Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Las fotos que expongo en la muestra son hechas 100% a rollo»
Entrevista al fotógrafo Ricardo Zegarra Kawahara
jueves, 9 de enero de 2020 | 3:53 PM
«Las fotos que expongo en la muestra son hechas 100% a rollo»

Ricardo Zegarra Kawahara. Fotógrafo. Exdekasegui. Participa en la muestra Mitte a inaugurarse hoy 9 de enero. Desde pequeño frecuentaba el Aelu hasta los 15 o 16 años. Perteneció a la selección de natación. Vivió en Japón ocho años. En Mie ken y Aichi ken. Admira al fotógrafo japonés Hiroshi Sugimoto en cuyas fotografías resalta bastante el tema del tiempo, distorsionándolo.

¿Cómo te iniciaste en la fotografía?

En realidad siempre fue mi hobby. Luego tuve mi empresa que importábamos cámaras fotográficas a rollos que se llama Lomography Perú en donde se utilizan los rollos. Inicié en el 2010. Entonces allí me enganché mas con la fotografía. Las fotos que expongo en la muestra son hechas 100% a rollo. Mi hobby es tomar fotos a rollo.

Luego de venir de Japón:

Cuando regresé de Japón tenía la idea de hacer negocio. En el 2009. Entonces me encontré con unos amigos y salió la idea de traer esta marca de cámaras. En el 2010 las importamos y fue un boom pues un montón de gente empezó a usar las cámaras, salimos en diferentes medios de comunicación del Perú. La revista Somos nos dedicó cuatro páginas. Todo el mundo estaba haciendo fotografía digital y nosotros éramos los únicos en hacer foto a rollo. Lomography es una marca austriaca, pero que se desarrolla en todo el mundo y en el Perú hicimos crecer la comunidad más grade de Latinoamérica a pesar que Argentina, Brasil y Chile ya tenían la presencia de la marca cinco años atrás de empezar nosotros.

¿Y qué sucedió luego?

Gracias a la empresa empecé a conocer más gente del medio fotográfico. Participamos en la Primera Bienal de Foto de Lima con dos exposiciones. Me invitaron a participar allí, pero al ser parte de la organización nunca acepté. Allí empezó mi acercamiento a la fotografía y empecé a estudiar en el Centro de la Imagen.

¿Cuáles son tus trabajos que presentarás en la muestra?

Son dos partes. La primera son treinta fotos, la representación de un mes de las fotos que tomaba en el camino de mi casa a mi fábrica cuando trabajaba en Japón. En Nagoya. En el periodo que viví allá era súper empírico, ahora ya tengo una mirada más entrenada fotográficamente.

Lo interesante es que hay fotos del 2008 o 2009 allí y también fotos del 2019. Es como un trabajo de diez años. La segunda parte son tres fotos de 50cm por 50cm. Cuando uno viene de fuera del país te das cuenta que tu vida recorre una línea paralela. Como dos vidas que estaba al tanto de las dos. Estando al otro lado del mundo una de la otra, teniendo ambas presentes, entonces las fotos toman múltiples exposiciones tomando una foto encima de otra. Salen como dos imágenes montadas que empiezan a fusionar y amalgamar. Esas tres fotos en formatos grandes representan eso, una vida que en momentos se cruza y en momentos no y cada una tiene su camino y su destino distinto.

¿Por qué te inclinas más por la foto a rollo?

Son varios motivos. Uno, tengo un número determinado de fotos. Tengo 36 o 12. Depende del formato. Dos, yo manejo el proceso. Pongo el rollo en el carrete y luego en el tanque de revelado. Puedo decidir la temperatura y el tiempo. Al final, es una cuestión de texturas. Por más que tomes dos fotos en el mismo momento, en el mismo lugar y a la misma hora si otra persona lo revela o yo lo hago y no estoy tan concentrado saldrá distinto. Es como que cada foto tiene una personalidad.

Tres, me pego a lo analógico porque tengo el negativo. Por ejemplo, de aquí a cinco años, mi disco duro no funcione o pierda las fotos o la tecnología avance y no se pueda leer los archivos en cinco años. No obstante, el negativo lo voy a tener allí. Por ejemplo, tengo negativos desde que mis padres se fueron de luna de miel en los setenta. Los puedo digitalizar y de allí imprimir. Está el lado romántico de que tomo varias fotos y empiezo a acumular rollos y me olvido que es lo que tengo hasta que lo revelo y lo digitalizo y empiezo a volver a ese momento. Y son 12 o 36 tomas. Momentos bien específicos. No es igual a tomar toda una tarjeta de fotos de dos mil y solo lo veo esa vez que lo estoy bajando. Eso sucede ahora que la gente sube unas 200 fotos y es tanta información que terminas minimizándola. En cambio, en los rollos es tan limitado que cada foto tiene un valor mayor para mí.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso