Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Lima es una ciudad segregada que tiene que cambiar su sistema urbano»
Marco Kamiya, jefe de la División de Economía y Finanzas Urbanas de ONU-Habitat
miércoles, 11 de julio de 2018 | 7:27 PM
«Lima es una ciudad segregada que tiene que cambiar su sistema urbano»
Galeria Imagenes

Por: Carlos Tomona

Marco Kamiya, nikkei peruano nacido en Lima, es jefe de la división de Economía y Finanzas Urbanas de ONU-Habitat, organismo de las Naciones Unidas que trabaja en la mejora de las ciudades, con sede en Kenia, África.  Está casado con Natalia Kamiya y tiene dos hijos, Sachi (22), ingeniera eléctrica de Caltech y que inicia su carrera en banca de inversión en Wall Street, y Kenzo (19), estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Purdue, Estados Unidos.

¿Nos podría relatar cómo fue su niñez y adolescencia?

Nací y crecí en Lima. Las familias de mis padres vienen de Okinawa, la de mi papá es de Yonabaru, y la de mi mamá de Ginoza. Estudié en la Universidad de San Marcos y, al graduarme, fui a Japón, a Okinawa, donde viven mis tíos, hermanos de mi papá. La familia de mis padres, como muchos en la colonia, se separaron por la Segunda Guerra Mundial. Mi tío Koei Kamiya, a quien recuerdo con mucho cariño y que fue muy activo en la comunidad nikkei en Perú, me contaba que logró asistir a la escuela secundaria en Okinawa antes de venir a Perú, una enorme proeza en aquella época.

Dos de mis tíos se quedaron en Japón y la comunicación fue interrumpida durante la guerra, en la cual Okinawa sufrió mucho porque fue la única ciudad donde se peleó en terreno, pero ellos, felizmente, tío y tía, sobrevivieron y tuvieron familia. Hasta hoy están vivos y tuve la suerte de conocerlos y vivir con ellos unos meses antes de viajar de Okinawa a Tokio a comienzos de los años 90. Tengo una gran familia en Japón con más de 20 miembros, entre tíos, primos y sobrinos.

Mis abuelos por parte de mi mamá tenían hacienda en San Agustín. Recuerdo aquella época en que nos juntábamos con amigos nikkei de varias familias en San Agustín durante las vacaciones o fines de semana cuando íbamos de visita. Ahora toda esa zona esta siendo incorporada al aeropuerto.

Usted vivió un tiempo en Okinawa. ¿Qué es lo que más recuerda?

Recuerdo a mi familia, a mis tíos Koyu y Tsuruko, que siempre tienen una sonrisa y están contentos de que ambas familias, en Perú y en Japón, estén unidas.

Okinawa tiene varias cosas interesantes. En Yonabaru, mucha gente no cerraba sus puertas y cualquiera venia e iba a visitar las casas sin que exista mayor seguridad, se sentía como una gran familia. También la comida es diferente al del resto de Japón, con un sake que es más fuerte y que todos beben. Creo que una de las claves de la longevidad en Okinawa, por la que es famosa, es la comida que siempre es fresca y con muchas verduras, pero, más importante, por el bienestar de que goza la ciudad y el respeto a los mayores, y eso creo que es el secreto de la larga vida de los okinawenses, además de la dieta. Es como la infraestructura está hecha para apoyar a la tercera edad y permitir que tengan una vida relajada con bajo estrés.

En Okinawa también influye que siempre hace mucho calor y el mar está cerca; eso posiblemente acerca a la población al mar y al resto del mundo. Recordemos que durante muchos años que el Japón estuvo cerrado al resto del mundo, Okinawa mantenía relaciones comerciales con las culturas del sur de Asia, y eso se refleja hoy en su colorida arquitectura y vestimenta típica.

¿Nos podría contar sobre su trayectoria académica y laboral?

En Tokio trabajé unos años en la NEC y en NHK antes de ir a estudiar a los Estados Unidos. Al concluir mis estudios en la Universidad de Harvard regresé a trabajar a Japón, ingresé a PADECO Co., Ltd., una empresa de consultoría de desarrollo financiado por proyectos del Gobierno japonés, que fue un periodo muy interesante porque trabajé dirigiendo más de 20 proyectos internacionales durante casi 10 años.  Luego de esa experiencia, fui seleccionado para un intercambio con el Banco Interamericano de Desarrollo, estuve en Washington tres años, antes de ir a CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, durante otros tres años cuando estuve residiendo en Caracas, Venezuela. Hace cuatro años vine a Kenia para trabajar en las Naciones Unidas.

Usted ha trabajado muchos años en Tokio. ¿Qué nos puede decir de la cultura empresarial en Japón?

La dedicación al detalle es impresionante, y eso tiene que ver con el énfasis en control de calidad. Los empleados y obreros consideran que producir un bien o un servicio está relacionado no solo con el ingreso o bonificación sino también con una cierta reputación personal. Eso ha permitido la expansión de las multinacionales japonesas.  

Eso ha sido posible por la influencia de mantener a los empleados como una familia con una promesa informal de «no despedir», y aunque eso fue posible hasta los años 90, hoy en día es cada vez más difícil porque las empresas japonesas tienen gran competencia de empresas de China y otros países de Asia y deben reestructurarse para crecer, pero como hay promesa de empleo vitalicio, dar ese paso es muy complejo.    

Los trabajadores que sobresalen hoy son los que tienen capacidad de innovación, ellos tienen muchas ventajas. Recuerda que el fondo de inversión más grande del mundo para creación de empresas es de un japonés, Masayoshi Son, que hizo su empresa en telecomunicaciones y que ha avanzado con mucha decisión.  

Innovación es traer y hacer algo diferente, y hay muchos nikkei que viajaron a Japón en la época de dekasegui y que hoy destacan en oficinas y fábricas, contribuyendo a la economía japonesa en forma ejemplar. Creo que hay que documentar esa experiencia.

¿En qué consiste su actual trabajo en Kenia?

Estoy a cargo del departamento de Economía y Finanzas Urbanas de ONU-Habitat, y, desde la sede en Kenia, trabajamos a nivel mundial apoyando las políticas de urbanización de las ciudades y los países en todo el mundo.  Por ejemplo, en Egipto estamos apoyando el diseño de nuevas ciudades, en África ofrecemos fondos para mejorar las finanzas de los municipios con capacidad técnica y recursos, en Argentina desarrollamos políticas para implementar el Plan Urbano Nacional.

Viajo mucho a implementar proyectos en los países y a coordinar actividades en la sede de la ONU en Nueva York. Hay gran demanda por el trabajo de ONU-Habitat en todo el mundo y tenemos una red de cooperación y actividades con el Banco Mundial, otros bancos de desarrollo, organizaciones y sector privado. Eso es bueno porque demuestra la importancia de las ciudades cada vez más y la necesidad de mejorarlas, porque las ciudades, al fin y al cabo, son personas que requieren de mejor bienestar, acceso a empleos y prosperidad.

¿Por qué le interesa el tema de economía urbana?

La economía urbana se centra en las mejoras en productividad y competitividad a partir de mejores planes de expansión urbana. Por esa razón, nuestro trabajo tiene muchas áreas tales como vivienda asequible, provisión de servicios básicos como agua, energía, desagüe, limpieza, mejoras en el marco legal que tiene gran relación con la planificación y la economía. ONU-Habitat trabaja también para implementar los Objetivos del Desarrollo del Milenio y la Nueva Agenda Urbana, dos documentos de Naciones Unidas para alcanzar un mundo mas equitativo y próspero.

En su opinión, ¿cuáles son los principales problemas de la ciudad de Lima? ¿Cómo debería enfrentarlos el próximo alcalde que salga elegido?

Según nuestras investigaciones, Lima es una ciudad muy compleja que requiere de intervenciones en varios ángulos, todos casi al mismo tiempo, tales como provisión de vivienda asequible para sectores de bajo y medio ingreso, diseño de transporte multimodal que integre trenes con autobuses y bicicletas, mejora de barrios marginales e integración con el resto de la ciudad, modernización de las viviendas precarias en el centro de la ciudad y muchas más.

Lima requiere de anillos de transporte concéntricos para descongestionar las vías de transporte de modo que el transporte de carga y de pasajeros que vienen desde el centro del país, y los que vienen por la carretera Panamericana de sur y norte, no tengan que pasar por las principales avenidas de Lima.  Para mejorar eso se requiere de una combinación de infraestructura con sistemas de racionalización del transporte.

El actual sistema también convierte a Lima en una ciudad muy segregada donde gran parte de la población tiene capacidad y preparación, pero no puede acceder a buenos empleos debido a la ineficiencia del transporte y también a los altos costos de vivienda en los centros productivos de la ciudad.

¿Cómo ve el Perú en los próximos años?

Lima debe ser mejorada con mejor planificación porque, debido a su tamaño, el Perú depende casi de la capacidad logística de Lima; cualquier plan de desarrollo pasa por tener una ciudad más productiva y competitiva pero también más justa y abierta a oportunidades para los ciudadanos.  Por otra parte, el mundo se está moviendo hacia Asia y el Perú debe conectarse con Asia con mayor decisión.  El principal reto es la distancia, pero si se desarrollan áreas de excelencia con productos y servicios que encuentran su demanda, nuestro país puede crecer exportando e intercambiando conocimiento con empresas de Asia que son líderes en sus áreas. Para aprender a exportar más y productos más elaborados, se requiere trabajo fuerte y sostenido, no hay atajos para alcanzar el éxito más que el trabajo continuo y decidido por muchos años.

¿Cuál es el papel de la comunidad nikkei en ese futuro?

Al igual que todos los peruanos, la comunidad nikkei es esencial para tender puentes con todos los sectores y seguir marchando hacia un país más integrado y desarrollado. Pero eso es algo en que, felizmente, en esta tercera y cuarta generación de nikkei todos estamos de acuerdo.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso