Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Rubén Sugano: el lutier aficionado de sanshin
lunes, 4 de marzo de 2019 | 7:55 PM
Rubén Sugano: el lutier aficionado de sanshin

Por: Milagros Tsukayama

Rubén Sugano Sato es administrador de empresas y un apasionado del sanshin okinawense (instrumento musical de 3 cuerdas). Por sus abuelos, tiene raíces en Fukushima Ken; pero también un gran amor por Okinawa. Sin darse cuenta, ya tiene 20 años participando en la colectividad okinawense en Lima y 16 reparando sanshin. Actualmente, existe el Día del Sanshin, que se celebra el 4 de marzo por la similitud fonética con los kanji san (tres) y shi (cuatro), y en Perú ya es parte de las celebraciones de la colectividad okinawense. Por este día, Perú Shimpo conversó con Rubén Sugano sobre su experiencia como constructor y reparador de sanshin en el Perú. 

Cuéntanos sobre ti

Crecí en la provincia de Huaral, distrito de Chancay. Por parte de padre y madre, soy descendiente de Fukushima Ken. De mi niñez, recuerdo el omochi, el olor a nattō y el sabor del tsukemono que solía preparar mi ojiichan. También recuerdo el colectivo Chancay-Huaral que tomaba todos los días para ir al colegio. En el trayecto, subían varios amigos nikkeis, que vivían mayormente en las exhaciendas de la zona.

¿Cómo te conectaste con la colectividad okinawense?

Todo comenzó con el sanshin y el eisa. Luego, gracias a los amigos de Haisai Uchina, grupo de jóvenes de AOP y algunos directivos del AOP que siempre me tomaban en cuenta para las actividades, fui participando hasta que terminé enganchándome. Sin darme cuenta, ya tengo 20 años participando en AOP.

¿Cómo nació tu interés por el sanshin? 

Lo que me atrajo fue el sonido, la melodía en sí. En 1999, armé mi primer kankara sanshin (sanshin hecho con latas), en un taller organizado por la agrupación okinawense Rinken Band, que vino al Perú para celebrar el Centenario de la Inmigración Japonesa. Comencé a ensayar con el grupo Haisai Uchina y usé un sanshin que me prestó un ojiichan de Huaral. Al principio, fue muy difícil: no entendía las canciones y el nihongo me parecía raro, que resultó ser uchinaaguchi, el idioma de Okinawa. Pero cuando estaba a punto de tirar la toalla, Diana Higa fue quien me enseñó mi primera canción: Ahabushi. Eso fue lo que motivó a seguir y crecí musicalmente gracias al apoyo de Ángel Shashiki, Héctor Igei, Koki Higa y otros compañeros de la agrupación. 

¿Has visitado Okinawa?

Sí. La última vez fui en el 2016 por el VI Uchinanchu Taikai, gracias a la invitación de Okinawa Kenjinkai. Hubo la “Gran Celebración del Sanshin”, una actividad que reunió a ejecutantes de sanshin de diversos países, superando las barreras de edad y las fronteras. Al cantar y tocar, sentí una gran fuerza y emoción, y me pregunté: “¿por qué no hacer algo similar en Perú?” Y lo hicimos, en el 2018 en AOP.

¿Por qué te interesó más reparar sanshin? 

Fue por necesidad. La primera vez que se me rompió una clavija, no tenía repuestos y tuve que fabricar una nueva. Luego, pasó lo mismo con el cuero y, para hacerlo, recibí pautas de especialistas en el tema. Construí un templador para el cuero del sanshin usando madera, sogas y cadenas. Aunque era algo bien rústico, funcionó. 

¿En dónde aprendiste?

Aprendí de Ángel Shashiki, becario que recibió capacitación en Okinawa para reparar sanshin. A su regreso al Perú, Ángel transmitió sus conocimientos solo a 4 personas: Saori Takaesu, Claudia Lam, German Miyahira y mi persona. Fabricamos los primeros y únicos 4 sanshin de esa experiencia.

Entonces, eres un lutier (persona que repara instrumentos de cuerda)

No, porque no tengo título oficial. Me falta mucho por aprender y tampoco estoy al nivel de los sensei que lo hacían en el Perú. Pero me atrevería a decir que la última persona que llego a tener el mismo nivel de los antiguos fabricantes en Perú fue Germán Miyahira, a pesar de que él y yo teníamos el mismo nivel sobre reparación de sanshin. Aprovecho en destacar las cualidades que tenía Miyahira san y que son las que deben tener los grandes maestros en reparación de sanshin: trayectoria artística, título de profesor y, sobre todo, humildad y trabajo silencioso. 

¿Cuál es tu secreto para reparar un sanshin?

Primero hay que saber tocar antes que reparar. Eso lo aprendí de Angel Shashiki y de los maestros de Nomura Ryu (Seihan Higa, Julio Heshiki y German Miyahira). Una vez que sabes tocar, puedes notar fácilmente los defectos que puede tener un sanshin y te das cuenta del porqué de las cosas. Todo eso te sirve para poder realizar un buen trabajo al momento de la reconstrucción. 

¿El sanshin tiene futuro en el Perú? 

Aunque, hace unos 15 años, apenas éramos 10 personas que practicábamos sanshin,  ahora veo que hay un futuro asegurado y eso es gracias a las becas. Los becarios de Okinawa regresan aprendiendo odori y sanshin y eso lo transmiten al regresar al Perú. Actualmente, estoy retirado de la parte artística y solo me dedico a la reparación de sanshin. Lo que ahora me motiva es conocer su historia e imaginarme que el shanshin seguirá siendo parte de grandes veladas artísticas. 

¿Qué nikkeis peruanos destacan actualmente con el sanshin?

Cuando me preguntan por referentes en la actualidad, se me viene a la cabeza el nombre de Hector Igei, quien transmite los conocimientos que adquirió durante su etapa de becario. También puedo nombrar a Tony Kobashicawa y Diana Higa, con quienes me inicie en Haisai Uchina y que actualmente siguen en actividad.

¿Cuáles son tus expectativas personales?

Para este año, enseñar historia y homenajear a los maestros del sanshin en el Perú. La idea es que las actuales y futuras generaciones conozcan a los verdaderos pioneros y referentes del sanshin en el Perú; aunque ahora, lamentablemente, encuentras en las redes sociales información o propaganda de personas que se presentan como referentes sin haber tenido trayectoria artística. Por eso, además de la reparación, también me interesa mucho seguir investigando su historia en el Perú. 

[Aunque no lo mencionó en la entrevista, Rubén ha realizado varios documentales, una exposición y, hasta hace poco, plasmaba en un blog sus propias investigaciones acerca del sanshin en el Perú.] 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso