. De verdad fue una experiencia muy interesante. La gente de La Paz fue muy receptiva y muy cálida», comenta.

Finalmente, nuestra artista agradece a la Sociedad Japonesa de La Paz y a su presidenta, Carmen Hada; al Centro Histórico de la Inmigración Japonesa a Bolivia y a su director, Kiyohiko Tanaka; a la Asociación Peruano Japonesa y a su presidente, Jorge Kunigami; a Masa Terukina y Kenneth Fukusaki. «A toda la gente que me recibió en La Paz, Kimura-san, Nishisawa-san y Kikuno-san. A la gente de Cochabamba: Ayako-san y Shizuko-san, a la gente de Beni: Koga-san y Takusi-san; y, muy especialmente, a mi familia, que me dio la oportunidad de salir de Lima con tranquilidad.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso