Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Shonichi: Caen Kisenosato, Tochinoshin y Mitakeumi
Futsuka-me: Kisenosato vuelve a caer y Takakeishô derrota a Gôeidô
lunes, 12 de noviembre de 2018 | 6:56 PM
Shonichi: Caen Kisenosato, Tochinoshin y Mitakeumi

Con gran expectativa por ver al yokozuna Kisenosato, se inició el domingo 11 el Kyûshû Basho 2018 en el Fukuoka Kokusai Center (Centro de convenciones de Fukuoka). Kisenosato realizó una impecable y muy aplaudida ceremonia de dohyô-iri, como es costumbre antes del inicio de los combates de la división superior (Makuuchi) del sumô profesional. 

Los vaticinios respecto del ganador de este torneo giran en torno a si vencerá un sekitori que ya ha levantado la Copa del Emperador, o si el vencedor inscribirá su nombre por primera vez en la lista de ganadores de un Yûshô (campeonato).

Las dos derrotas de Kisenosato, las caídas de Tochinoshin y Mitakeumi en Shonichi y de Gôeidô en futsuka-me dan la razón a quienes consideran posible que un sekitori estrene su nombre en la lista de ganadores. En este año ya lo hicieron Tochinoshin (enero) y Mitakeumi (julio). La última vez que tres sekitori ganaron su primer Yûshô en el mismo año fue hace 18 años cuando, de manera consecutiva, Musôyama, Takatoriki y Kaiô ganaron los torneos de enero, marzo y mayo de 2000.

Kisenosato 0-2

Como único yokozuna en competencia, Kisenosato gozará del privilegio de cerrar cada jornada de combates. Sus peleas serán las más esperadas y el público desea ver a un Kisenosato que se acerque al de 2016, y enero y marzo de 2017.

Esto que le ha pasado a Kisenosato, el arrancar el torneo con dos derrotas consecutivas, es lo que todos temían cuando, en setiembre, anunció su participación en el Aki Basho, donde Kisenosato sorprendió con un sólido 10-5. Sucedió en este torneo y es porque Kisenosato no es el de antes y muchos tememos que nunca volverá a ser el de antes de la lesión.

Ante el joven komusubi Takakeishô, Kisenosato no aprovechó la ventaja de talla. El yokozuna se mostró demasiado cauto esperando la ocasión propicia para controlar al pequeño komusubi y cerrar el combate. Pero toda prolongación del combate es una ventaja para Takakeishô que hizo que el yokozuna combatiese a su ritmo, como las olas que avanzan y se retiran, el komusubi lanzaba sus brazos, los recogía y los volvía a lanzar. El combate se prolongó por 21,4 segundos y Takakeishô aprovechó la ocasión que se le presentó: un descuido del yokozuna permitió que el komusubi pusiese la mano sobre su espalda y la fuerza del komusubi se encargó de lanzar a Kisenosato a la arena por hatakikomi.

El segundo rival de Kisenosato fue el M1 Myôgiryû. Rival casi ideal para recuperar la senda del triunfo por la gran diferencia técnica y física entre uno y otro. Pero Kisenosato otra vez demoró en definir el combate. Esperó una ocasión propicia y el combate se prolongó por 34,2 segundos. Myôgiryû consiguió la ventajosa posición de morozashi colocando sus brazos bajo los del yokozuna y, con los brazos del rival inmovilizados, Myôgiryû empujó al yokozuna que probó un desesperado kotenage pero perdió el equilibrio en el intento.

No es bueno el panorama para Kisenosato.

Gôeidô 1-1, Takayasu 2-0, Tochinoshin 1-1, 

En shonishi, el ôzeki Gôeidô y el M1 Hokutofuji hicieron un buen combate. Buena parte del mérito corresponde al M1 que mostró buena técnica y un espíritu de lucha que se ganó los aplausos del público. Hokutofuji siempre fue hacia delante, complicó al ôzeki y vendió cara su derrota por oshidashi. Hokutofuji (0-2) tiene pasta para estar en san-yaku.

Si bien en el debut hizo bien las cosas, en futsuka-me el ôzeki no pudo controlar a al komusubi Takakeishô, lo dejó tomar la iniciativa y entraron al sumô que más conviene al komusubi, Gôeidô se descuidó un instante y Takakeishô repitió el manotazo al costado para vencer por tsukiotoshi. 

Takayasu tiene el mejor arranque entre los ôzeki. En shonichi, controló con facilidad al M1 Myôgiryû para vencerlo por yorikiri. El segundo día, Takayasu hizo uno de los mejores combates al vencer al empeñoso Hokutofuji. El M1 nunca retrocedió y puso en aprietos al ôzeki. Takayasu mostró gran reacción, rapidez mental y velocidad de ejecución cuando Hokutofuji bajó la cabeza y expuso por un instante la nuca. Como un rayo, el ôzeki aprovechó la ocasión para vencer por hatakikomi.

El georgiano Tochinoshin no está completamente recuperado de sus lesiones. El M2 Tamawashi, quizá reconociendo las debilidades del ôzeki, cargó contra él y Tochinoshin no encontró manera de contrarrestar el oshidashi del mongol. Al día siguiente, Tochinoshin aprovechó que Nishikigi está muy subido de lote y lo venció con facilidad por yorikiri.

Mitakeumi e Ichinojô 1-1

Para alguien que espera salvar lo que queda de su carrera hacia el título de ôzeki, el debut de Mitakeumi fue una desilusión. Ante el M2 Tochiôzan, el sekiwake fue hacia delante, controló el combate, pero se descuidó y fue sorprendido por un manotazo en el costado derecho que lo envió a la arena por tsukiotoshi.

En futsuka-me, Mitakeumi enfrentó al M2 Tamawashi (1-1) y extendió la serie entre ambos a 14-2. Mitakeumi mostró confianza en su sumô y, por el momento, hizo olvidar el traspié del primer día. Pero la derrota de shonichi puede resultar decisiva al final del torneo.

El otro sekiwake, el mongol Ichinojô aprovechó su gran ventaja de peso y controló al M3 Nishikigi, que tendrá que hacer gran esfuerzo para no concluir el torneo con un make-koshi de dos dígitos. Nishikigi (0-2) aún no está listo para este lote. En futsuka-me, Tochiôzan (2-0) esquivó una carga del gigante y lo hizo caer al suelo por hikiotoshi.

Takakeishô 2-0

El pequeño komusubi es la estrella de las dos primeras jornadas con victorias sobre el yokozuna Kisenosato y el ôzeki Gôeidô. Esos pergaminos y un kachi-koshi bastarán para ganarse algún premio especial. 

Con apenas 1,73 m, Takakeishô concede ventaja de talla a casi todos sus rivales. En compensación, tiene mucha fuerza y un centro de gravedad muy bajo: es difícil desestabilizar al komusubi. Otra de sus cualidades es su gran espíritu de lucha: siempre va hacia delante, jamás retrocede. Y hay algo que es muy importante, posee una extraordinaria confianza en sí mismo y su sumô que, en estos momentos, solo es superada por el dai-yokozuna Hakuhô.

Pero ese manojo de cualidades tiene una carencia que las acompaña: el sumô de Takakeishô es monotemático: manotazos y empujones, es decir, oshi-zumô. El pequeño Takakeishô está en problemas cuando el rival logra acercarse y lo fuerza al yotsu-zumô, es decir, el sumô con las manos sobre el mawashi. Como dato sorprendente diremos que de las 181 victorias de su carrera, apenas 2 son por yorikiri (empujar tomando el mawashi) y no ha vencido nunca por uwatenage, shitatenage, uwatedashinage, shitatedashinage o cualquiera de los kimarite en que se realiza en lanzamiento cogiendo el mawashi. (FraKazu)

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso