Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Entrevista al Embajador Francisco Tenya Hasegawa, Representante Permanente Alterno del Perú ante las Naciones Unidas
lunes, 25 de junio de 2018 | 6:49 PM
Entrevista al Embajador Francisco Tenya Hasegawa, Representante Permanente Alterno del Perú ante las Naciones Unidas

Por: Carlos Tomona

Casado con Ivy Koizumi Ito, el Embajador Francisco Tenya tiene cuatro hijos: Francisco Manuel (26) –médico graduado por la Universidad Cayetano Heredia-; Alonso Nicolás Tomoaki (21),  estudiante universitario y beisbolista en Nueva York; Frances Constanza (13) y Ivy Victoria (11), ambas estudiantes, todos ellos deportistas del AELU.

¿Nos podría relatar cómo fue su niñez y adolescencia?

Fue una niñez tranquila, sin sobresaltos, salvo cuando falleció mi papá cuando tenía 11 años. Fui criado “a la antigua” como mayormente era en las familias nikkeis de mi generación y en la anterior, es decir con mucho rigor en la disciplina, culto al estudio –en mi colegio, “San Antonio de Padua”, era común que los nikkeis ocuparan los primeros puestos-, interiorizando conceptos como  “gambaru”, “gamán”, “enryó”, que creo son cosas que aún nos definen e identifican positivamente como colectividad, pero que podrían estar diluyéndose con el tiempo.

De mi niñez recuerdo los paseos a la playa, al Country Club El Bosque, al campo –en las orillas  de los ríos-, donde íbamos varias familias: Konno, Tanimoto, Shioya, Adachi, Ichiki, Shinki, Ohashi. Recuerdo también mis primeros entrenamientos y partidos de béisbol en lo que era el diamante del colegio Lima Nikko –hoy colegio Teresa Gonzáles de Fanning- y donde don Gerardo Maruy, a quien le guardo un enorme respeto y cariño, fue mi primer y entrañable entrenador a los siete años. Jugando por mi colegio, fuimos bicampeones escolares.

En mi adolescencia y juventud seguí dedicándome al béisbol y luego con más fuerza al atletismo, que lo practiqué con mucho entusiasmo y dedicación, en paralelo con mis estudios en la universidad. Guardo  apreciadísimos recuerdos de esa época porque allí nació la hermandad del Club Joy, que hoy se extiende a través de nuestros hijos.

Usted es muy recordado como un destacado atleta, que perteneció a lo que se denomina “la época de oro” del atletismo Nikkei, ¿Qué recuerda de esa época?

Hubo etapas en que entrenaba tres veces por día. Lo mínimo era entrenar una o dos veces, durante seis días a la semana. El séptimo día hacía un “descanso activo”, que era un trote suave y mucho estiramiento. Había que hacer todo esto para poder estar a la altura de mis compañeros atletas del Joy Club y de otros equipos. Debo decir que ellos sí eran los atletas destacados. En los intercoloniales de Brasil ´84 y México ´86 obtuve las medallas de bronce y plata, respectivamente, en lanzamiento de jabalina. También obtuve algunas medallas de oro en los undokay y un récord juvenil en la posta 4x100. Estos resultados los considero como “estándar” pues como mencioné, eran otros los atletas que verdaderamente destacaron en la época dorada del atletismo nikkei.

Allí tenemos por ejemplo, y en primer lugar, a Beto Izu –campeón nacional, récordman intercolonial, récord absoluto nikkei, varias veces seleccionado nacional-, Manuel Nakachi –quien lideró el grupo de atletas-, Luis Iraha, Dagoberto Lavalle, Jaime Suda, Chuto Kochi, Beto Nakasone, Vicente Matsuda, Jorge Nakamoto,  Hiro Maeshiro, Walter Takano, Alberto Nakano, Tito Uehara, Arturo Espinoza Goya, Humberto Arakaki,  Sato Nishimura, Fernando Nakasone, Willy Kanashiro, Alberto Nouchi, Arturo Espinoza Goya, Mary Shimabukuro, Patricia Icari, Norma Shimohira, Laura Watanabe, Lidia Kina, Ana Rosa Higa, Silvia Matzumura, Elisa Taba, Liliana Nakamatsu, Patricia Adaniya, Marieta Yamashita, Mónica Miyahira, Mitsue Azato, Pilar Kawahira, Angie Arakaki, Liliana Pereyra Okada. Cuántas estrellas. Por supuesto que hay varios nombres más que dieron lustre a esta generación. Contábamos también con atletas que apoyaron mucho con su conocimiento como Erick Miyasato y Hiro Kochi. Además, teníamos un significativo respaldo de AELU y AELUCOOP.

Podría decir que entre las selecciones peruanas nikkei de atletismo, las de la década de los ´80  fueron las más fuertes en la historia de nuestra colectividad, objetivamente por las marcas y el medallero en el ámbito intercolonial y por la presencia de muchos atletas nikkeis en las selecciones nacionales. Recuerdo que en el Intercolonial de México ´86 fuimos un equipo muy poderoso y la pesadilla de Brasil, siempre favorito en estos torneos.

En su discurso durante el homenaje que la APJ le brindó en enero de 2017 por su ascenso a la categoría de Embajador, usted mencionó a Manuel Yoshio Nakachi ¿Cómo influyó en su vida?

Yoshío fue una influencia sumamente positiva, como estoy seguro ha sido con muchísimas personas e instituciones de la colectividad. Tengo la impresión que aún no hemos hecho un reconocimiento cabal a su aporte y que tal vez una buena oportunidad sería denominando con su nombre una nueva pista de atletismo del AELU.

Él fue una persona de muchas facetas y en todas ha destacado. Además de ser un gran deportista –es récordman intercolonial en lanzamiento de disco y su marca sigue vigente desde hace más de 40 años- fue líder; docente –Profesor y Director del Colegio La Unión-; directivo –primer presidente del Consejo de Jóvenes AELU, Director de Atletismo, Vicepresidente AELU, Vicepresidente de la Federación Peruana de Atletismo, entre otros cargos-; promotor –como el Convenio Tripartito de Cooperación AELU-AELUCOOP- COLEGIO LA UNIÓN-; empresario; pero sobre todo fue un formador de personas y, en ese papel, fue también implacable, por ejemplo, al momento de llamarnos la atención cuando las cosas no se hacían bien, para luego acogernos y aconsejarnos como un hermano mayor.

En ocasiones siento que me hacen falta sus consejos.

Quisiera, si me permite, decir algo respecto a aquel día de enero de 2017. Fue muy especial para mi familia y para mí pues el evento lo organizó nuestro ente rector de la colectividad, la APJ, con su presidente el ingeniero Jorge Kunigami y la directiva en pleno, así como personas tan representativas como don Gerardo Maruy, don Lucho Sakoda, Hugo Kaneku, César Tsuneshigue, Augusto Ikemiyashiro, Florentino Tabata, el cuerpo de Consejeros; con el acompañamiento del AELU -que es mi segunda casa- y su presidente Jimmy Shimabukuro;  AELUCOOP -del que me precio  ser socio fundador y ex directivo- con Kembo Miyasato, Miguel Zeballos; y las directivas y grandes amigos del JOY y Taiyo, mis muy apreciados clubes deportivos.

A todos ellos les tengo una permanente gratitud. Me siento muy honrado y agradecido por la compañía de todas las personas que asistieron y las que siempre me  acompañan. Ese día estuvieron presentes el entonces señor Canciller de la República, Embajador Ricardo Luna, y el Vicecanciller Embajador Néstor Popolizio, hoy Ministro de Relaciones Exteriores. Creo que es la primera vez que la APJ recibía, juntas, a las más altas autoridades de la Cancillería peruana. Nuestro héroe nikkei de la pacificación, el  congresista Marco Miyashiro, me envió una carta en esa oportunidad. Estoy muy agradecido por su amistad de tantos años.

Luego de 27 años en la carrera diplomática, usted logró ascender a la máxima categoría  de embajador ¿Cómo han sido para usted estos 27 años en el Servicio Diplomático? 

Si bien toda profesión no está exenta de altibajos, en el balance ha sido generosa conmigo. He tenido jefes extraordinarios de quienes aprendí muchísimo en lo profesional y en la ética de la profesión; y por las numerosas y distintas experiencias, llenas de retos, lo que hace de esta carrera muy enriquecedora. Pero en primer lugar, mi carrera es generosa porque me da la oportunidad de representar y servir al Perú. Es un gran orgullo.

Usted sirvió en la Embajada del Peru en Tokio entre 1992 y 1997  ¿Qué recuerdos tiene de esa experiencia? ¿Cómo es la relación de trabajo con la Misión japonesa en Nueva York?

Fue una gran y grata experiencia. Se trabajaba muchísimo y los resultados fueron magníficos. Había una relación directa entre el esfuerzo que hacíamos y los resultados obtenidos, que fueron muy importantes para el país. Teníamos una excelente relación con el Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón, Gaimusho, como existe hoy. Asimismo, en aquella época se inauguró el Consulado General en Tokio, cuando antes contábamos sólo con una Sección Consular en la Embajada, lo que permitió mejorar la atención a nuestros connacionales. Además, fue mi primer destino en el exterior como funcionario diplomático por lo que el recuerdo se hace más entrañable. 

Aquí en Nueva York tenemos una muy buena relación de trabajo con la Misión Permanente del Japón ante las Naciones Unidas, que corresponde a las excelentes relaciones bilaterales que mantenemos con ese país y porque compartimos principios e intereses comunes. Hay temas en los que trabajamos muy cercana y coordinadamente en la Asamblea General como por ejemplo la Reducción del Riesgo de Desastres.

¿Qué nos puede comentar sobre su experiencia como Representante Permanente Alterno del Perú ante las Naciones Unidas, en particular siendo nuestro país miembro del Consejo de Seguridad?

El mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, que es la  función de este órgano principal de las Naciones Unidas, nos obliga a estar permanentemente preparados para asumir los desafíos que se presentan a diario. Es una experiencia que se vive con mucha intensidad y exigencia todos los días.

En abril pasado el Perú ocupó la presidencia del Consejo de Seguridad y, como se ha podido conocer a través de los medios, fue un mes lleno de intensos retos y desafíos, como el asunto de Siria. De las 24 sesiones regulares que teníamos programadas al inicio de la presidencia peruana, se sumaron otras 23 sesiones de las cuales 8 de ellas correspondieron a reuniones de emergencia. 

Para poder estar a la altura de estos desafíos, contamos tanto en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Lima como en la Misión Permanente del Perú en Nueva York, con excelentes equipos de profesionales de muy alto nivel. Aquí en Nueva York nuestro equipo es liderado de manera muy destacada por nuestro Representante Permanente, el Embajador Gustavo Meza Cuadra, quien ha recibido múltiples felicitaciones de las distintas representaciones permanentes por su gran actuación como presidente del Consejo.

Nos podría contar ¿Cómo ha sido la participación de los Nikkei en el Servicio Diplomático? 

Mi referente inmediato es la Embajadora Luzmila Zanabria Ishikawa, de altísima calidad profesional, de aguda inteligencia, gran personalidad y formadora de diplomáticos, quien no hace mucho pasó al retiro. Tuve la gran fortuna de trabajar con ella en dos ocasiones, la primera siendo yo Tercer Secretario de Cancillería –categoría que hoy no existe y que era la última en el escalafón diplomático- y ella, ya Embajadora, Subsecretaria de Administración. En la segunda ocasión fue cuando ocupó el puesto de Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Globales y yo Director General de Control de Drogas, cargo que ella me ofreció. Aprendí muchísimo bajo su jefatura.

Hay dos jóvenes funcionarias sobre las que me gustaría referirme. Ellas son la Ministra Consejera Anne Maeda Ikehata –se graduó en el primer lugar de la Academia Diplomática- y la Consejera Evelyn Miyagui Henna, quienes hoy laboran en dos dependencias relevantes  de la Cancillería que son los Gabinetes del Ministro y  del Viceministro de Relaciones Exteriores, respectivamente.  También están, entre los que conozco directamente, a la Ministra Fátima Trigoso Sakuma, el Ministro Luis Tsuboyama Galván, el Ministro Consejero Ricardo Inouye Arévalo, los Primeros Secretarios Joyssi Goya Oshiro y Daniel Oie Gandarillas, que destacan por su capacidad de trabajo y sentido de responsabilidad.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso