Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Irei no Hi en la Asociación Okinawense del Perú
miércoles, 27 de junio de 2018 | 7:26 PM
Irei no Hi en la Asociación Okinawense del Perú
Galeria Imagenes

Con la presencia del embajador del Japón en el Perú, Sadayuki Tsuchiya, se realizó el pasado domingo 24 de junio la ceremonia en conmemoración al tradicional Irei no Hi, que recuerda a los cerca de 240 000 caídos en la batalla de Okinawa durante la Segunda Guerra Mundial.

Se inició con el oficio budista a cargo de la venerable Jisen Oshiro de la comunidad Sotoshu Zen del Perú.

«Lo que sucedió durante la Segunda Guerra Mundial en Okinawa tiene que ser el abono de una nueva vida de paz. Y para ello, es necesario que recordemos este evento. Es nuestra responsabilidad, a pesar de estar a 73 años de la batalla, es nuestra responsabilidad enseñarles a los jóvenes.

Muchos dicen: "Mis hijos, mis nietos ya son de otra religión". Yo también fui educada en la religión católica. Sin embargo, esto es de tradición de respeto a los mayores, a los antepasados y venir a ofrecer incienso.

No se tiene que hablar mucho, es solamente un gesto, el de venir, juntar las manos, saludar, inclinar la cabeza y poner el incienso. Solamente ese gesto de poner el incienso es una gran herencia que todos podemos darles a las futuras generaciones», señaló.

Seguidamente se proyectó un documental titulado Himeyuri acerca de un grupo de estudiantes y profesores de la Escuela Secundaria de Mujeres Daiichi Okinawa y de la Escuela de Mujeres Okinawa Shihan, que formaron una unidad de enfermería de 320 personas.

Estas mujeres fueron al campo de batalla trabajando como personal de enfermería y, según las batallas continuaron, ellas siguieron trabajando arduamente en cuevas estrechas y oscuras. Muchas murieron como resultado de los ataques del ejército estadounidense y, finalmente, la unidad fue disuelta por el Ejército japonés. Lo que había ocurrido en realidad es que las estudiantes Himeyuri habían sido abandonadas por el ejército japonés al perder la batalla de Okinawa, y de repente se encontraron en medio del campo de batalla, donde muchas murieron o se suicidaron.

En el monumento hay 211 nombres de las estudiantes Himeyuri. El monumento es un mensaje para que todos conozcan la horrible realidad de la guerra en Okinawa.

Como número sorpresa, Kenji Igei interpretó el tema Nuchi du Takara (‘La vida es un tesoro’), compuesto por él mismo acerca de la batalla de Okinawa.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso