Peru Shimpo
Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Alicia Natalia Shikina Higa, una notaria nikkei en Lima
miércoles, 6 de junio de 2018 | 7:11 PM
Alicia Natalia Shikina Higa, una notaria nikkei en Lima

Por: Carlos Tomona

En el Perú, en la actualidad, existen tres notarios nikkeis y ella es la única notaria mujer nikkei en la capital. Menciona que, para ser notario, previamente hay que graduarse en la carrera de Derecho, y tener experiencia en el ejercicio de la carrera, lo cual tal vez  no resulta muy atractivo para los descendientes de japoneses, ya que estos están más inclinados por las ciencias. Sin embargo, en esta entrevista afirma que es una profesión en la que ellos son respetados. 

¿Cuántos notarios nikkei hay en el Perú?

En general, hay pocos abogados dentro de la colectividad nikkei y, de ese grupo reducido, en la actualidad hay tres notarios. En el Perú, hasta donde tengo conocimiento, solamente ejerce nuestro colega el doctor Isaac Higa Nakamura, que tiene muchos años de experiencia, y la doctora Rosita Nakasone Dizama, quien es notaria en el departamento de Ica. No tengo conocimiento de algún otro notario nikkei.

¿Por qué hay tan pocos notarios nikkei?

El número de notarios en el Perú no es extenso. Por ejemplo, en Lima solamente somos entre 140 y 150 notarios. No hay muchos abogados que hayan optado por esta carrera y la ampliación de plazas de notarios recién se ha dado desde hace unos veinte años atrás. Antiguamente, habían muy pocos notarios en todo el Perú; esto ya es un tema de la situación del país, no es un tema de falta de voluntad del nikkei peruano. En general, el número de plazas es limitado. 

¿Qué pasaría con su notaría si usted se enferma o fallece?

Si yo me enfermara, podría pedir una licencia y un colega notario me reemplazaría. Pero si falleciera, la notaría dejaría de funcionar porque esta labor es personalísima. No hay nadie que pueda hacer mi labor, nadie que pueda firmar por mí. El Estado me autoriza como notaria y me da esa facultad de dar fe pública; para ello, la labor es personal. No es heredable, ni delegable. Mi archivo notarial pasaría a ser administrado por el Colegio de Notarios de Lima.

¿Sientes que tienes alguna ventaja o desventaja por ser nikkei?

Siento que el público tiene una gran confianza en los profesionales de la colectividad nikkei, y considero que es por la imagen que el nikkei ha construido a través de todo este tiempo en la sociedad peruana. Pienso que el médico nikkei, ingeniero nikkei, abogado nikkei, notario nikkei, tienen ese plus de brindar una imagen de honradez, de confianza que te tiene el público. 

¿Cómo ha sido su trayectoria hasta convertirse en notaria?

Estudié en el Colegio La Unión. Me gradué de abogada en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Ejercí de manera independiente al titularme; sin embargo, luego postulé a los Registros Públicos (hoy SUNARP), y obtuve la plaza de registrador público en el Registro de Propiedad Inmueble. Laboré en Sunarp durante aproximadamente 15 años. Esto me dio la experiencia y los conocimientos necesarios para ya luego postular para ser notaria, ya que el Derecho Notarial y el Derecho Registral son áreas vinculadas del Derecho. También he concluido los estudios de la Maestría en Derecho Civil en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

En el año 2011 postulé a un concurso público en el que obtuve una plaza notarial en el Distrito de Puente Piedra. Sin embargo, por razones familiares, vi la necesidad de postular nuevamente y pude obtener esta plaza en el Distrito de San Martin de Porres. Desde el año 2014 estoy ubicada en esta plaza, donde me encuentro muy feliz, muy tranquila, y con deseos de servir al público en general.

¿Se imaginó alguna vez que iba a ser notaria?

Jamás lo imaginé, pero desde niña tenía inclinación por alguna carrera de letras (las matemáticas no eran mi fuerte). Sin embargo, ya saliendo del colegio, me decidí por la carrera de Derecho. Cuando laboraba en Registros Públicos me animé a postular, aunque sabía que el concurso público era bien exigente, el balotario tiene más de cien puntos para estudiar, pero con bastante esfuerzo y con el apoyo total de mi familia, he podido acceder a una plaza.

¿Qué expectativas tenía cuando era una estudiante de Derecho?

En esa época (cuando estudiaba Derecho) no había tanta información sobre los notarios y el derecho notarial, entonces yo pensaba más bien ser una litigante, llevar casos en el Poder Judicial; sin embargo, la vida me llevó por otra rama que fue laborar en los Registros Públicos, y acceder a una plaza de registrador público. 

¿Cómo han sido todos estos años como notaria?

Al comienzo ha sido duro. Ser notaria no solamente es leer documentos y firmarlos, es también armar todo una oficina, contratar empleados, etc.

¿Cómo es el proceso para ser notario?

En primer lugar tienes que ser abogado titulado, y luego tener cinco años de experiencia en el ejercicio del Derecho como mínimo, aunque es mejor tener experiencia previa en el área del derecho registral, notarial, civil. Luego, una vez que se abre un concurso público para postular a una plaza, este concurso es bien riguroso. Primero, tienes que tener un currículum adecuado, luego pasar un examen psicológico, un examen escrito, y, finalmente, un examen oral. Y los exámenes son bien exigentes, el balotario tiene más de cien puntos. Por ejemplo, en el examen oral, te puede tocar cualquiera de las balotas, sacas una balota aleatoriamente por lo que tienes que haber estudiado todos los puntos. Se conforma una comisión, que es la que lleva adelante el concurso, y hay que esperar a que se convoquen esas plazas. 

¿Cuál es la clave para ser un notario exitoso?

En primer lugar, el notario es el depositario de una fe que te da el Estado y la sociedad. Un instrumento en el que el notario ha dado fe es indiscutible, nadie podría decir que no firmó o que no es su huella dactilar, porque está bajo la fe notarial. Entonces, el éxito radica en ser un notario que brinda esa seguridad y esa confianza al público. El éxito es el ser confiable frente al público y ante la sociedad. El notario siempre tiene que brindar esa imagen de seguridad y, por lo tanto, tiene siempre que ceñirse a las normas y guardar la reserva o confidencialidad de la información brindada por el público usuario. 

¿Cómo ha afectado la corrupción a la labor notarial?

La labor (del notario) se vuelve más demandante en el sentido de que ahora tenemos que informar a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Cada notaría tiene un oficial de cumplimiento, así como tienen los bancos o las casas de cambios, y hay que ceñirse a algunas normas que la UIF imparte a las notarías. Somos sujetos obligados. Los notarios estamos apoyando al Estado en la lucha contra el lavado de activos.

¿Qué recomendaciones puede dar a las personas que tienen alguna propiedad?

Hay dos mecanismos que se han implementado para proteger la propiedad: uno es la ALERTA REGISTRAL; yo recomiendo a todas las personas, que se inscriban a ésta. La Alerta Registral es un mecanismo por el cual, te inscribes a través de la página web de la SUNARP, en forma gratuita, indicas cuáles son tus propiedades, colocando el número de partida. Si alguien presenta un título respecto de tu partida, te va llegar un correo, o un mensaje a tu celular, que indica que se está presentando un título. Si tú no has presentado ningún título respecto de tu inmueble, tendrás que ir a cualquier oficina de SUNARP a averiguar de qué se trata ese título y poder adoptar las medidas correspondientes.

El otro mecanismo que se ha implementado es la INMOVILIZACIÓN DE PARTIDA. En la notaría, se extiende una escritura pública, en la que el interesado indica que, respecto de su inmueble, no lo piensa vender, ni hipotecar, ni realizar ningún acto por un tiempo máximo de 10 años, con lo cual se «inmoviliza la partida». Si luego ya lo quieres vender o hipotecar y está dentro del plazo, tendrías que levantar esa inmovilización.

Ser notario, ¿es rentable?

La gente piensa que los notarios somos millonarios y no es así. Como en cualquier profesión, hay distintos tipos de nivel económico. Lo importante no es pensar en la rentabilidad o no, si no en si lo que estás haciendo te satisface, y si estás brindando un buen servicio al público usuario: Entrar a la función notarial pensando que vas a ganar dinero no debe ser el objetivo. El objetivo debe ser el contribuir al desarrollo de nuestro país desde el ejercicio de tu función.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso