Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Itsuka-me: Kisenosato abandona el torneo, pero no anuncia retiro
Takakeishô y Tochiôzan únicos invictos
jueves, 15 de noviembre de 2018 | 6:47 PM
Itsuka-me: Kisenosato abandona el torneo, pero no anuncia retiro

La sensatez retornó al Tagonoura-beya y, pocas horas antes del inicio de la quinta jornada, el propio Kisenosato anunció a los medios de prensa que se retiraba del Gran Torneo de Kyûshû 2018.

Como causa del retiro, Kisenosato adujo una lesión en la rodilla contraída durante el combate contra Takakeishô en la primera jornada. Lo cierto es que revisando el vídeo del combate no se encuentra ninguna situación en que alguna de las rodillas se vea comprometida. Se informó que los médicos han recomendado dos semanas de descanso.

«Entré al torneo en buenas condiciones, pero sufrí una nueva lesión (en la rodilla derecha) en Shonichi... desde el segundo día no he estado en mi mejor forma, por lo que he decidido retirarme. Lo siento mucho. Lamento no poder cumplir con las expectativas».

Kisenosato reiteró que quiere volver a su antiguo nivel; pero por el momento debe sanar y trabajar para regresar al dohyô.

La lesión en la rodilla será la justificación oficial, pero la presión para que Kisenosato abandone el torneo debe haber sido inmensa. Un 0-5 habría sido una afrenta al rango de yokozuna. Recordemos que ya Kisenosato pasará a la historia del sumô como el único yokozuna que ha sufrido cuatro derrotas consecutivas. 

También habrá pesado el hecho de que en el Tagonoura-beya abrigan la esperanza de que Takayasu gane su primer Yûshô y no querrían arruinar una merecida celebración con la noticia del retiro definitivo de Kisenosato. Corren rumores de que anunciará su retiro definitivo en Tokio, en enero.

De manera general, itsuka-me fue una jornada de sorpresas: los tres ôzeki y los dos sekiwake no pudieron superar a sus rivales. Como únicos líderes invictos quedaron el komusubi Takakeishô y el M1 Tochiôzan. 

M2 Tochiôzan (5-0) – Takayasu (4-1)

El retiro de Kisenosato dejó a este choque entre invictos como el combate estelar de la quinta jornada. La estadística de los encuentros previos favorecía ampliamente al M2 por 19-7; en consecuencia, su victoria no puede considerarse una sorpresa. Pero el ôzeki es Takayasu. 

Este fue un combate extraño porque en su mayor parte los sekitori estuvieron pecho contra pecho, pero ninguno logró asir el mawashi rival. Combate de técnica porque mutuamente ambos se neutralizaron las manos y los brazos para evitar que alcancen el mawashi. Más defensivo Tochiôzan y más ofensivo Takayasu que buscaba el mawashi por fuera y bajo los brazos del M2. Tochiôzan neutralizó todo y, en cierto momento, recordó lo que había hecho en la jornada anterior contra Kisenosato y produjo otra genialidad. 

Tochiôzan retrocedió un poco el pie derecho, se colocó de perfil al cuerpo del ôzeki, pasó su brazo bajo el brazo rival y lo apoyó contra la espalda, hizo palanca y aplicó su segundo sukuinage del torneo. Más potente que contra Kisenosato porque lanzó e hizo volar a Takayasu que no es precisamente un sekitori liviano (Fotos 1 y 2).

Gran victoria de Tochiôzan que se erige como primera opción para levantar la Copa del Emperador en el último torneo de Kyûshû de la era Heisei. Con una sola derrota, Takayasu aún tiene opción al título, pero la diferencia entre ambos es que las cinco victorias de Tochiôzan han sido ante los cinco mejores sekitori del banzuke. Y Takayasu aún debe enfrentar a cuatro de ellos.

Otros combates

Se ha mencionado que el M3 Nishikigi (1-4) está muy subido de lote y que aún no está listo para enfrentar con éxito a los sekitori de san-yaku. Y tras cuatro derrotas al hilo, enfrenta al ôzeki Gôeidô (2-3) y lo derrota con un soberbio kotenage (Foto 3). En un torneo sin yokozuna y con Tochinoshin fuera de forma, este torneo era una gran oportunidad para que Gôeidô tentase su segundo Yûshô. Una muestra más de su irregularidad, una muestra más de su falta de consistencia. 

El M1 Hokutofuji (3-2) derrotó al ôzeki Tochinoshin (3-2). En el tachi-ai, Tochinoshin se adelantó y descargó un recio golpe contra el M1. Por supuesto al tachi-ai se repitió. Pero algo se encendió en Hokutofuji porque el ôzeki ni siquiera insinuó una disculpa. Un enardecido Hokutofuji acorraló al ôzeki que, gran error, intentó defenderse con oshi-zumô. Al borde del dohyô, Tochinoshin intenta por el lado del mawashi pero ya era muy tarde y el ôzeki cayó sentado fuera del dohyô. La mirada de satisfacción en el rostro de Hokutofuji era digna de una foto de gran formato.

El komusubi Takakeishô (5-0) no se inmutó ante los 227 kg del gigantesco sekiwake mongol Ichinojô. Takakeishô acosó a su rival con su acostumbrada andanada de manotazos, no lo dejó estabilizarse (foto 4) y obtuvo una victoria que sorprende por lo fácil que resultó para Takakeishô. 

El komusubi brasileño Kaisei (1-2-2) que estuvo ausente las dos primeras jornadas por lesión, logró su primera victoria ante el sekiwake que esperaba ser ôzeki. Mitakeumi (2-3) se mostró impotente para manejar los 205 kg de un lesionado Kaisei: cayó por yorikiri y tendrá que esperar más para ser ôzeki. (FraKazu) 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso