Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Lorenzo Furushio Morinaka orgulloso de ser sanmarquino
martes, 18 de mayo de 2021 | 4:33 PM
Lorenzo Furushio Morinaka orgulloso de ser sanmarquino

Por Ciria Chauca Falconí

“Es un privilegio ser sanmarquino, algunos jóvenes que conocen cómo transcurría la vida universitaria en mi época están asombrados”. Una comunicación virtual con el señor Lorenzo Furushio Morinaka es gratificante, pues siempre despierta interés conocer la historia familiar de los inmigrantes japoneses que se establecieron en la hacienda San Nicolás, valle de Supe, al norte de Lima, así como su vida universitaria en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que cumple 470 años de fundación. Ingresó en 1958 para estudiar Ciencias Económicas. Pertenece a la promoción 1962, que lleva el nombre de Dr. Carlos Capuñay Mimbella, “su hijo ha sido embajador del Perú en Japón”.

Desde hace seis años, el señor Furushio reside en California, Estados Unidos. Vía chat fue posible esta entrevista con el diario Perú Shimpo.

¿Qué es lo mejor de ser sanmarquino?

Es un gran orgullo ser Sanmarquino. El hecho de haber estudiado en sus aulas de la cuatricentenaria Universidad y la primera de América, en ser fundada por la Corona española. San Marcos se fundó en 1551 y la Universidad Autónoma de México en 1553. Por eso a San Marcos la llaman la decana de América.

¿Qué es ser sanmarquino?

Ser egresado y formado en esa casa de estudios, es un privilegio muy particular. En mi caso, cuando he conversado con algunos jóvenes y me preguntan cómo transcurría la vida universitaria en mi época y cuando les digo que conocí al poeta Javier Heraud y que fui testigo presencial de la visita a San Marcos de Fidel Castro y su grupo guerrillero, se quedan asombrados. Esto ocurrió en 1958 y tengo entendido que fue parte de una gira por Latinoamérica, después de haber triunfado en la Sierra Maestra de Cuba y antes de asumir el poder en la isla.

¿Por algún motivo especial usted eligió estudiar en S.M.?

Cuando terminé la secundaria en 1957, en la G.U.E. Ricardo Palma, antes Tomás Marsano, los que queríamos continuar estudios superiores, teníamos solo 3 alternativas: San Marcos, la Escuela Nacional de Ingenieria, hoy UNI y la Escuela Nacional de Agricultura, hoy La Molina. Solo existía una particular, La Católica. La gran mayoría optábamos por San Marcos, pese a que el número de vacantes era muy reducido, y lo más importante, la enseñanza era gratuita.

Usted es hijo de inmigrantes y es sannicolasino de nacimiento. ¿Cómo ha sido su infancia?

Considero que tuve una infancia feliz. Yo viví hasta los 10 años en la hacienda San Nicolás, distrito de Supe y cuna de los primeros inmigrantes que llegaron al Perú en abril de 1899. No tuve la dicha de estudiar en la Escuela Japonesa que existió en dicha hacienda, pero sí tengo recuerdos vagos de esa escuela. Allí estudiaron mis 2 hermanos mayores, y dos nikkeis que destacaron en las artes plásticas, como Tilsa Tsuchiya y Venancio Shinki, reconocidos a nivel internacional. 

Quiero aprovechar este reportaje, para rendir un homenaje al señor Sukeo Isayama, quien siempre se preocupó de conservar en buen estado el cementerio japonés que existe en lo que fue dicha hacienda. Fue condecorado por el Gobierno japonés y sus restos moran en dicho cementerio, así como el de su esposa. Su hijo, Pedro Isayama, fue director del diario Perú Shimpo.

La persona que conoce bastante de la vida de los primeros inmigrantes en este lugar, es don Gerardo Maruy, ya que su padre vivió en dicha hacienda. Él siempre me contaba cuando asistía a las romerías que organizábamos, que su hermano mayor se llamaba Nicolás y que su padre le puso ese nombre como homenaje al lugar donde se asentó.

¿De qué prefectura vinieron su papá y su mamá?

Mi padre llegó al Perú a inicios de 1900. Mi mamá sí nació en 1913 en la hacienda San Nicolás. En esa época, los hijos de los primeros inmigrantes nacidos en el Perú no eran considerados peruanos y no tenían la nacionalidad peruana, por lo que mi mamá se consideraba japonesa y estudió en la Escuela Japonesa. Mi papá era nacido en la prefectura de Kumamoto y mi mamá hija de padres de Kumamoto. 

Mi papá era peluquero y mi mamá me acuerdo que la ayudaba en dicha labor. Tengo una anécdota que contar. Cuando en el año 1950 o 1951, mis padres deciden venirse a Lima, los pobladores en buen número, se arremolinaron junto al camión de la mudanza y donde se encontraban las pocas cosas que habían cargado, la gente lloraba y le decía a mi papá que no abandonara la hacienda.

¿Usted tiene hermanos o hermanas que estudiaron en S.M.?

No, yo fui el único de todos que tuvo la dicha de seguir estudios superiores. Todos mis hermanos hombres estudiaron en el mismo colegio donde estudié, así es que la familia era muy conocida en ese plantel. Mi hermano mayor, recién salido del colegio ingresó a trabajar en la conocida empresa La Pluma de Oro, cuyo gerente era el señor Diro Hasegawa y que fuera fundador y director de Perú Shimpo.

¿Usted dónde estudió primaria y secundaria?

Parte de mi primaria la estudié en la hacienda San Nicolás y la concluí en la G.U.E. Tomás Marsano y que después adquiriera el nombre de Ricardo Palma, hasta la actualidad. Este colegio está ubicado en Surquillo y acogió a muchos nikkeis residentes en Surquillo, Barranco, Chorrillos. Aquí quiero destacar a mi amigo, Q.E.P.D., Juan Kanashiro, exalumno de mi colegio y gran futbolista de su época. Él fue el gestor principal de la creacion del actual colegio La Unión y quien tuviera como su primer Director al señor Víctor Rabanal Cárdenas, quien también fuera director por muchos años del colegio secundario donde estudié la secundaria.

¿Se preparó en alguna academia? y ¿por qué optó por Ciencias Económicas?

No, en esa época, casi no existían las academias de preparación para el ingreso a las universidades y si hubieran existido, no estaban al alcance económico de mis padres. Creo que elegí la carrera de Ciencias Económicas, porque siempre me gustaron los cursos de números y aparte de ello, el horario permitía estudiar y trabajar. En mi caso, solo me dedicaba a estudiar y al final de la carrera recién empecé a trabajar.

¿Recuerda el número de postulantes?

No recuerdo exactamente el número de postulantes, pero todos o casi todos, elegíamos a San Marcos por el prestigio y, además, porque la enseñanza era totalmente gratuita. Lo que sí recuerdo es que la proporción de ingresantes era que de cada l0 postulantes, ingresaba uno. Sí, solo ingresaba el 10% de los que se presentaban.

¿Entre los postulantes había un número considerable de nikkeis?

En mi Facultad había un número considerable, pero donde más se notaba era en la Facultad de Medicina, donde ahí la cosa era muy difícil. Me contaban algunos amigos que la proporción de ingresantes era del 5% del total.

Uno de sus compañeros sanmarquinos dice que Ud. ha sido un alumno muy distinguido y destacado deportista

Creo que es un halago inmerecido que me hace un compañero de estudios y que ocupara cargos muy importantes en el pasado. Estuve muy ligado al deporte sanmarquino, ya que en mis horas libres, que fueron muchas, acudía al gimnasio casi a diario, ubicado en la calle Cotabambas y que formaba parte de la antigua casona. 

De los años 50 y hasta la actualidad, ¿cuánto ha cambiado la UNMSM?

Cambió muchísimo, especialmente en la parte académica. Antes, era un motivo de orgullo ser profesor de S.M., pese a que la remuneración siempre ha sido muy baja, era muy prestigiada la persona que enseñaba en San Marcos.

¿La dirigencia política le ha hecho daño a San Marcos?

Sí. Lamentablemente, en la década del 80 al 90, San Marcos se convirtió en un refugio de políticos con ideas extremistas y cayó en el caos y la anarquía. Costó mucho retornar a la normalidad.

¿El rostro de sus alumnos ha ido cambiando en los últimos años?

Sí, pienso que los jóvenes egresados de San Marcos, en la actualidad ya tienen otra mentalidad y son muy bien recibidos en la actividad laboral.

¿Quiénes son los Sanmarquinos ilustres, los famosos?

Aquí tengo que mencionar al Dr. José León Barandiaran, que fue el rector cuando ingresé a S.M., en 1958. Fue un ilustre abogado y tribuno muy prestigiado. Cuentan que cuando tenía que asistir a una audiencia a defender alguna posición jurídica, la sala de Poder Judicial estaba

atestada de público, con el fin de escucharlo. También recuerdo al Dr. Raúl Porras Barrenechea, abogado y economista y profesor de mi Facultad, enseñaba el curso Historia Económica del Perú y fue presidente del Senado. El Nobel de literatura Mario Vargas Llosa, era su secretario personal y bibliotecario en su estudio, en Miraflores.

¿Recuerda a Sanmarquinos nikkeis?

Sí, en forma especial a los de mi Facultad. Entre ellos a Luis Sakoda, Enrique Mayeshiro, Luis Hirata, entre otros. También a mi amigo Samuel Matsuda, unos años menor que el suscrito. Yo recuerdo haber visto en San Marcos al señor Chihito Saito, quien trabajó en Perú Shimpo muchos años. Estudió Periodismo, que dependía de la Faculta de Letras. También recuerdo haber visto a Ricado Mitsuya Higa en mis inicios como estudiante.

Sus reflexiones por los 470 años de la UNMSM

Mi mayor deseo es que la Universidad donde cursé mis estudios y me hice profesional, siga manteniendo su prestigio y que las autoridades que la dirijan, siempre tengan en su mente que están trabajando en la Universidad más antigua de América. 

Asociación Sannicolasina de Lima

"La Asociación Sannicolasina de Lima se ha desactivado hace cinco años. Los fondos que teníamos lo donamos al Museo de la Inmigración Japonesa y es quien se encarga del mantenimiento y conservación del Cementerio Japonés San Nicolás, que está ubicado en Barranca.

“Además, ahora ya quedamos poquísimos sannicolasinos.

“Yo calculo que la Asociación Sannicolasina ha tenido por lo menos 50 años. Su primer presidente fue el finado Pedro Isayama.

“Espero que la Asociación Peruano Japonesa se preocupe siempre y organice las romerías anuales, para no perder la ligazón con el Cementerio San Nicolás, que es el único lugar donde reposan los cuerpos de los primeros inmigrantes japoneses. No son cenizas, son cuerpos físicos”.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso