Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Yōko Ogawa y The Memory Police: ¿qué pasaría si dejamos que borren nuestros recuerdos?
miércoles, 28 de agosto de 2019 | 6:36 PM
Yōko Ogawa y The Memory Police: ¿qué pasaría si dejamos que borren nuestros recuerdos?

Por: Milagros Tsukayama

En agosto de este año, la novelista japonesa Yōko Ogawa acaba de lanzar The Memory Police, la versión en inglés de su obra titulada Hisoyaka na kesshō, escrita originalmente hace 25 años. Según algunos críticos, esta novela de ficción retrata la realidad del internet y el uso de la información como medio de manipulación, a pesar de haber sido escrita en 1994, cuando aún el internet no “dominaba” nuestras vidas. 

El mundo personal de Yōko Ogawa

Ogawa nació en la prefectura de Okayama en 1962 y actualmente reside en la prefectura de Hyogo, con su esposo e hijo. Se graduó en 1984 de la Universidad de Waseda en Tokyo, en Escritura Creativa. Por dos años, trabajó como secretaria en la Universidad Médica de Kawasaki, un trabajo que, según Alisa Freedman, “probablemente haya influido en sus temas literarios sobre la compasión, la empatía, la resistencia del espíritu humano ante el Alzheimer y otras enfermedades debilitantes, los traumas de guerra y los cambios que alteran vidas, padecidos o vistos por sus protagonistas mujeres”. 

Es a partir de 1988 que Ogawa comienza a escribir y, desde entonces, ha publicado más de 40 obras de ficción y no ficción. Para escribir, Ogawa encuentra la inspiración en Kenzaburō Ōe y Ana Frank. Varias de sus obras han sido traducidas a diferentes idiomas y han ganado diversos premios. En 1990, Ogawa ganó el premio Akutagawa, un equivalente al Pulitzer de los Estados Unidos, con Ninshin Karendā (titulado al español como El embarazo de mi hermana), en donde una joven registra, analítica e irónicamente, los cambios en cuerpo y mente que experimentó su hermana mayor durante el embarazo. 

The Memory Police

Su más reciente novela al inglés es The Memory Police, traducida por Stephen Snyder y originalmente publicada en 1994 como Hisoyaka na kesshō por la editorial Kodansha. 

Su trama distópica nos sitúa en una isla sin nombre, gobernada por gente decidida a hacer desaparecer cosas, conceptos, emociones y hasta a las personas que se nieguen a olvidarlos. En internet, podemos encontrar resúmenes de la novela, que llegan a cautivar nuestro interés por leerla completa, como el de Michael Adam Carroll, Jon Michaud, entre otros.

En esta isla sin nombre, el Gobierno hace uso de adelantos científicos para concretar estas desapariciones, consiguiendo un tipo de control estricto sobre la población a través de su Departamento de Policía de la Memoria.  

Comienzan por hacer desaparecer cintas y estampillas, luego con infraestructura de la ciudad, como el sistema de transbordadores de la isla, para que nadie intente escapar de la isla. Con biotecnología desconocida, nadie de la isla puede recordar aquello que ha desaparecido y todo transcurre como si nada hubiera pasado. 

La protagonista de la novela tampoco tiene nombre. Es una novelista, que a su vez es la narradora, y que vive sola en su casa de infancia desde que sus padres fallecieron. Su más cercano confidente es un viejo amigo de la familia y R, su editor. Cuando la Policía de la Memoria descubre que R es inmune al control de la mente, la novelista lo esconde en un lugar secreto de su casa, con ayuda de su amigo confidente. Mientras ocurren las desapariciones, la novelista está inmersa en terminar su propia novela. 

Esta Policía de la Memoria se asegura de que todo desaparezca. Imperturbables en sus “uniformes de color verde oscuro con pesadas correas y botas negras” operan casi mecánicamente, sin ningún rastro de emoción. Si descubren que alguien ha escondido una tostadora en su casa, lo arrestarán y lo interrogarán. Incluso, podrían hacerlo desaparecer.

Cuando el Gobierno anuncia que las novelas serán los siguientes en desaparecer, la novelista pregunta a R: “si continúo escribiendo historias, ¿me protegerán estos recuerdos? R le dice que sí y le suplica que lo siga haciendo en secreto. Pero cuando ambos ven a una mujer siendo sacada a rastras de una quema de libros gritando: “¡Nadie puede borrar las historias!”, era claro que R estaba equivocado. Las palabras de la novelista no la protegerían, porque ella no recordaría cómo escribir. La Policía de la Memoria desaparecería todo, la capacidad para escribir, recordar y luchar contra la persecución. Literalmente, desaparecería la capacidad de la humanidad para registrar su propia historia.   

Pero así como R, hay personas que pueden conservar los recuerdos de aquello que desaparece y por eso, muchos se vuelven fugitivos y se esconden de la Policía de la Memoria. La madre de la novelista fue una de ellas. Ella conservaba varias cosas que habían hecho desaparecer, hasta que la Policía la descubrió y la arrestó. Una semana después, el cuerpo de su madre regresó, junto con su certificado de defunción.      

The Memory Police describe una sociedad ficticia, pero en donde podemos encontrar una inquietante similitud. Como menciona Carroll, no poseemos actualmente esa biotecnología para eliminar los recuerdos, pero es el Gobierno y la gente quienes  tienen el poder de omitir las verdades de la historia; creamos silencio por vergüenza nacional o porque lo olvidamos (o queremos hacerlo). 

También, otras reseñas coinciden en que la trama es una analogía al internet, en donde los recuerdos pueden desaparecer (o aparecer otros nuevos) con hacer solo un clic; sea por censura, intereses ocultos o por crear una realidad ficticia. Pero como la información que encontramos en internet casi es infinita, “solo” recordamos aquello que está en “tendencia”. Ahora que vivimos en un mundo digital, The Memory Police sería como un recordatorio del futuro distópico que no quisiéramos vivir (o de los actuales Gobiernos que usan la información para manipular a la gente según sus intereses). 

FUENTES:

Ogawa Yōko y Alisa Freedman “Toranjitto, 1996” (Review of Japanese Culture and Society. Vol. 16, Women's Voices, Past and Present: Twelve Japanese Stories. 2004), Michael Adam Carroll (Ploughshares on Emerson College, 2019) “The Memory Police by Yoko Ogawa”, Peter Rubin (Wired, 2019) “WIRED Book of the Month: The Memory Police by Yoko Ogawa”, Motoko Rich (The New York Times, 2019) “Yoko Ogawa Conjures Spirits in Hiding: ‘I Just Peeked Into Their World and Took’”.  

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso