Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
La sencillez de una visita
sábado, 13 de julio de 2019 | 4:08 PM
La sencillez de una visita
Galeria Imagenes

Su alteza imperial del Japón, la princesa Mako, en su cuarto día de visita al Perú, en medio de las celebraciones por los 120 años de la inmigración japonesa al Perú, en horas de la mañana de ayer viernes se trasladó hasta el distrito de Ventanilla, en la provincia constitucional del Callao, para reunirse con los adultos mayores nikkei que residen en la Casa de Reposo Emmanuel a fin de conocer las características del policlínico Emmanuel R.P. Manuel Kato.

De esta manera, la princesa Mako hizo un recorrido de aproximadamente 45 minutos hasta llegar a uno de los distritos limeños con mayor extensión y que ocupa el segundo lugar por número de habitantes.

Ventanilla es un distrito de población mayoritariamente pobre; por eso, la atención en el Policlínico Emmanuel es vital para el cuidado de la salud. Esta realidad fue notoria durante la permanencia de la princesa Mako, pues desde muy temprano llegaron a este centro de salud pacientes de todas las edades.

Escolares del colegio peruano japonés Hideyo Noguchi, ubicado en Chacra Cerro, Comas, en compañía de su directora, Juana Miyashiro, y profesoras, fueron los responsables de darle la bienvenida a la princesa.

En la entrada del policlínico Emmanuel R.P. Manuel Kato, los escolares elevaron banderitas de Perú y Japón, y Su Alteza Imperial los saludó levantando la mano.

En el salón principal de este centro de salud, Su Alteza fue recibida por la directiva de la Asociación Emmanuel.

Eterno agradecimiento por la visita de la princesa

Luis Sakoda, presidente de la Asociación Emmanuel, expresó su más cordial bienvenida y el más sincero agradecimiento por realzar con su real visita el policlínico y la casa de reposo Emmanuel.

Informó que esta asociación fue fundada en 1981 por el primer sacerdote nikkei, el padre Manuel Kato, para acoger a niños en situación de abandono y para que esta gran obra de Dios fuera el puente para unir al pueblo peruano con la colectividad japonesa, por la envergadura e importancia de la obra.

«El padre Kato invitó a su gran amigo, Gerardo Maruy, y su esposa, Isabel Maruy, quienes, a su vez, llamaron a 8 miembros de la colectividad peruano-japonesa, formando así el grupo de apoyo del hogar Emmanuel y, de este grupo, sobreviven los esposos Maruy y el señor Pedro Komatsudani, quien también nos acompañan hoy».

Precisó que, gracias al grupo de apoyo y las donaciones que consiguió el padre Kato de sus amigos e instituciones del Japón, España y Canadá, inicialmente, el hogar se erigió en un terreno de 10 000 m2, pero se cedió 4000 m2 por estar invadido y, asimismo, se construyó en ella: una iglesia, un policlínico, una escuela de educación inicial, un centro de cómputo, un restaurante, una panadería, un hogar para novicias y un centro de retiro para 100 personas.

El hogar llegó a acoger hasta 120 niños, pero a raíz de que el padre Kato, por su salud y edad, dejó de viajar, «dejamos de tener ingresos por donaciones y tuvimos que ceder todas estas obras al obispo del Callao. Actualmente, estamos en un terreno de 10 830 m2, donde construimos un nuevo policlínico y una casa de reposo, de los cuales se ocuparán Luis Huemura y la religiosa hermana Cristiana respectivamente».

Al dirigirse especialmente, a Su Alteza Imperial, Sakoda afirmó que su visita constituye un gran honor.

Policlínico Emmanuel, uno de los más importantes del cono norte de Lima

Luis Huemura, director ejecutivo del policlínico Emmanuel, le explicó a la princesa Mako la historia de este centro de salud, que comenzó a funcionar en 1990, hace 29 años, época en que el Perú atravesaba una crisis tanto económica como política.

«Al inicio, comenzamos atendiendo a los niños huérfanos de la casa Hogar Emmanuel; luego, a toda la comunidad de la zona de muy bajos recursos económicos».

Señaló que el policlínico comenzó a operar con un solo médico, una odontóloga y 3 personas que apoyaban en la administración, pero, con muchas ganas de trabajar, lograron sacar adelante este proyecto.

Actualmente, este policlínico cuenta con más de 30 especialidades médicas, 70 profesionales de la salud y atiende diariamente a entre 400 y 500 personas.

Resaltó que todo esto no hubiera sido posible sin la gestión del fundador, el padre Manuel Kato, y los miembros del Grupo de Apoyo del Hogar Emmanuel, que posteriormente se constituyó en la directiva de la actual Asociación Emmanuel. 

Huemura agradeció al pueblo japonés que, a través del apoyo de la embajada de Japón en el Perú, ha colaborado «con nosotros desde el año 1992 con la ejecución de 7 proyectos representados a través de la Oficina de Proyectos Comunitarios (APC), siendo posible, en parte, la implementación progresiva de los consultorios del policlínico».

Dijo que el primer piso fue construido con fondos de la asociación, rifas y el apoyo de la oficina de la APC, y el segundo piso también fue construido gracias a la Embajada del Japón a través del Fondo de Contravalor Perú-Japón.

Huemura dio a conocer que en la actualidad se sigue trabajando y pensando en el futuro. «Estamos realizando una construcción al lado derecho con la finalidad de ampliar nuestro apoyo social, convirtiendo así nuestro policlínico en un establecimiento de referencia en salud y en uno de los más importantes e implementados del cono norte de Lima».

Como sincero agradecimiento por su visita, la princesa Mako recibió un ramo de flores. Fue entregado por Gerardo Maruy, en representación de su esposa, Isabel Maruy, que no estuvo presente por motivos de salud.

De inmediato, Su Alteza hizo un recorrido por los diferentes consultorios del policlínico.

Reunión con ojichan y obachan

La visita se tornó en emotiva cuando la princesa Mako se reunión con los nikkei adultos mayores que residen en la Casa de Reposo Emmanuel.

Las obachan ubicadas en la primera fila la saludaron con las banderitas de Perú y Japón, y Su Alteza dialogó con cada una de las abuelitas. Les apretó las manos y las escuchó detenidamente.

En agradecimiento, cantaron Furusato, tema japonés, acompañadas por la princesa Mako.

Obachan Kuzuma, en representación de los residentes de Emmanuel, manifestó su gratitud por la visita de Su Alteza Imperial del Japón.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso