Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Hay personas a las que una beca les puede cambiar la vida por completo»
Alejandro Afuso, becario de la prefectura de Okinawa
martes, 8 de septiembre de 2020 | 4:17 PM
«Hay personas a las que una beca les puede cambiar la vida por completo»
Galeria Imagenes

Por: Rubén Kanagusuku

Alejandro Afuso Sueyoshi, exbecario de la prefectura de Okinawa. Estudió Ryuukyuu Koten Ongaku (música clásica tradicional del reino de Ryuukyuu) en la Universidad de Artes de Okinawa (Okinawakenritsu Geijutsu Daigaku).

Ingeniero de audio, productor y musico independiente. Realizó sus estudios en Perú y Mexico, donde trabajó por varios años para Yamaha de México.

Actualmente vive en Pueblo Libre. Es descendiente por parte de padre de Kin cho y por mamá de Chatan cho

En la siguiente entrevista nos comenta su experiencia.

¿Cómo accediste a la beca prefectural de Okinawa?

Mediante amigos de Nomura Ryu, primero me comentaron y luego viendo los anuncios en la AOP (Asociación Okinawense del Perú), supe de la convocatoria. Al principio no tenía intensión de postular ya que significaba cambiar todos mis planes a futuro, pero dada la problemática de que en Perú hay muy pocas personas interesadas en la música Koten de Okinawa pensé que para salvar esa tradición en el país era necesario tomar la beca.

Así que postulé y pasé por el proceso de selección de la AOP y posteriormente el proceso de selección de Zaidan (la entidad encargada de otorgar las becas en Okinawa) y de la universidad.

¿Qué fue lo primero que te impresionó al llegar?

Aunque ya se haya estado en Okinawa algo que no deja de impresionar nunca es la hermosa vista que se tiene cuando el avión está llegando y se puede observar varias de las islas rodeadas de ese mar hermoso de distintos colores. Y ya llegando creo que otra cosa que tampoco deja de impresionar es el calor con el que te reciben los okinawenses.

¿Dónde estuviste hospedado?

Estuve hospedado en el edificio de Park Hill de Toubaru en Naha a unos 20 minutos de Geidai (universidad de artes), y del Castillo de Shuri, que es donde normalmente se hospedan los becarios que van a esa universidad

¿Qué cursos llevaste durante la beca?

En la universidad basicamente estuve llevando el primer año de la carrera de música clásica tradicional de Okinawa (Ryuukyuu Koten Ongaku). Llevé cursos de sanshin, fue, kuchou, taiko, uchinaguchi, un curso de interpretación de las letras de las piezas, solfeo y teoria en Ryuukyuu Koten Ongaku, teoría de los instrumentos y japonés. Y fuera de la universidad estuve aprendiendo a fabricar y dar mantenimiento a los sanshin y asistí a prácticas de hatagashira en un centro comunitario cerca al apato.

¿Te acostumbraste al cambio de comida?

Para que el dinero me alcanzara tenía que cocinar en casa casi siempre pero de vez en cuando si comía fuera y como la comida de Okinawa es muy rica siempre fue una de las mejores experiencias, el poder probar diferentes platos.

¿Qué lugares conociste de la isla?

Lamentablemente debido a las exigencias y actividades de la escuela no hubo muchas oportunidades de pasear, pero gracias a algunos familiares y amigos logré conocer algunos lugares importantes como los castillos, museos y algunas playas. También gracias a algunas actividades de la escuela pudimos ir a tocar casi por todo Okinawa, desde Itoman hasta Ie Jima.

¿Alguna anécdota que sucedió durante el transcurso de la beca?

Realmente no tuve muchas anécdotas pero una que me marcó fue que para una presentación por el Día de la Inmigración me pidieron interpretar algo de Perú, y se me ocurrió tocar El cóndor pasa en el sanshin. A la gente le impactó la forma de tocar el sanshin y desde ese día me pedían mucho tocarla, incluso hasta me invitaron a la radio a tocarla. Así que me pasé un año completo tocando diferentes versiones de El cóndor pasa.

¿Por qué crees que los jóvenes no participan de las becas?

La verdad es que muy complicado participar de estas becas ya que uno tiene que dejar todo (trabajo, familia, amigos, planes) por un largo periodo de tiempo y no mucha gente se arriesga a eso. Pero en mi opinión depende de cada persona si vale o no la pena arriesgarse, hay personas que solo van a pasear y mantener las relaciones entre Perú y Okinawa y otras a las que la beca les puede cambiar la vida por completo.

Cuando sucedió el Estado de Emergencia en el Perú. ¿Cómo fue el transcurso de tu estadía en esos momentos?

La verdad fue como una segunda oportunidad que me permitió poder aprender más cosas y poder hacer cosas que por falta de tiempo no había podido hacer como visitar algunos parientes o lugares. Al principio sí me sentía raro porque todos habían regresado y yo era el único que no pudo hacerlo pero afortunadamente recibí mucho apoyo de muchas personas, tanto de los mismos okinawenses, familiares, la AOP, la Embajada de Perú, el Perú Kyokai en Okinawa y muchos otros, inclusive el encargado de los becarios, de la prefectura de Okinawa me fue a llevar comida. Así que a todos y cada uno les estoy muy agradecido. Si bien había que tener cuidado tanto en la salud como con el dinero, gracias a ellos no fue una experiencia para nada desagradable, por el contrario pude observar ese espíritu okinawense de  ayudarnos los unos a los otros.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso