Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Un nikkei huanca
Entrevista a Mitsuo Alexis Kiyán Minaya
miércoles, 23 de junio de 2021 | 4:49 PM
Un nikkei huanca
Galeria Imagenes

Por Ciria Chauca Falconí

“Tengo una gran deuda con la institución, los mejores recuerdos de mi niñez y juventud tienen que ver con la Asociación. Acá pude conocer a muchas personas que me enseñaron grandes cosas, que eran y son como si fueran mi propia familia…” Mitsuo Alexis Kiyán Minaya, nacido en su “querida” Ciudad Incontrastable, declara que tiene muchos motivos para ser presidente de la Asociación Peruano Japonesa, APJ, de Huancayo, una institución que ha cumplido 50 años en mayo del 2021. Aún no hay una fecha definida, pero sí está programada la celebración de las bodas de oro.

Se identifica un Nikkei Huanca. Respeta y cultiva los valores que ha heredado de sus antepasados japoneses. Admira la fusión y la representatividad de las dos culturas, peruana y japonesa, “en mi caso la Japonesa y la Huanca”.

En diálogo virtual con Perú Shimpo, expresa su preocupación por las consecuencias del Covid 19: La APJ huancaína no dispone de condiciones económicas para “cómo apalancar las deudas”. La población de Huancayo ha colapsado en el sistema de salud, hay desabastecimiento de oxígeno, “algunos nikkei se han contagiado y hasta han fallecido”. 

La Asociación Peruano Japonesa de Huancayo ha llegado a los 50 años, ¿cómo es la situación actual de esta institución?

Hay una Asociación por potenciar, si bien es cierto en sus inicios la aportación, ayuda y la solidaridad de muchos socios hacía que la institución pueda mantenerse y crecer. Hoy en día, la cantidad de socios disminuyó considerablemente, muchos se fueron a Nihon por trabajo, otros están en Lima por estudios. Y otros por una enfermedad que da mucho a los Nikkei, que es la policitemia, ocasionando que se espese la sangre para tener problemas respiratorios y cardiológicos. 

Sin embargo, siempre se estuvo innovando, creando fuentes de financiamiento y sobre todo valorando el esfuerzo de nuestros fundadores para que no se pierda todo el esfuerzo, hecho por todos los socios, año tras año. Tenemos una institución con más de 1000 mt2, donde hay una cancha sintética, un salón de eventos, salones para dar clases de japonés, Origami, realizar nuestras reuniones, un frontis para poner un cafetín y un mezanine para oficinas. También contamos con un mausoleo en el cementerio general para casi 200 urnas, hace poco reubicamos a 44 descendientes que fallecieron entre los años 1918 y 1950, que no cuentan con familia en la ciudad y se encontraban en los pabellones en estado de emergencia que iban a ser derrumbados, para ellos nuestro mayor reconocimiento y preocupación para seguir viendo por ellos.

¿Cuáles fueron los objetivos de la fundación?

Reunir a las diversas asociaciones que existían en ese momento para reactivar y unificar a la colonia. Celebrar todos los 1ero de mayo la fiesta del Emperador, seguir las tradiciones y costumbres japonesas trasmitiendo de generación en generación. Siendo esa fecha hasta la actualidad la celebración del Undokai, actividad más grande de nuestra institución. Fue en una de esas reuniones que se realizaban que se compra el Terreno, que actualmente tenemos, siendo uno de los encargados el Ojisan Eda el que aportó para que se pueda comprar el predio.

¿Quiénes han sido los fundadores?

La Asociación Peruana Japonesa de Huancayo se funda por la unión de dos agrupaciones, siendo la primera la Sociedad Central Japonesa de Huancayo que tenía reconocimiento desde 1930, siendo uno de los primeros presidentes, el Sr. Kaway; y de la Sociedad Okinawanse de Huancayo, que se crea después de la guerra 1945, que en su mayoría eran Kachigumi. Sin embargo, también existió el Club Nissei que se desarma en los años 50 para dar apoyo a las otras organizaciones. Fue recién en el año1973, que se constituye el primer grupo de socios para legalizar y registrar a la nueva directiva. En un inicio se llamó Asociación Peruana Japonesa de la Provincia de Huancayo, que posteriormente pasó a llamarse Asociación Peruana Japonesa de Huancayo:

• Ernesto Kashiwara (Presidente).

• Víctor Hito Nakamura (1er Vicepresidente).

• Jorge Miki Yoshida (2do vicepresidente).

• Antonio Uchiyama (Secretario de Actas).

• Carlos Takeshita Hoshi (Secretario de Economía y Finanzas).

• Nicolás Matayoshi (Secretario de Cultura).

• Pedro Minami Hibata (Secretario Social).

• Yoshio Takara (Secretario de Deportes).

Siendo los socios Alberto Okugawa, Torao Okugawa, Jorge Yamaguchi, Santiago Uchiyama, Jorge Miki, Teófilo Sato, Miguel Watanabe, Carlos Yamaguchi, Pedro Minami, Carlos Takeshita, Eikichi Higa, Humberto Aritomi, Carlos Murakami, José Takayesu, Alberto Shiraishi, Víctor Hito, Constantino Higa, Silvio Murakami, Jaime Muroy, Crisanto Shiraishi, Manuel Miyashiro, Isamu Takara. Posteriormente se suman, Tomás Miyasato, Torao Okugawa, Jose Kiya, Kenko Takara, Humberto Aritomi, Alberto Yino, Gloria Eda, Toshio Yoshiyama, Isamu Harada, Eugenio Kutzuma, Jorge Miki, Carlos Takeshita, Julio Haruyama. Cabe resaltar que hubo muchas familias y personas que apoyaban a la Asociación pero que no estaban registrados en la lista de fundadores.

¿Con cuántos asociados nace?, ¿cuánto es el número actual?

Aproximadamente con 50 asociados inscritos pero participantes fueron muchísimos más, actualmente somos alrededor de 70 socios.

¿Quiénes pueden ser socios?

Todos los descendientes y familiares. Por ejemplo, contamos con socios que ya no cuentan con el apellido japonés ya que son 4ta generación o esposo(a)s de socios.

¿Cómo será el futuro institucional?

Visiono una institución mucho más grande, no solo participativa con gente de la ciudad sino de otros lados, donde no hay organizaciones establecidas en sus localidades como en Ayacucho, Chanchamayo, Huancavelica, La Oroya, Jauja, Apurímac, sería bueno adherir a todos los Nikkeis de esas zonas y poder seguir forjando y desarrollando más a nuestra colonia. Expandirnos, es otra de nuestras propuestas para que los socios que, por ejemplo, tengan que ubicarse en una zona de menos altura por la policitemia, no tengan que alejarse mucho e ir a Lima, sino contar con un local en Chanchamayo que se ubica a 4 horas de Huancayo. Apostar más por nuestras nuevas generaciones para que sean ellos los que den el empuje a nuestra institución para que no pierdan el sentir de pertenecer a esta colonia que apostó en quedarse en esta ciudad, con estas propuestas el futuro de nuestra institución será mucho mejor.

¿Han celebrado las bodas de oro institucionales?

La situación y la preocupación por nuestros socios no nos permitió realizar algún tipo de actividad, sin embargo, pensamos realizar algo significativo que muestre el valor y esfuerzo por estos 50 años.

¿Desde cuándo usted es socio de APJ Huancayo?

Desde el 2011, cuando regresé de la ciudad capital. En el año 1999 llegué a Lima para estudiar en la universidad y lo pude hacer gracias a mis tíos Isamu y Hideko, que me acogieron en su casa cerca al mar en el distrito de Barranco, eran años donde la mayoría de Nikkei de mi edad también se iban a Japón al término del colegio o a la mayoría de edad, entre ellos, se fueron mis primos y mi hermana, quizás mi destino hubiera sido el mismo si mis tíos no me hubieran ayudado y claro que también el de mis padres, tanto desde Japón y Huancayo.

¿Su mamá y su papá son socios?

Actualmente, mi mamá es socia y mi papá lo fue hasta el 2019.

¿Qué le motivo ser presidente de APJ de Huancayo?

Tengo una gran deuda con la institución, los mejores recuerdos de mi niñez y juventud tienen que ver con la Asociación. Acá pude conocer a muchas personas que me enseñaron grandes cosas, que eran y son como si fueran mi propia familia, muchos de mis mejores amistades los conocí en las actividades y en otras tantas cosas que genera ser parte de la institución. Teniendo como base lo dicho, tengo que retribuir todo lo recibido que no sé si me dé el tiempo suficiente para poder compensarlo y así como pasó conmigo, también me motiva mucho dejar una mejor institución para las nuevas generaciones.

¿Usted es huancaíno de nacimiento?

Sí, nacido hace 38 años, en mi querida Ciudad Incontrastable.

¿Su mamá y su papá desde cuándo residen en Huancayo?

Mi mamá reside más de 50 años, ella llegó a inicios de los años 70 de la ciudad de Ayacucho y mi papá residió aproximadamente 80 años, llegó casi a los 5 años desde Lima, ambos se conocieron acá y juntos vivieron casi 40 años, de esa relación nació mi hermana mayor Mayumi y mi hermano menor Masao. Hoy en día mi mamá goza también de sus 5 nietos Saori, Kentaro, Kotaro, Kanae y Kazue.

¿Cuándo vuelve a Huancayo?

En noviembre del 2011 para acompañar y ver a mis padres ya que se encontraban solos por varios años y gracias a la invitación para laborar en su empresa de un gran amigo Nikkei, a quien estimo mucho por todo lo que me enseñó, el ex presidente de la Asociación, Tomás Takagi.

¿Usted se siente nikkei?

Por supuesto que sí, pero agregaría una palabra más a ese sentir que sería un Nikkei Huanca.

¿Cómo es la identidad nikkei?

Para mí ser Nikkei es seguir respetando y cultivando los valores japoneses, creo que es lo que más resalta, por ende, hay que cuidarla muy bien. Muchas veces me dijeron, ¿tú eres japonés no? y les decía que soy ascendiente, entonces de inmediato me respondían que yo era educado, respetuoso, correcto, integro sin conocerme solo por el hecho de ser parte de esta cultura. A su vez, es también la fusión y la representatividad que se tiene de dos culturas o países, peruana y japonesa, en mi caso la Japonesa y la Huanca.

En Huancayo ¿se practican cultura y tradiciones de los antepasados japoneses?

Sí, hasta antes de la pandemia, en nuestro local institucional se realizaban clases de japonés, ping pong, origami, karate, manualidades, Undokai, Obon. En la Institución siempre se trató de generar interés por la cultura japonesa y se empezó a realizar actividades ya mencionadas, pero poco a poco se estuvo perdiendo por la migración de socios a otros lugares. Actualmente, aún se mantienen ciertas actividades que por ser grupales están prohibidas realizarlas.

¿El estado de emergencia sanitario por coronavirus cómo ha afectado a la APJ Huancayo?

Mucho, el local institucional generaba ingresos y se mantenía gracias al alquiler de la cancha sintética, a las clases de japonés y actividades culturales que realizábamos, todo esto se acabó de la noche a la mañana y actualmente no tenemos cómo apalancar las deudas.

En la población de Huancayo ¿ha colapsado el sistema de salud?, ¿ha afectado a gran parte de la población el contagio de coronavirus?

Claro que sí, hasta el día de hoy hay un colapso inmenso, hospitales saturados, desabastecimiento de oxígeno, con algunos socios contagiados y algunos fallecidos.

En esta situación, ¿ha colaborado la APJ de Huancayo?

No pudimos hacer mucho, lamentablemente esta situación complicó a muchos socios económicamente e hizo que no se pueda ayudar a la comunidad Huancaína, pero sí se pudo hacer algo por algunos Nikkei con problemas económicos que gracias al buen corazón de algunos socios se pudo ayudar a personas vulnerables o en situación crítica.

“Recuerdos de mi infancia, de mi adolescencia”

“Los mejores recuerdos son con mi Oba, abuela, en los Undokais, fiesta deportiva, cuando salíamos a pasear y visitar a sus tomodachis o tíos, me gustaba porque iba a comer tempura, sata andagi, sushi y a veces salía con otoshidama (regalo de año nuevo), aquellos años no había mucho tráfico y jugar en la calle era de todos los días, sin embargo, también pasé momentos complicados. 

“Uno fue cuando mi papá se tuvo que ir a Japón por la situación económica en la que nos encontrábamos y con mis hermanos muy pequeños nos hicimos cargo del negocio, fue muy difícil para nosotros porque en ocasiones nos quedábamos solos porque mi mamá viajaba por su trabajo.

“Estudié en varias escuelas y colegios, en primaria pasé por la escuelita del barrio Micaela Bastidas, la GUE Sebastián Lorente, Salesiano y Virgen del Pilar donde acabé la escuela y en secundaria por el colegio Ingeniería y culminé en el Andino”.

Mitsuo Alexis Kiyán Minaya 

Es hijo de Antonio Seiyu Kiyán Higa, nikkei, fallecido en el 2019, descansa en el cementerio huancaíno; y Rosabel Minaya de Kiyán, nacida en Ayacucho.

Está casado con Tatyana Kerkich Ricra, tienen una hija: la niña Kazue Emilia Kiyán Kerkich.

De profesión es administrador de empresas y cuenta con una Maestría en Gestión a la Experiencia del Consumidor por la Universidad de Barcelona. Actual Gerente de Cooperativa Kibou (Cooperativa Nikkei) y empresario.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso