Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Los que nos hacen cantar» destacó temas de compositores criollos nikkei
lunes, 27 de mayo de 2019 | 7:31 PM
«Los que nos hacen cantar» destacó temas de compositores criollos nikkei
Galeria Imagenes

Fotos: APJ

Hay muchos temas criollos que son populares y que el público ignora que han sido compuestos por nikkei y es por eso que, dentro del marco de la celebración de los 120 años de la inmigración japonesa al Perú, «Los que nos hacen cantar» presentó —en el auditorio Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés— una producción especial titulada «Influencia nikkei en la música criolla». 

El periodista Alfredo Kato habló brevemente sobre la vida y obra de Luis Abelardo Takahashi Núñez, Salvador Oda, Jorge Tanillama y Jorge Kanagusuku, y entrevistó a Vicente Nisizaka, autor de las marineras El huerequeque y Tinajones y el único  sobreviviente  que asistió a pesar de estar delicado de salud.

Después de cada microbiografía, fueron presentados videos destacando aquel en el que aparece Luis Abelardo contando quién inspiró su popular marinera Sacachispas y, a continuación, la canta acompañándose con su guitarra.

Otros videos permitieron escuchar a Carmencita Lara cantar El árbol de mi casa de Oda; a Los Romanceros Criollos interpretar Entre pecho y espalda de Tanillama, que ganó el Festival Cristal de la Canción Criolla en 1961; a Carmen Cruz ofreciendo su versión de Mi canto de Kangusuku y a Los Trovadores del Norte brindando El huerequeque.

A continuación y para deleite del  numeroso público,  Keymi Zakimi, Kiku Kobashigawa y Saori Kanashiro interpretaron, respectivamente, Engañada, Mal paso y Ansias, todas inspiraciones de Luis Abelardo Takahashi Núñez y Hisae Suguimitzu brindó una conmovedora versión de Una carta al cielo de Salvador Oda.

Grandes aplausos conquistó también Saori al interpretar la marinera Sacachispas de Takahashi Núñez en el san-shin, instrumento okinawense de tres cuerdas,  secundada por la guitarra de Santiago «Coco» Linares, el piano de Edgard Marchand, el cajón de «Papeo» Abán y el bajo de Luis Alberto Linares. 

En el karaoke, momento infaltable en cada edición de «Los que nos hacen cantar», el público cantó con el entusiasmo de siempre el vals Con locura, uno de los primeros éxitos del más prolífico de los compositores nikkei, Takahashi Núñez, quien nos habría dejado unas 200 canciones.

En la segunda parte, se presentó el maestro José Escajadillo Farro al lado de Keymi, Hisae, Saori y Kiku, con las que cantó separadamente a dúo cuatro de sus valses más difundidos; Yo perdí el corazón, Tal vez, Donde tú vayas y Jamás impedirás. El público premió con sendas ovaciones cada interpretación.

Como cierre del espectáculo, Escajadillo y las cuatro destacadas y encantadoras cantantes nikkei ofrecieron el vals Mi Perú de Manuel «Chato» Raygada.

 

Luis Abelardo Takahashi Núñez

Nació en Ferreñafe, Lambayeque, en 1926. Su padre fue Sakuzo Takahashi, natural de Fukushima, Japón,y su madre doña Tarcila Núñez, peruana. A los 8 años quedó huérfano de padre. Tendría unos 13 años cuando, como sabía tocar la guitarra y el tiple, integró diversos grupos musicales y comenzó a ganarse la vida. En 1946 vino a Lima y trabajó un tiempo en la relojería de un ciudadano japonés. Después se dedicó a  hacer jingles para la radio. Se casó con Nila Bustamante, quien le dio siete hijos de los cuales cinco son mujeres. Se calcula que compuso unos 200 temas, entre los más difundidos: Engañada, Ansias, Embrujo, Con locura, Cuando habló el corazón, Angustia, Amarte es mi delirio, Mal paso, Arrullo, El puente,  Sacachispas, etc. Murió en Komaki, Aichi-ken, Japón —donde residía con toda su familia— víctima de un cáncer a los 79 años en el 2005. José Watanabe, el gran poeta, solía contar que cuando, en una ocasión le preguntó a Chabuca Granda quién era el mejor compositor de valses, ella le respondió: Luis Abelardo Núñez.

Jorge Tanillama

Nació el 1 de junio de 1925 en Lima. Fue hijo de Chochaku (Juan) Tanillama, de Naha, Okinawa, y de la peruana Isadora Vera. El apelllido real es Taniyama pero, como ocurrió con muchos japoneses, Migraciones del Perú lo registró mal. Don Jorge Tanillama fue un hombre inquieto, con deseos de aprender y surgir. Siempre como autodidacta, se dedicó a la literatura, al dibujo, la pintura y a la música. Escribió la obra El líder, que fue escenificada en el teatro Alzedo, y fue autor de radionovelas. En 1960, Jesús Vásquez defendió su vals Tu ambición en el Festival Cristal de la Canción Criolla, pero no pasó nada. Sin embargo, al año siguiente y en el mismo festival, Jorge Tanillama ganó el primer premio con su jaranero vals Entre pecho y espalda, que cantaron Los Romanceros Criollos (Julio Álvarez, Lucas Borja y Guillermo Chipana). Tiene registradas 11 composiciones en la Apdayc, entre ellas Amor de poeta, Dos destinos y un anhelo, No te digo adiós, Quisiera olvidarte, etc. Murió el 1 de mayo del 2005.

Jorge Kanagusuku

Nació en el Callao, de padre procedente de Okinawa, y estudió en el colegio José Gálvez. Fue un hombre muy trabajador y emprendedor. Con sus hermanos tuvo un restaurante en la av. La Colmena, cerca del Hotel Crillón, llamado Bon Buffet. Incursionó en el mundo de los cosméticos con la marca Reiko. Tuvo también otro restaurante, 811. Además de los negocios, le encantaba la música criolla y fue así como llegó a escribir seis valses (al menos esos son los que inscribió en la Apdayc) que son: Mi canto (el que más se difundió en la voz de Carmen Cruz), Añoranza limeña, Lo que ayer sentí, Mirando tus ojos, Sed eterna y Mis páginas. Se casó con Emilia Oga y tiene una hija llamada Silvia. Murió hace algunos años. 

Salvador Oda

Nacido en Trujillo, este compositor nikkei vino a Lima en 1936 con la idea de cursar estudios superiores. Sin embargo, fue atraído por la música y la bohemia formando con su amigo de infancia Alcides Carreño y Angel Santillán un trío con el que actuó en Radio Dusa y en el que dio a conocer sus composiciones, entre ellas: Una carta al cielo, El árbol de mi casa, Cabecita loca, Valsecito criollo, etc. Aunque tenían éxitos, Salvador Oda retornó a su tierra natal y después se fue a trabajar al Santa, desempeñando otras actividades. Cuando en los años 40, Los Trovadores del Perú (Javier Gonzáles, Oswaldo Campos y Miguel Paz) viajaron a Argentina, llevaron en su repertorio Una carta al cielo. Sin embargo, como suele ocurrir, dos argentinos aparecieron en 1949 diciendo que ellos eran los verdaderos compositores del tema titulándolo Cuatro líneas para el cielo.En los 50 vino nuevamente a Lima,ahora con la idea de establecerse del todo. Por entonces, Maritza Rodríguez  grabó Una carta al cielo, pero no tuvo el éxito que alcanzaría después la versión de Lucha Reyes. Se calcula que compuso unas cuarenta canciones.

Vicente Nisizaka

Lambayecano, como Luis Abelardo Takaha¬shi Núñez, Vicente Nisizaka fue hijo del fukushimano Eirán Nishizaka. Es periodista y, además de escribir en diferentes periódicos, fundó las revistas El Huerequeque, Perú Cooperador y Turismo Mundial. Fue creador de Prensatour, una institución que se dedicaba a la promoción del turismo al Perú. Con Agustín Monsalve, quien puso la música, escribió la marinera El huerequeque. Asimismo, con la colaboración de Nicolás Seclén, quien dirigía el popular conjunto Los Mochicas, compuso Tinajones, otra marinera. Es el único de los compositores nikkei que sobrevive.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso