Peru Shimpo
Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Nikkeis oraron por la paz
Se recordó a las víctimas de la bomba atómica en Hiroshima
miércoles, 8 de agosto de 2018 | 7:41 PM
Nikkeis oraron por la paz
Galeria Imagenes

El pasado lunes 6 de agosto se realizó en el auditorio Jinnai del Centro Cultural Peruano Japonés la conmemoración del 73.o aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. La ceremonia inició con el toque de las campanadas por directivos de la Asociación Peruano Japonesa y el cónsul del Japón, Tateo Ohashi.

Seguidamente se realizó un oficio budista a cargo de la venerable Jisen Oshiro de la Comunidad Sotoshu Zen del Perú.

El presidente de la APJ, Eduardo Yanahura, hizo uso de la palabra señalando que, en nombre de la comunidad nikkei, se unen a la ceremonia por la paz que expresa el homenaje a la memoria de más de 140 mil víctimas ocasionadas por el trágico bombardero a Hiroshima un día como el 6 de agosto de 1945 a las 8:15 de la mañana durante la Segunda Guerra Mundial.

«Es importante que el mundo, teniendo en cuenta lo ocurrido tanto en Hiroshima como en Nagasaki tres días después, un 9 de agosto, lo mantenga en su memoria y no lo olvide para evitar que hechos como estos se vuelvan a repetir.

Japón, en 1967 adoptó los tres principios antinucleares: no producir armas, no poseerlas y no autorizarlas sobre su territorio, reforzando así su decisión de ser, de allí en adelante, un país ejemplarmente pacífico y pacifista.

Queremos destacar que los inmigrantes de la prefectura de Hiroshima que vinieron al Perú y sus descendientes se han destacado por su fortaleza, al igual que la gente oriunda de Hiroshima que le tocó resurgir y salir adelante luego de estos acontecimientos.

El día de hoy existen 150 mil sobrevivientes con una edad promedio de 82 años y un estado de salud afectado por esos sucesos».

Antes de concluir el mensaje, rindió homenaje a Simon Shinke, quien fue el que inició las ceremonias de conmemoración por la paz en los años noventa, y también mencionó a Toru Uematsu, único sobreviviente de la catástrofe de Hiroshima radicado en el Perú.

Terminó el discurso con las palabras de Sadako Sasaki quien falleció de leucemia, víctima de la radiación: «Este es nuestro llanto, esta es nuestra oración, paz en el mundo».

A continuación se dio lectura al mensaje del Gobernador de Hiroshima, Hidehiko Yuzaki, en español a cargo de Tatsuo Kawaguchi, exbecario peruano en la prefectura:

«Permitanme expresar mis más altas muestras de gratitud por los denodados esfuerzos que constituyen el puente de Perú y Hiroshima.

Tras la experiencia de la calamidad sin precedentes que fue la primera bomba atómica en la historia de la humanidad, Hiroshima empezó a abolir las armas nucleares e iniciar una campaña por la paz mundial. Esa lucha continua hasta el día de hoy y es nuestro ferviente deseo lograr una comunidad internacional pacífica y libre de armas.

Bajo este contexto, se realizaron en Hiroshima diversos tratados y conversatorios para evitar la proliferación de armas nucleares a nivel mundial. Estamos trabajando con afamados institutos a temas relacionados a la paz. Esperemos que estos proyectos den orígenes a políticas para lograr el desarme mundial. Esperamos construir un mundo pacífico y libre de armas nucleares».

Finalmente, el presidente de Perú Hiroshima Kenjinkai, Arturo Kawaguchi, pronunció su discurso acerca de la importancia de conmemorar el recuerdo para evitar que nuestra memoria colectiva olvide estos acontecimientos, para tomar conciencia de ellos.

«Con el paso del tiempo, aquellos que vivieron en carne propia los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki se hacen menos. Aunque en sus mentes el recuerdo de estos traumas sigue vivo, grandes porciones de la población mundial no conocen su historia. El mensaje de los supervivientes ha sido claro: nunca más.

Hiroshima y Nagasaki son símbolos comunes que representan el espíritu humano para superar esta destructividad.

En el parque memorial de Hiroshima se encuentra la siguiente leyenda: que descansen en paz todas las almas que aquí yacen. No repetiremos esa atrocidad. En plural, esa frase nos incluye a todos y cada uno de nosotros.

Con estas palabras, Perú Hiroshima Kenjinkai quiere recordar que el futuro está en nuestras manos y asegurar nuestro futuro común liberando al mundo de estos instrumentos de muerte. El camino para asegurar el futuro de la humanidad corre a través de Hiroshima y Nagasaki».

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso