Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
El Gagaku y el Sho virtuoso, todo un descubrimiento musical
En conmemoración de 120 años de la inmigración japonesa al Perú
martes, 26 de febrero de 2019 | 6:57 PM
El Gagaku y el Sho virtuoso, todo un descubrimiento musical
Galeria Imagenes

Naoyuki Manabe, compositor, e intérprete del instrumento de viento Sho, presentó un concierto y taller de Gagaku, música tradicional de 1300 años de historia y música vanguardista del Japón, país que auna la tradición con la modernidad.

Ha sido en el marco de celebración del 120.o aniversario de la inmigración japonesa en el Perú, el domingo 24, en el Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés.

El maestro Manabe estuvo acompañado por jóvenes y reconocidos músicos japoneses: Yoshie Kunimoto, Hichiriki, y Tatsuya Iwasaki, Fue.

Sadayuki Tsuchiya, embajador del Japón en el Perú, en compañía de su esposa, Hikari Tsuchiya, Yasuyo Kajimoto, consejera de la Embajada del Japón, y Eduardo Yanahura, presidente de la Asociación Peruano Japonesa, se ubicaron en primera fila.

La orquesta más antigua del mundo

Naoyuki Manabe, en la primera parte, tuvo a su cargo el taller y demostración.

Explicó que el Gagaku está considerada como la orquesta más antigua del mundo y que se constituye de instrumentos tradicionales: sho, hichiriki (oboe japonés), y oteki (flauta japonesa horizontal).

Anotó que el Gagaku, con más de mil años de tradición, se transmite de generación en generación, con el patrocinio de la familia imperial del Japón.

Forma parte de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad de la Unesco.

Precisó que, históricamente, en el Japón de la antigüedad existían una serie de canciones y estilos de canto como el Kagura, el Yamato-uta y el Kume-uta, que también se acompañaban con danzas sencillas.

Desde aproxidamente el siglo V , distintas músicas y danzas fueron llevadas a Japón desde las antiguas civilizaciones del continente asiático, en la misma época en la que la cultura y enseñanzas budistas fueron permeando el país. Es así como nacería el Gagaku, una fusión de estas músicas y danzas, completando su forma artística alrededor del siglo X, momento desde el cual se ha transmitido de generación en generación.

De esta manera, para el público asistente, el Gagaku y el sho virtuoso han sido todo un descubrimiento musical.

Las técnicas avanzadas del estilo de canto japonés y los arreglos vocales del Gagaku no solo han contribuido a la creación y el desarrollo de la música de hoy en día, sino que este tiene en sí mismo el potencial de desarrollarse en muchos aspectos, como una forma de arte global, que se pudo presenciar gracias a Naoyuki Manabe.

Sho, hichiriki y otaki

En el taller, Manabe hizo una descripción sobre los instrumentos musicales de la orquesta Gagaku:

Sho: es el único instrumento japonés con que se puede entonar acordes. Como su forma se parece a un houou (significa Fenghuang, un fénix de mitos chinos, en japonés. Se dice que el sho imita el llamado del fénix) descansando. Se llama también housho. Produce un sonido tierno y armónico, y le brinda un aire particular a la música del Gagaku, que fue la música imperial de la corte japonesa.

Hichiriki: es una flauta vertical de bambú barnizada con laca y con siete huecos en el frente y dos huecos en el reverso. A pesar de ser un instrumento pequeño puede producir un sonido muy fuerte, pero con un dispansión de solamente alrededores de una octava. Se utiliza una lengüeta hecha de caña aplastada que, antes de la presentación, se prepara humedeciéndose para poder soplarla mejor. Este es un instrumento sagrado comúnmente utilizado en las bodas shinto del Japón.

Oteki: en muchos casos se usa para acompañar el tono del hichiriki. Es una flauta horizontal con siete huecos y cuenta con un dispansión de dos octavas. Se llama también ryuteki, flauta de dragón. Por tanto, se piensa que muestra la voz del dragón que va y viene entre el cielo y tierra.

Solo de sho

En la segunda parte, Naoyuki Manabe presentó un solo de sho.  Para la mayoría del público fue una revelación de la música japonesa,  porque traslada a un nuevo espacio sonoro.

El maestro japonés interpretó dos composiciones de Joji Yuasa: Gen fukei y Al Génesis (1988).

Además, ofreció sus propias composiciones: Invención IV (2018), Rechte Hand (mano derecha), Aitake (acordes tradicionales del Gagaku), y Baide Hände (ambas manos).

Asimismo, Robert. HP. Platz (1951-Alemanina), Luces de Bengala para sho (1977), Motoharu Kawashima (1972) y Juego en los 17 agujeros (2008).

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso