Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«El mundo ha cambiado, no volverá a ser el mismo»
Entrevista a Luis Baba Nakao, sobre el panorama económico en el Perú y el mundo
miércoles, 29 de julio de 2020 | 5:29 PM
«El mundo ha cambiado, no volverá a ser el mismo»

Por: Ángel Shirota

En la siguiente entrevista el Ing Luis Baba Nakao nos comenta acerca de la situación económica generada por la pandemia y el estado de emergencia. Hace una reflexión acerca de los cambios que nos esperan en un futuro a mediano plazo tanto a nivel nacional como dentro de la comunidad nikkei.

¿Cómo evalúa la situación actual luego de varios meses de confinamiento por la emergencia sanitaria?

¡Delicada, muy delicada! Después de haber sido el primer país en decretar confinamiento, ser el país con el confinamiento más largo y haber hecho el esfuerzo financiero y fiscal más grande con respecto al PBI, tenemos los peores resultados del mundo.

Para graficar la situación dos datos:

En el Perú, existen 17 millones de personas en actitud de trabajar (5 millones son trabajadores formales y 12 millones son trabajadores informales). En los 3 últimos meses han perdido su empleo formal 2.6 millones de trabajadores «solo» en Lima metropolitana.

Además se estima que los países emergentes verán decrecer sus economías en promedio 3%, en el Perú se estima que será 14%.

¿Qué medidas se deben de tomar para paliar los efectos de esta pandemia?

Cuando se presenta una crisis de esta magnitud, hay que colocar a los mejores hombres a trabajar para administrar la pandemia y proyectar una salida rápida del país. En estos últimos 120 días, no solo hemos visto como innecesariamente se ha destruido parte importante de la base economía sino además hemos apreciado la falta de competencia de las autoridades que manejan la crisis. El resultado: Después de comprometer más de S/. 110 000 millones, el Perú posee los peores resultados en el mundo.  

¿Qué panorama observa hacia el futuro dentro de las actividades productivas luego del fin de esta penosa coyuntura?

Mi apreciación es que la vuelta a la normalidad en el Perú, no será ni rápido, ni fácil.

Descarto que volveremos a la situación en la que estábamos antes de la pandemia en 6 meses o 18 meses. Mi apreciación es que este proceso será lento y demorará cerca de 36 meses.

Pandemia, recesión, desempleo, más año electoral: es la tormenta perfecta.   

¿Qué podría hacer el sector de servicios para salir adelante? El turismo, el esparcimiento y los restaurantes, son los más afectados ¿Qué podrían hacer en esta situación de agonía en estos sectores?

Hoy se valora mucho la creatividad, la innovación y la resiliencia. Las empresas seriamente afectadas como son las del turismo, esparcimiento y comidas tienen que re-convertirse. La vuelta a la normalidad no va a ser un camino fácil.

¿Qué están haciendo?: Los hoteles están alquilando habitaciones para vivir o como oficinas, los centros de esparcimiento se están reinventando, pronto tendremos 5 autocines en Lima, por ejemplo. Quienes hacían movilidad escolar ahora están haciendo movilidad para los trabajadores de las empresas que no quieren viajar en transporte masivo urbano. Los restaurantes están reduciendo su carta, rebajando sus precios, buscando alianzas con Globo, Rapid, Urbaner, Mesa 24/7, para tener mayores fortalezas para llegar a los consumidores. 

Es muy complicado proyectarse en esta coyuntura pero podríamos aproximarnos y estar mejor preparados. ¿Cómo afectará el ruido, fruto de las elecciones?

La pérdida de puestos de trabajo, el empobrecimiento de la población, la delicada situación de una gran mayoría de pequeños y micro empresarios nos muestran un país donde la confianza del consumidor se ha deteriorado fuertemente. Si a esto se añade que estamos a 10 meses de las elecciones generales sin candidatos favoritos “aceptables”, los inversores, en general, preferirán esperar a que se defina quienes gobernarán los próximos 5 años.

Consejos: Proteger la liquidez, vender todos los activos que no rentabilizan, buscar eficiencias, fortalecer el patrimonio de las empresas y sobre todo dedicar una parte importante del día para crear productos (o servicios) e innovar los que ofrecemos.

Algo importante, hoy las empresas ya no venden productos (o servicios) sino: productos + experiencias + logística para llegar en tiempo óptimo.

La mayoría se pregunta y luego ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podríamos detectar oportunidades de negocios? y ¿Qué características deben de presentar?

Existen muchas maneras de crear oportunidades de negocios:

-        Detectando que se está haciendo deficientemente y desarrollar maneras diferentes de satisfacer esas necesidades;

-        Introduciendo tecnología para hacer lo mismo mejor, más rápido y barato;

-        Recortando el canal de comercialización;

-        Mejorando la presentación, el producto, su calidad, etc;

-        Creando productos/servicios sustitutos mejores.

Cuando compramos en Amazon, llamamos un taxi de Uber, cuando contratamos Netflix, nos tomamos un café en Starbucks, nos hospedamos via Airbnb, almorzamos en Armónica, realizamos nuestras transacciones bancarias en Nubank, cenamos en el restaurant Central, etc, experimentamos creaciones de emprendedores que ha detectado lo que valora la gente. Ha pensado como crear o innovar: productos (o servicios), procesos, presentación, calidad, logística para atender eficientemente y ofrecer «una experiencia» que el usuario valore.   

Nuestra colectividad ha sufrido diversas crisis por la realidad tan cambiante y complicada de nuestro país. Crisis económicas, terrorismo, desastres naturales… ¿Cómo podemos en base a estás valiosas experiencias y valores de nuestra colectividad nikkei?

Aproximadamente cada 10 años hemos experimentado crisis económica y siempre en años terminados en 8 (crisis asiática 1998, crisis americana 2008, etc). Los peruanos estamos entrenados para enfrentarlos y salir adelante. La diferencia es que esta crisis lo ha ocasionado una molécula química, que ha obligado a paralizar actividades económicas y vivir confinados por más de 100 días restando la libertad de circular y operar económicamente, situación inimaginable hace apenas unos meses.

Nuestra comunidad nikkei, en general está muy golpeada. Muchos de los emprendimientos de nuestros miembros están centrados en restaurantes, pollerías, salones de belleza, hoteles, agencias de viajes, panaderías y pastelerías, actividades que han estado sin operar más de 100 días y muchos de ellos van a tener que re-inventarse.

Sin lugar a dudas, los valores culturales heredados de nuestros antepasados como la dedicación al trabajo, el sentido de ayuda comunitaria, la extensión del criterio familiar hacia la empresa, ser honrado, ser responsable, ser disciplinado nos ayudaran a que la crisis sea más llevadera y salgamos más rápido de ella. 

¿Cómo podemos ayudarnos como colectividad nikkei y qué podemos hacer las instituciones dentro de nuestras limitaciones para colaborar con nuestros miembros?

El mundo ha cambiado, no volverá a ser el mismo cuando la pandemia haya sido controlada.

Tenemos que re-inventar nuestras instituciones. En el futuro, permaneceremos más tiempo en casa, nuestros presupuestos familiares y empresariales ya no estarán en infraestructura física sino en infraestructura tecnológica para estar mejor comunicados y operar más eficientemente, nuestras reuniones y eventos serán mayoritariamente virtuales y nuestros hijos estudiaran en la casa e irán a las escuelas y universidades a consultar con sus profesores: exactamente lo contrario a lo que era hace solo 6 meses. Los líderes de nuestra comunidad nikkei son los nombrados a re-inventar nuestras organizaciones, caso contrario serán reemplazados por otras organizaciones disruptivas que aparecerán para cubrir los vacíos que dejan las organizaciones tradicionales.   

Unas palabras por fiestas patrias, por favor.

Estas Fiestas Patrias van a ser diferentes, sin desfile escolar ni militar, sin circos, sin estrenos en los cines, sin parques de diversiones, sin viajes de vacaciones, sin ropa ni zapatos nuevos.

La vida está llena de sorpresas, nos ha tocado vivir una de las etapas más duras del país y en momentos difíciles es que se pone a prueba de que madera estamos hechos. Hay una palabra muy utilizada en periodos como este: “RESILIENCIA” (capacidad del ser humano para superar momentos dramáticos). Todos tenemos que desarrollar capacidades de resiliencia para superarnos por el bien de nuestra familia, por la sociedad en que vivimos.

Y como todo pasa, esta pandemia va a pasar y luego solo será un recuerdo.

¡Felices Fiestas Patrias!

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso