Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Peter Yamakawa: Los valores nikkei, los pilares para ser un mejor profesional
lunes, 7 de mayo de 2018 | 6:55 PM
Peter Yamakawa: Los valores nikkei, los pilares para ser un mejor profesional

Por: Carlos Tomona

Perú Shimpo entrevistó al actual decano de ESAN Graduate School of Business quien narró sus experiencias de vida y cómo la formación en valores, propio de los nikkei, lo ayudaron a crecer. 

Los valores de la cultura japonesa son esenciales en la formación de los nikkei es lo que cuenta Peter Yamakawa, actual decano del periodo 2017-2020 de la Esucela de Negocios ESAN. 

Nació en Lima, aunque se crió en el Callao, lugar en el que su tío tenía una fábrica de harina de pescado. “Toda la cochera de Minka fue de mi tío, luego vino el grupo Romero y le ofreció alquilarlo”, dice.

Recuerda que siempre se interesó por los deportes. Cuando estudiaba en el colegio La Unión solía partipar en los Undokai. Junto a sus compañeros Jaime Suda, Roberto Espinoza y Julio Matzuda eran los cuatro que concursaban en la competencia de posta de 4x100 metros.    

Sin embargo, el deporte que más lo apasionaba era el fútbol y lo practicó en la Asociación Estadio La Unión (AELU) hasta el último de sus días en Perú. “He jugado mucho fútbol, era muy bueno, toda mi vida hasta que me fui a Nihon por la beca Mombusho del Ministerio de Educación de Japón”.

Felipe Aguena, Jaime Suda, Luis Matzuda o “Huevo”, Jimmy Shimabukuro, Miriam Yamagawa, prima de Felipe y esposa de“Huevo”, eran muy amigos en el colegio y no solamente porque pertenecían a la promoción 79, sino porque todos eran atletas. Él y “Huevo” eran los más destacados en fútbol. “Jugué bastantes años por la selección de la AELU, en las divisiones infantil, y juvenil. Me iba a dedicar al fútbol, pero me rompí los ligamentos”. 

Narra que en la AELU no solo aprendió del balonpié, también fue discípulo del sensei Sato, quien fue su maestro de judo.  Entrenó atletismo y no lo hacía mal, pero siempre el fútbol estaba por delante de todo hasta la lesión que lo alejó de las competencias deportivas a los tempranos 16 años.

Este percance no acabó con sus sueños, porque también tenía en mente desde muy joven, formarse como ingeniero. “Mi tío Teodoro Tsuja es ingeniero de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), enseñaba en la UNI, y cuando yo era pequeño, mi tío iba a menudo a mi casa y yo le pregunta: ‘Tío dónde estudio’ y me respondía: ‘En la UNI’”. 

Yamakawa fue el único de su promoción que ingresó a la UNI, muchos de sus compañeros tomaron rumbos distintos e ingresaron a universidades como la Católica o la de Lima. Luego de concluir sus estudios en esta universidad, realizó su doctorado en la Universidad de Osaka. 

Yamakawa asegura que fueron los valores que aprendió en casa y en el colegio los que lo llevaron a mantenerse firme en Japón. “Respeto, honestidad, responsabilidad, solidaridad, laboriosidad, armonía, confianza, gratitud, lealtad y austeridad” fueron los pilares que no debían de perderse en su vida. Es por ello, que comenta que el ser nikkei es una ventaja porque te permite valorar la cultura peruana como la japonesa. 

De Japón rescata que los valores son lo que más los enorgullece. Entre ellos el respeto a las personas mayores y el respeto a la jerarquía y a las tradiciones. La solidaridad también es un valor esencial que lo vivió cuando participaba en los Undokai de su colegio.   

 “Vemos mucha corrupción en los gobiernos. Puede ser la persona más inteligente, estar en el mejor colegio, tener el mejor entorno, pero no entiende de los valores. Y eso es lo que creo que hace la diferencia”, opina.

Su vivencia en Japón fue inolvidable. Indica que el nivel de conocimientos de los peruanos no tiene nada que envidiar al de los japoneses. “A la UNI es difícil ingresar, pero no tiene recursos. La materia prima que tiene la UNI son sus alumnos, y yo me saco el sombrero por ellos. Porque se ‘recursean’ si no tienen libros, sacan copias”. 

En Japón el escenario fue diferente, porque había una gran cantidad de recursos. La diferencia fue abismal, considera. “Tú pides un libro y a los dos días te consiguen el libro, tú pedías un articulo académico y al día te lo daban, pedías un software y a los cuatro días te lo daban o pedía un viaje internacional siendo estudiantes y lo daban”. 

Otra diferencia que encontró en Japón no solo fue económica, sino también en conocimientos, y que todos sus maestros eran Ph.D. de grado, lo que muchos docentes en el Perú aún no tienen. El problema, según indica Yamakawa, es que “no hay una visión integral de largo plazo en el país y no hay una inversión en educación a largo plazo”.

Estas diferencias tendrían un origen: nuevamente la formación en valores. Un ejemplo de ello, cuenta, es el espíritu de colaboración que tienen los japoneses. Narra que el secreto de la telefonía móvil en Japón fue la creación de un ecosistema. “El milagro japonés se tradujo básicamnete en formar un conglomerado de empresas, gobierno y academia, igual que en Corea, pero con ese espíritu de solidaridad”. 

A pesar, de ese alto sentido de los valores, Yamakawa es enfático y niega que tenga intenciones de postular a un cargo público. La vida académica es lo que ahora está en su horizonte. Y ahora como decano de ESAN cree que puede tener un rol importante en crear mayor conciencia de la importancia de los valores. 

“Respeto, honestidad, responsabilidad (…). Todo esto ayuda a ser un mejor profesional. Es algo que lo he aprendido desde el colegio”, dice Yamakawa. Además, comenta que la disciplina puede ayudar mucho, por ejemplo en la formación de los empresarios. 

Comenta que existen empresarios que nacen con talento para los negocios. “Romario tenía que estar en una fiesta un día antes para poder jugar bien el fútbol. ¿Tú cómo explicas eso?”. Mientras que por otro lado hay ´personas que se forman, por ejemplo Cristiano Ronaldo. “El ejemplo vivo de que se hace es Ronaldo, quien es un atleta que salta dos metros cuarenta para tirar una chalaca. Eso solo lo haces con entrenamiento”. 

De manera similar al fútbol, funciona el mundo empresarial. Pero como cabeza de una escuela de negocios, afirma que la educación es relevante en la formación de los líderes. Y aquí viene de nuevo, añadiendo los valores como otro elemento indispensable en la formación de un profesional, ya que estos te ayudan a tener la fuerza para salir adelante. 

Para Yamakawa la actitud marca mucho la diferencia. “Todo parte de un sueño, el emprendimiento tiene que ver con el sueño y las ganas de hacerlo”, menciona. Por ello recomienda que la vida tiene que estar integrada. 

Es así que arriesga a dar un consejo para el desarrollo del país. “El mundo académico, privado y público deben estar integrados (como en Japón). Sin embargo, en el Perú, dentro del mundo público hay problemas con el Ejecutivo y el Legislativo. Aquí hay un divorsio, este es el gran problema del país”, sentencia. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso