Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Conocer, valorar y transmitir. De eso se trata el Soft Power okinawense»
Magaly Tsukayama, becaria de JICA
viernes, 4 de enero de 2019 | 8:50 PM
«Conocer, valorar y transmitir. De eso se trata el Soft Power okinawense»
Galeria Imagenes

Magaly Tsukayama ha retornado recientemente de una beca proporcionada por JICA, representando a la Asociación Okinawense del Perú. «Esta beca me sirvió para fortalecer el compromiso de seguir difundiendo la cultura okinawense en nuestro país». En  la siguiente nota, nos comenta más acerca de la experiencia.

¿Cómo fue el programa de la beca?

Ha sido bien intenso. Desde que llegamos a Yokohama estuvimos una semana. Tuvimos tres días de clases con expositores y exembajadores sobre la historia de Japón y de los nikkei en Japón y la educación japonesa. Después en esos días, tuvimos clases de japonés.

Después fuimos a Okinawa y allá empezamos con una presentación ante las autoridades de JICA Okinawa y presentando la problemática que veíamos en el Perú sobre los nikkei uchinanchus. Fuimos representantes de Perú, Brasil, Argentina y Bolivia. Y en los cuatro países la problemática era básicamente la misma: se está perdiendo la identidad.

¿Qué cursos tuvieron en Okinawa?

En Okinawa teníamos clases de 12 p.m. a 5 p.m. y después un taller; por ejemplo, la primera semana fue eisa y mucho de los participantes nunca habíamos bailado. La coreografía fue hecha por Naha Daiko, que fueron nuestros profesores. Cuando los veíamos bailar, era increíble, con sus saltos y giros rápidos. Nos pareció algo fuera de contexto. 

Al final nos dijeron que íbamos a presentarnos en el Festival Mundial de Eisa, en el número final. Fue divertido y se logró una compenetración con el grupo.

Asimismo, el profesor Takara nos enseñó acerca de la reconstrucción del castillo de Shuri, lo visitamos así como el Museo de Arte e Historia de Urasoe. Otro día fue la historia de la guerra en Okinawa y en la tarde nos llevaron al Museo de la Paz en Itoman. Después, la charla con el profesor Kaneshiro en Geidai y la exposición con los alumnos de odori y de canto.

Todo ha sido teoría y práctica y eso lo ha hecho interesante. En las becas de Shi-cho-son es más práctica.

Lo bueno de esta beca es que hemos tenido un traductor en español y eso de verdad nos lo facilitó muchísimo. Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida porque se trata de conocer, valorar y transmitir. Y de eso se trata esta beca. Eso es lo que busca JICA Okinawa y las autoridades de la prefectura.

¿En qué consistió el proyecto que presentaron?

El proyecto va básicamente enfocado a los niños, para que ellos conozcan la cultura uchinanchu que es su cultura. Mi proyecto se llama PUK 00 (Perú Uchinanchu Kodomo 0-0) porque va desde los niños de cero hasta los mayores, para el niño que llevan dentro. Es como una similitud con el grupo KBG84 de las obachan que bailan. Nos dieron una charla sobre ese programa y otros que se han hecho en Yomitan. El chico encargado nos comentó que este grupo ha sido un éxito pues le estás dando como una segunda vida a estas señoras y han revitalizado el lugar donde ellas vivían.  Igualmente nos hablaron del proyecto de la siembra de árboles, con Kazufumi Miyazawa, del kuroki, cuya madera es perfecta para hacer sanshin, el cual está proyectado de aquí a cien años. Lo importante es que se ha iniciado una continuidad para que las futuras generaciones cuenten con ese instrumento.

Una anécdota de la beca:

Tuvimos un día que nos llevaron a Higashi son, al norte de Okinawa, y nos comentaron que eran uno de los Shi-cho-son más pobres de Okinawa. Y las autoridades se preguntaban cómo salir de la crisis sin que vayan las industrias u hoteles. Querían algo diferente. Allí tienen un manglar y pensaron en fomentar el ecoturismo y el cultivo de piña. Y los pobladores enseñaron a cómo cuidar su entorno.Hay inclusive hogares que te hacen el servicio de homestay y son de personas mayores. Nosotros pasamos un día en casa de ellos y conversamos con los mismos lugareños. Reciben muchos escolares. Ellos me contaron que en Higashi solo existe un semáforo y su función es enseñarles a los niños el significado de los colores. Ellos tienen dos estrellas de golf y sus casa también son atractivos turísticos en la zona.

Un mensaje final:

Un agradecimiento a JICA Perú, JICA Yokohama, JICA Okinawa, NPO Lequios Wings y Aopcoop.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Infraestructura | Soporte Panel de control | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2011
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso