Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Monseñor Piñeiro celebró matrimonio Keizou Shimizu con Idalú Hermoza
En la Basílica Catedral de Huamanga, Ayacucho
lunes, 1 de julio de 2019 | 6:00 PM
Monseñor Piñeiro celebró matrimonio Keizou Shimizu con Idalú Hermoza
Galeria Imagenes

Monseñor Salvador Piñeiro, Arzobispo Metropolitano de Ayacucho, celebró el matrimonio de Keizou Shimizu Fukunaga con Idalú Hermoza Palomino, en la Basílica Catedral de Huamanga, departamento Ayacucho.

Por las reflexiones de monseñor Piñeiro, los asistentes conocieron que el joven médico cirujano continúa el ejemplo de su abuelo, el médico cirujano Juan Fukunaga (+).

Al finalizar el internado médico en el Callao, para el Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud (Serums), Keizou Shimizu eligió el pueblo de Chuschi, uno de los seis distritos de la provincia de Cangallo, departamento de Ayacucho.

El padre Piñeiro recordó que el 17 de mayo 1980, en Chuschi ocurrió el primer atentado terrorista de Sendero Luminoso. Actualmente, este lugar está catalogado como de extrema pobreza y la población necesita de una adecuada atención médica.

El arzobispo de Ayacucho elogió la decisión de Keizou Shimizu. Al finalizar el Serums, desde este mes de junio labora como médico en el hospital de Chuschi.

Subrayó que esta opción parte del ejemplo de Juan Fukunaga, quien fue el primer médico en la población de Cangallo, donde trabajó por más de 20 años.

Asimismo, felicitó a Idalú Hermoza Palomino porque fue nombrada como obstetra en el hospital de Chuschi.

Al dirigirse a Keizou e Idalú, monseñor Piñeiro les pidió considerar el matrimonio como algo muy valioso, como una institución preservadora de la familia.

La ceremonia católica tuvo lugar con un gran número de asistentes, procedentes de Andahuaylas, Cangallo, Ayacucho y Lima.

Dato

Keizou Shimizu Fukunaga, por la rama materna, es descendiente de Kagoshima y Tokio. Es hijo de un japonés de la prefectura de Ehime. Es médico cirujano para continuar el ejemplo de su abuelo Juan Fukunaga.

En reciente entrevista periodística declaró que se formó como médico «para que, gracias a sus conocimientos», pueda ayudar a la poblaciónque más necesita de atención médica.

Chuschi está a tres horas en auto de la ciudad de Huamanga.

 

No se olvida de sus tomodachi

La misa del 16 de junio en la Basílica Catedral de Huamanga, Ayacucho, para monseñor Salvador Piñeiro fue un motivo de mucha alegría: celebró el matrimonio de un joven nikkei, Keizou Shimizu Fukunaga.

Conoció e inició su admiración por Juan Fukunaga, nisei, médico cirujano, que se dedicó a la atención de pacientes de Cangallo, Ayacucho.

Durante la ceremonia mencionó a la comunidad peruano-japonesa, así como su amistad que se inició hace muchos años. El no se olvida de sus tomodachi (‘amigo’ en japonés).

Ya es hora de la reconciliación y la paz

Monseñor Salvador Piñeiro es arzobispo de Ayacucho desde el 2011. Su principal responsabilidad espiritual es acompañar a las víctimas del terrorismo, que pasan la mayor parte de su vida en la búsqueda de recuperar restos de sus familiares desaparecidos durante el periodo del conflicto armado en el Perú (1980-2000).

Precisamente, el jueves 27, en la Basílica Catedral de Huamanga, el sacerdote Piñeiro celebró la misa para entregar a sus familiares los cuerpos de 64 personas desaparecidas durante la época de violencia terrorista.

Según información de la Fiscalía de la Nación, la recuperación de los desaparecidos fue posible por las investigaciones realizadas por las Fiscalías Supraprovinciales de Ayacucho y Huancavelica. Además labores desempeñadas por el Equipo Forense Especializado del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público.

Ayacucho es uno de los lugares más afectados por el terrorismo. La población todavía no se ha curado. Monseñor Piñeiro dice que actualmente hay 16 desaparecidos, «entonces, cuántos hogares, cuántas familias esperan al hijo ausente para darle la sepultura».

Los familiares de los desaparecidos tienen a su disposición en la Catedral de Huamanga los servicios de exequias gratuitos, «para calmarles la pena, para el cierre del duelo, sobre todo, para resarcir a los deudos para que se cure la pena. Ya es hora de la reconciliación, de la paz».

Otra preocupación constante para el arzobispo de Ayacucho es la pobreza de la población, especialmente los adultos mayores, porque la mayoría vive en abandono. Los hijos se van a vivir a la costa o a otras ciudades y prácticamente se olvidan de sus padres.

El sacerdote Piñeiro hace un pedido a los hijos: «no abandonen a su mamá ni a su papá».

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso