Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Me gustaría aportar a que nuestro mundo sea un mundo con paz»
Gus Hokama, cantante
lunes, 26 de febrero de 2018 | 6:42 PM
«Me gustaría aportar a que nuestro mundo sea un mundo con paz»
Galeria Imagenes

Por Alejandro Yoshioka

Gus Hokama es un nikkei argentino que viene destacando en el mundo de la música. Con un talento para escribir canciones y una voz privilegiada, Gus cuenta con una legión de seguidores que viene en aumento. 

Recientemente, presentó el videoclip del tema No se olviden de mí, una canción que retrata el dolor de los niños que viven en medio de las guerras. Para conocer el trabajo de Gus Hokama, puede seguirlo en su canal de YouTube. 

No se olviden de mí es una canción que toca fibras sensibles en cada persona y nos vuelca la mirada a la vida dura de miles de niños que viven en medio de conflictos armados. ¿Cómo nació la idea de escribir este tema?

Siempre tuve un cierto rechazo ante las etiquetas, los prejuicios, Nunca me gustó que se encasille a las personas por una sola característica en especial. Yo creo que muchos de los límites son impuestos por los mismos humanos, como por ejemplo ser de tal o cual religión, separar a los negros de los blancos, etc... Yo pienso que todos somos ciudadanos del mundo, y que debemos aprender a traspasar esos límites impuestos por la sociedad. 

Bajo todo ese contexto que venía pensando (pero que aún no tenía muy en claro), escuché una charla en Buenos Aires que dio una monja llamada Guadalupe. Ella fue de misionera a Siria y contaba que por el solo hecho de ser cristianos, los perseguían y los mataban. Me impactó tanto su relato que sentí la necesidad de contarlo a través de una canción. 

¿Qué esperas lograr con este tema?

Me gustaría aportar, por mínimo que sea, a que nuestro mundo sea un mundo con paz, un mundo donde uno pueda tener diferencias y aun así poder convivir armoniosamente, a que abramos nuestras mentes a conocer otras culturas y otras costumbres, pero sobre todo, a que las personas indefensas como son los niños, que no tienen la culpa de lo que hacen «los grandes», puedan tener una niñez digna y feliz. 

El video de No se olviden de mí ya está en YouTube y cuenta con un trabajo de animación muy bueno que ambienta muy bien el tema musical. ¿Por qué decidieron apostar por la animación y cómo fue todo el proceso de producción?

Sentimos que la animación es una herramienta poderosa para poder transmitir emociones. La animación permite que, por más que no se entienda el idioma en cual se está cantando, uno pueda llegar a comprender de qué trata. Desde los niños hasta la gente mayor. Comenzamos en un principio en la búsqueda de un ilustrador que esté acorde a la música, hicimos un pequeño casting del cual elegimos a Florencia Kaneshiro, una excepcional ilustradora nikkei de Argentina. Flor luego nos propuso que la animación y edición la haga su novio Joseph Yoshimasu Kamiya (nikkei estadounidense), y así fuimos armando nuestro grupo de trabajo. Hicimos dos versiones, una cantada en japonés y otra en español. La versión en japonés fue realizada junto con mi productora Yuko Nakasone. El proceso fue arduo pero muy satisfactorio. Los mails iban y venían todo el tiempo. De Okinawa a Argentina, de Argentina a EE. UU. Pero luego de 3 meses aproximados de trabajo, pudimos realizar los dos videos clips. 

¿No se olviden de mí será parte de un nuevo disco de Gus Hokama?

Sí. En el mes de enero, lanzamos en Japón el álbum, que incluye la canción No se olviden de mí. 

¿Cómo se inicia Gus Hokama en la música?

Comencé mi carrera musical en el año 2012, cuando lancé en Argentina el disco «Te imagino». Luego, en el año 2015, a través de un beca de la prefectura de Okinawa, conocí a mi actual productora, Yuko Nakasone, con quien lanzamos el single y posteriomente el álbum «Entre claveles / Jikuu no hana». 

Eres médico de profesión, ¿cómo combinas tu profesión con tu carrera musical?

En mi caso, necesito de ambas profesiones para poder sentirme completo. Ambas profesiones me han dado muchísimas satisfacciones. Luego de trabajar, por lo general, como algo y me pongo a componer, a estudiar, a componer letras. Yo siempre necesité tener las cosas claras en mi vida, y la música me ayudó a que experiencias o sensaciones que no podía expresar con palabras las expresara a través de la música. Terminar una canción es un placer enorme, porque no solo es una canción, sino una forma de ponerle claridad y punto y aparte a un pensamiento. 

¿Qué marcó tu carrera musical para dedicarte de manera profesional?

Creo que conocer a Yuko Nakasone fue lo que me hizo replantearme las cosas. Tener a alguien que está apoyándote y trabajando contigo, me genera una cierta «presión positiva». Por ejemplo, si yo no estuviese trabajando junto con Yuko, quizás el lanzamiento del nuevo disco se hubiese aplazado por meses, hasta años… Pero con Yuko es como pasar de 30Km/H a 100Km/h. Antes, cuando se me ocurría una idea para hacer en algún recital, quizás las anotaba, pero quizás quedaban archivadas y nunca las terminaba de realizar. Ahora es diferente, apenas se me ocurre una idea, se la planteo a Yuko y ella ve la forma de llevarla a cabo. Es muy dinámico y muy eficiente. 

Entre claveles es una canción que dedicas a tus antepasados, ¿es la que más te identifica entre tus temas?

Entre claveles es una canción que me dio inmensas satisfacciones, la escribí pensando en mis abuelos, pero escuchando y leyendo mensajes de las personas que habían escuchado mi canción, sentí que incluía a toda una generación de inmigrantes japoneses. Me parece muy importante conocer el esfuerzo de nuestros abuelos para saber dónde estamos parados. Conocer su historia hizo que aprecie más lo que tengo hoy. Saber de su esfuerzo hace que yo me esfuerce aún más, que lo que hicieron nuestros antepasados no fue en vano. 

¿En qué proyectos vienes trabajando?

Recientemente lanzamos el álbum «Entre Claveles / Jikuu no hana» en Japón. Durante todo el mes de enero y parte de diciembre, estuve cantando en Okinawa y Tokio. En este último viaje aprendí muchísimo, siento que de a pocos estoy encontrando mi estilo musical. En un mercado tan competitivo como es el de Japón, creo que tengo que implementar nuevas ideas, y que no sea un simple concierto. Estamos estudiando la posibilidad en un futuro de llevar de Argentina a Japón un espectáculo más que un recital. Aún estamos en proceso de creación. 

¿Algún mensaje que quieras dejar para los lectores de Perú Shimpo y a tus amigos nikkeis del Perú?

Decirles a todos que busquemos lo que nos hace realmente felices. Yo aún estoy en proceso de búsqueda, sé que es un largo camino, pero disfrutemos del proceso y no esperemos a que la felicidad venga a nosotros, sino que vayamos en búsqueda de ella. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso