Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Princesa Mako: «Es motivo de gran alegría celebrar los 120 años de la inmigración japonesa al Perú»
miércoles, 10 de julio de 2019 | 8:32 PM
Princesa Mako: «Es motivo de gran alegría celebrar los 120 años de la inmigración japonesa al Perú»
Galeria Imagenes

Con la participación de la princesa Mako de Japón se realizó ayer la ceremonia central por el 120.º aniversario de la inmigración japonesa al Perú. El acto protocolar se llevó a cabo en el Teatro Peruano Japonés con la asistencia de los koreisha y representantes de las instituciones nikkei.

En su discurso de orden, la princesa recordó los primeros pasos de la inmigración japonesa al Perú, que se inició el 3 de abril de 1899 con la llegada de los primeros 790 inmigrantes japoneses a bordo del Sakura Maru.

«Para mí es motivo de gran alegría celebrar el centésimo vigésimo aniversario de la inmigración japonesa al Perú aquí en Lima, participando en esta ceremonia junto con todos ustedes. Asimismo, quisiera expresar mi agradecimiento a todas las personas que han dado atención especial para esta visita», señaló.

«En esta mañana he depositado una ofrenda floral en el monumento conmemorativo al centenario de la inmigración japonesa al Perú, no voy a olvidar que los inmigrantes japoneses que llegaron al Perú y sus descendientes echaron raíces sólidamente en la sociedad peruana, apoyándose mutuamente y superando numerosas dificultades, trabajando de manera diligente y fiel para establecerse. He podido visitar la AELU y el colegio La Unión, y me ha dado mucha alegría que en estos establecimientos, que simbolizan la unidad de la colectividad nikkei, se ha llevado a cabo durante largo tiempo actividades sociales y culturales, incluyendo la difusión del deporte, el idioma y la cultura japonesa, y han contribuido de manera significativa a la profundización del entendimiento hacia el pueblo japonés por parte del pueblo peruano», añadió.

La princesa también agradeció al pueblo peruano por haber acogido a los inmigrantes japoneses y expresó su «profundo respeto» por todos los que emigraron de Japón y sus descendientes «por sus contribuciones a la sociedad peruana a través de numerosos esfuerzos, manteniendo valores tales como la honestidad, sinceridad, laboriosidad, responsabilidad, y consiguiendo la confianza y cumpliendo el rol de puente entre ambos países».

«Este año estamos celebrando el Año de la Amistad Peruano Japonesa. Creo que va a ser una buena oportunidad para muchos, incluyendo los jóvenes, de profundizar nuestro entendimiento mutuo y recordar el largo recorrido por el que los nikkei han venido caminando. Deseo de manera muy sincera que la historia construida por todos ustedes se herede a las futuras generaciones», indicó.

A su turno, el presidente de la APJ, Abel Fukumoto, se encargó de dar la bienvenida a la princesa: «su Alteza Imperial, nos alegra que venga al Perú, es un país de gran riqueza natural y humana, que requiere el apoyo de todos nosotros, y estamos muy comprometidos en contribuir de manera importante en su engrandecimiento, en señal de gratitud y lealtad al país que recibió a los inmigrantes y en el que nacimos, vivimos y queremos».

Tras finalizar los discursos, la princesa recibió un ramo de flores y un cuadro de Machu Picchu que fueron entregados por Abel Fukumoto y su esposa, Hilda Higa.

Para cerrar la ceremonia, se presentó un número artístico a cargo de los elencos de Perú Nikkei Ritmos y Colores y Kikunokai APJ Nihon no Odori, quienes fusionaron los ritmos peruanos y japoneses en una puesta en escena muy interesante.

Reunión con koreisha centenarios

A su llegada al Centro Cultural Peruano Japonés, la princesa Mako fue recibida por los estudiantes de los colegios nikkei quienes, agitando banderitas de Perú y Japón, dieron la bienvenida a la ilustre visitante.

Seguidamente, se reunió con cuatro de las más longevas inmigrantes japonesas: Matsue Amemiya (104 años), Motome Okuyama (104 años), Kamado Arakaki (101 años) y Sada Makikado (101 años) .

Sobre este encuentro, el presidente de la APJ señaló: «este gesto nos llena de emoción, porque sentimos como si su Alteza Imperial hubiera conversado con nuestros padres y abuelos, quienes, muy lejos de su patria y sus familias, con muchas dificultades, forjaron esta comunidad nikkei peruana».

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso