Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Hokusai: Más allá de la gran ola
Extraordinaria exposición en el Museo Británico de Londres
lunes, 31 de julio de 2017 | 7:16 PM
Hokusai: Más allá de la gran ola
Galeria Imagenes

Con una mirada a los últimos 30 años de la vida y obra de Hokusai (1760-1849), el Museo Británico celebra la figura más famosa del arte japonés y muestra la profunda influencia que tuvo el gran artista japonés en el curso de la historia del arte occidental.

Con la apertura del Japón, los grabados de Hokusai llegaron a Occidente alrededor de 1860 como meros objetos comerciales. Pero varias generaciones de artistas, ansiosos de una ruptura con el academicismo imperante en la pintura europea, encontraron inspiración en el estilo plano, la composición amplia y llamativa, la libertad de la línea, las formas, la textura y la frescura de la obra de Hokusai.

Los primeros en mostrar su influencia fueron los impresionistas, pero luego, los postimpresionistas y más tarde los modernistas. Así, Monet, van Gogh, Degas, Manet, Renoir, Pisarro, Gauguin, Toulouse-Lautrec, Cassat, Klimt, Bonnard, Tiffany, Whistler, Schiele, entre otros, atestiguan el impacto que causó Hokusai en occidente al liberarlos de los supuestos existentes sobre cómo y qué pintar. Van Gogh afirmaba que todo lo que había hecho estaba influenciado por el arte japonés, y quizá no sea exagerado decir que el arte moderno probablemente comience con Hokusai.

Hokusai estaba convencido de que su trabajo mejoraría con la edad y el trabajo constante. Su actividad artística, que arranca en 1770 y llega a 1849, el año de su muerte, nos ha dejado una colosal obra de 30 000 dibujos y al menos 500 libros ilustrados.

Hokusai era famoso por su excentricidad: cambió de residencia 93 veces en sus 90 años, y cambió su nombre con alguna frecuencia. Solía asimilar nuevas técnicas e ideas; y hacia los 70 años, cuando ya tenía una larga carrera en el ukiyo-e (el arte del mundo fluctuante), una nueva libertad y fantasía se apoderó de su trabajo.

En esa época comenzó las Treinta y seis vistas del monte Fuji. 

Uno de los grabados, Viento fino, mañana clara, muestra a Fuji-san en hermosos tonos rojos y verdes vibrantes contra un cielo azul vívido. Tiras finas de nube blanca y brillante rompen el azul y riman visualmente con líneas blancas crepitantes, como venas, en lo alto de la montaña, sugiriendo la naturaleza volcánica de la montaña —cuya última erupción había ocurrido 50 años antes del nacimiento de Hokusai.

En Reflejo sobre el lago Mikasa, la realidad se mimetiza y cambia roles con su reflejo. La arena de la playa que termina reflejando a Fuji-san precede en más de un siglo los juegos ópticos de Escher. 

Pero, sin duda, el centro de la exposición y de la obra de Hokusai es La gran ola de Kanagawa. El grabado es pequeño teniendo en cuenta el impacto que causó en la historia del arte, pues La gran ola es la imagen más reproducida del arte japonés. Y hay buenas razones para que sea así.

Una estupenda ola rompiente de color azul de Prusia. En la distancia, está el monte Fuji, empequeñecido en escala por las olas que se elevan, como montañas sobre barcos de pesca atrapados.

El grabado es un milagro de minimalismo gráfico, emotividad e imaginación. Con gran maestría, Hokusai ha reducido el mundo a tres elementos: mar agitado, pequeña y serena montaña, cielo encapotado. Y esto porque los barcos apenas se perciben al principio. Aparecen gradualmente: emergiendo apenas de los profundos valles que forman las olas.

El gran artista japonés nos revela su visión del lugar del ser humano en la naturaleza: diminuto ante ella, como los pescadores que se someten a la tarea de conseguir su sustento, aunque el resultado sea incierto.

Van Gogh estaba fascinado por esta imagen, por lo que le escribió a su hermano Theo: «Estas olas son garras, el barco está atrapado en ellas, puedes sentirlo».

En Europa, La gran ola rápidamente llegó a simbolizar la turbulencia de las artes. Inspiró la Noche estrellada de Van Gogh e ilustró la partitura de El mar de Debussy.

La muestra del Museo Británico, que estará abierta hasta el 18 de agosto, ha despertado un interés que supera las expectativas de los curadores: las entradas están agotadas para todos los días de la exhibición. (FraKazu) 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso