Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Somos un puente que difunde cultura y tradición de Okinawa»: Akemi Nakamine
Objetivo principal de la Asociación Femenina Okinawense del Perú
martes, 23 de octubre de 2018 | 6:14 PM
«Somos un puente que difunde cultura y tradición de Okinawa»: Akemi Nakamine

Por: Ciria Chauca Falconí

En los 40 años de la Asociación Femenina Okinawense del Perú, AFOP, Akemi Nakamine tuvo la responsabilidad de ser presidenta en dos períodos consecutivos. Ahora es la consejera y se confiesa como una socia activa de por vida.

¿Qué es la Asociación Femenina Okinawense del Perú?

Es el grupo humano de todas las señoras  de ascendencia okinawense.

¿Tiene alguna particularidad una peruana descendiente de Okinawa?

Físicamente, es una fusión entre lo peruano y lo okinawense; las dos facciones, por así decir, se complementan.

Psicológicamente, tenemos más de peruanas que de okinawenses, porque nacimos, crecimos, estudiamos y nos desenvolvemos dentro de la sociedad peruana en general.

¿Cuál es el objetivo al ser socia?

El objetivo principal es seguir difundiendo la tradición y la cultura okinawense, su baile, su cocina, muy aparte de todo lo que tenemos de la sociedad peruana. Es como para recordar a nuestros ancestros, darles esa información a las generaciones jóvenes, que ya no están muy en contacto con las obachan y los ojichan que han venido de Okinawa, que son realmente descendientes directos. Somos un puente como para difundir esas costumbres y tradiciones.

¿Tiene socias de nuevas generaciones, como sansei?

Yo soy de la generación sansei (nieta de inmigrantes de Okinawa). Digamos que ya tenemos socias de la generación yonsei (cuarta generación), como nuestras sobrinas, primitas que están bordeando los 40 y 30 años, más o menos. Nos hemos proyectado invitar a ser socias a las de la generación yonsei.

Actualmente, la Asociación Femenina Okinawense del Perú tiene mucho apoyo de los jóvenes de la Asociación Okinawense del Perú, como el grupo Kimutaka, exbecarios de la prefectura de Okinawa. Por ahí la cosa va muy bien, porque siguen fieles a todo lo que es Okinawa, la Asociación Femenina Okinawense y la Asociación Okinawense del Perú.

¿Cómo ve el futuro?

El futuro de nuestra institución... Sí, perdurará en el tiempo de todas maneras y seguiremos avanzando para que esto difunda cada vez más la tradición y la cultura de Okinawa.

Sí hay buenos resultados, por ejemplo, con las becas que otorgan los Shi, Cho, y Son de Okinawa, a los jóvenes peruanos descendientes de okinawenses. 

Mi generación no tuvo esa oportunidad. Yo no hablo japonés, entiendo un poco, me acuerdo del uchinaguchi por mis abuelos, pero no sé hablar en oraciones largas en uchinaguchi. Pero ahora los jóvenes tienen esa oportunidad por las becas en la prefectura de Okinawa, que son de tres meses, seis meses, o un año. Regresan desde Japón con las ganas de dedicarse a difundir toda su experiencia adquirida allá.

¿La beca de Okinawa es favorable para AFOP?

Más que socias actuales, las jóvenes becarias pueden ser nuestras futuras socias. Si los jóvenes adquieren nuevas experiencias, más adelante nosotras podemos invitarlas ser socias de AFOP, para ayudarnos a difundir las tradiciones y la cultura de Okinawa. Desde que adquieren nuevas experiencias con la beca de Okinawa, vienen con muchas ganas de difundir lo que es odori, sanshin, bingata, artes manuales, les va muy bien. Estos jóvenes integran una muy buena generación. 

¿Conserva y practica algo de la tradición y cultura okinawense? 

En mi casa siempre escuchaba a mi oji y a mi oba hablar en el dialecto okinawense, uchinaguchi, y en el idioma japonés. De oído, yo más o menos sé diferenciar lo que es el idioma japonés y el uichinaguchi. ¿Qué preservo de la tradición de Okinawa? Llevo el butsudan desde el fallecimiento de mi esposo. Y como mi papá es hijo mayor, en la casa se ha llevado el butsudan de nuestra familia, que ahora le corresponde a mi hermano. 

Sus saludos por los 40 años.

Saludo a la Asociación Femenina Okinawense del Perú por sus 40 años de fundación, que sigan los éxitos y que perdure en el tiempo todo lo que se pueda hacer por la cultura y la tradición de Okinawa. 

Como consejera, ¿va a continuar como socia activa?

Sí, así es la invitación. Por eso voy a continuar como socia activa de la Asociación Femenina Okinawense del Perú hasta donde se puede.

 

Elena Sakihara, socia desde hace 25 años

Desde hace 25 años, Elena Sakihara es socia de la Asociación Femenina Okinawense del Perú. Al comienzo participaba como socia que aportaba, iba a las actividades y nada más. Desde el 2000, hace 18 años, fue invitada para formar parte de la directiva, como directora de  prensa y propaganda, tesorera, vicepresidenta, y presidenta en dos perídos.

«Ser parte de la directiva y asumir la responsabilidad de ser presidenta institucional ha sido una gran experiencia. Gracias  a todas las consejeras y a las socias que colaboraron para que pueda cumplir como presidenta y que se haya logrado las metas trazadas como presidenta», fue la reflexión de Elena Sakihara en relación a los 40 años de fundación de la Asociación Femenina Okinawense del Perú.

Aseguró sentirse satisfecha y su deseo es que la AFOP siga adelante porque es una institución que tiene para mucho en el sentir de cultivar y transmitir las tradiciones y la cultura de Okinawa heredada de los inmigrantes okinawenses.

Consideró que las futuras generaciones de nikkei deberíamos seguir cultivando para que esta institución siga creciendo.

Dijo que la misión de cada presidenta es alcanzar la continuidad de esta institución con la participación de un mayor número de socias más jóvenes, para que puedan lograr los objetivos trazados desde la fundación de AFOP.

Esta institución se forma para que las esposas de los socios de AOP tuvieran un lugar a su disposición. «Aparte de acudir a una zona de esparcimiento, hemos tenido que integarnos, ayudarnos y compartir con el kenjinkai».

Enfatizó que AFOP nace para que las esposas de socios de AOP puedan tener un espacio donde compartir momentos gratos, y colaborar con la Asociación Okinawense del Perú.

Subrayó que, durante estos 40 años, siempre se ha tratado de cumplir con los objetivos de su fundación: armonía pureza, y cooperación, «que son el legado de nuestra institución y tratamos de cumplir para que siga adelante el legado que nos dejaron las fundadoras». 

Cuando se desempeñó como presidenta, Elena recibió todo el apoyo de su familia. Cuenta como anécdota que su hija, entonces una niña, disfrutaba todo lo que hacía Sakihara. «Un día mi hija me dijo: «Mamá, me gusta lo que estás haciendo para la Asociación Femenina Okinawense del Perú, cuando sea grande quiero hacer lo que estás haciendo». Ahora ella estudia Medicina.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso