Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Soy mamá chalaca ciento por ciento, alegre y puro corazón»
Kayoko Kanashiro, presidenta de Fujinkai
sábado, 11 de mayo de 2013 | 6:02 PM
«Soy mamá chalaca ciento por ciento, alegre y puro corazón»

Kayoko Kanashiro, presidenta de la Asociación Femenina Peruano Japonesa nos habla sobre su experiencia como madre.

¿Usted es chalaca?
Sí, nací en el Callao, en la calle Miroquesada.

En mi época, el Callao era una provincia constitucional muy bonita. Al frente de mi casa todo era parque, ahora ya no existen, son pistas.

¿Cómo son los chalacos?
Quienes hemos nacido y vivido en el Callao, somos muy alegres, muy aguerridas, puro corazón, trabajadoras, luchadoras, generosos, porque todos los chalacos que se reúnen nos ayudamos mutuamente.

Es mamá chalaca.
Soy mamá chalaca ciento por ciento, alegre y puro corazón.

Es madre de cinco hijos.
Sí, tres varones y dos mujeres, y una de ellas ya es mamá.

¿Hay que aprender ser mamá?
No, las mamás con el ejemplo les enseñamos a nuestros hijos. Cuando mi hija dio a luz, fui a visitarla, ella estaba en Los Ángeles, le ayudé hasta que su hijita estaba más grande.

¿Qué es ser mamá?
Ser mamá es dar amor, cariño. Cuando una es mamá siempre nos sacrificamos por nuestros hijos. A una le nace ser mamá, y cuando estamos embarazadas aprendemos según las indicaciones del médico.

¿Cómo ha sido su primer embarazo?
Todos mis embarazos han sido bien llevaditos, no he tenido ninguna dificultad. La primera vez fue el momento más feliz.

¿Le cambió la vida?
Sí, el nacimiento de mi hijo cambió mi vida, nunca más una mamá vuelve a ser como antes, porque tienes que levantarte en la madrugada, ya no duermes de largo nunca más, así es ser mamá y nos sentimos muy felices.
 
¿Cómo fueron los primeros días y años?
Mis tres hijos varones, cuando eran chiquitos, eran llorones, pero únicamente los primeros meses, después ya han sido muy tranquilos.

En la primera experiencia cargas a tu bebe y él se acostumbra que siempre lo tengas cargado, así las pasamos las mamás y somos las personas más felices.

Sus dos últimas hijas son mujeres.
Sí, y entre las dos hay nueve años de diferencia. Mi última hijita vino como yapita (risas).

¿Cómo va celebrar hoy?
Con mis hijos, vamos cenar porque yo no puedo moverme de la casa, mis hijos que están fuera del país me van a llamar.

¿Siendo adolescente, cómo festejaba el Día de la Madre?
Saludaba a mis tías y a mi abuelita, ella me acompañó durante cinco o 10 años. Hasta ahora siempre nos comunicamos con una de mis tías que estuvo con nosotros cuando falleció mi mamá.

Además, cuando enviudó, mi papá se casó con una esposa buena.

¿Cómo era la celebración en el colegio donde estudió?
Estudié en el colegio José Gálvez. Allí lo celebrábamos como lo hacían todos los colegios. Interpretábamos canciones japoneses, bailábamos danza japonesa y huaynitos, nos vestíamos con ropa japonesa y pollerita andina. Hasta ahora nos reunimos el grupito del colegio José Gálvez.

¿Dónde estudió la secundaria?
En el colegio general Prado del Callao.

¿Cómo fue su experiencia del primer día escolar con su hijo mayor?
El primer día fue en el nido, él no lloró, ninguno de mis hijos han llorado, sólo mi hijita la última, porque le contagió una chiquita, sino no hubiera llorado.

¿Usted jugaba y cantaba con sus hijos?
Sí, jugábamos y cantábamos. Ya cuando estaban grandes hemos conversado mucho, contándonos historias.

Cuando eran niños hemos ido al cine, al circo, al zoológico, porque mi esposo trabajaba y yo salía con mis hijos.

No han estudiado en colegios nikkeis, por eso los  domingos los llevábamos a AELU para que practiquen deporte y se hagan contacto con la colectividad nikkei. El domingo era un día sagrado.

Mis hijos han jugado en clubes como Kumamoto, Motobu y Nisei Callao. Cuando estaban en la selección de natación tenía que llevarlos al Estadio Nacional. Venían del colegio, hacían la tarea y yo les preparaba su lonchera. Mis hijos han practicado mucho el deporte.

¿Le pedían platos favoritos?
De chicos todos mis hijos tenían su plato preferido, uno pedía una cosa; otro, otra cosa, así es que no les preguntaba para cocinar.

La última de mis hijas no quería comer, ella sí me dio trabajo, se escondía, siempre me pedía que le preparara camarón. Y yo le decía camarón no te voy a dar todos los días (risas).

¿Cuando niños, cómo la saludaban sus hijos en este día?
Cuando me levantaba, mi hijo mayor me recitaba y lo hace hasta ahora. Se paraba delante mío y me decía: «Mamita linda, dulce y hermosa, tienes figura botón de rosa». Siempre me acuerdo de eso, hasta ahora me recita, es muy cariñoso mi hijo mayor, no se olvida, mis otros hijos también me recitaban.

¿Y sus hijas?
Recuerdo que mi hija era la que organizaba el Día de la Madre. Les decía a sus hermanos: «Esto tienes que regalarle a mamá». En esa época mi hermano tenía un bazar, mis hijos se iban allá y le decían, tío vamos a comprar regalos para mi mamá y que mi papá le pague. Mi hijita a cada uno de sus hermanos les hacía comprar un regalo, y ellos venían con su regalo por el Día de la Madre. Ya cuando están grandes todo cambia.

¿Cómo es su esposo en el Día de la Madre?
Él se hace que no es cariñoso, pero sí es cariñoso. Mi esposo es el primero que me saludaba y me saluda en el Día de la Madre.

¿Qué les dice a las mamás?
Mamás, tengan un feliz día, no sólo hoy, segundo domingo de mayo, sino todos los días.

Les recomiendo que se mantengan activas, de lo contrario nos enfermamos, me refiero que hay que hacer vida social, hay que hacer ejercicios. Si les gusta la danza, bailen.

Si sus hijos todavía son pequeños o son adolescentes, siempre tienen que estar con sus hijos; pero ya cuando están adultos, la mamá tiene que hacer su propia vida, tiene que cuidar su propia salud física y mental.

¿Qué les dice a las mamás jóvenes?
Que se cuiden, cuando están con su barriguita que escuchen música bonita, que le conversen a su bebe. Coman cosas sanas, caminen y escuchen música sana.

La leche materna es importantísima para los bebes. Yo les he dado a todos mis hijos.

¿Qué les dice a las mamás de la generación issei?
Mamás issei, mamás obaachan, disfruten mucho de su vida porque ustedes han trabajado bastante y se han sacrificado duro. En su época las cosas eran diferentes no tenían nada.

Las mamás issei nos dicen que nosotras estamos en una época feliz porque no nos falta nada, antes no teníamos comodidades de ahora. Por ejemplo, hasta yo he tenido que utilizar pañales de tela, en cambio ahora son pañales desechables.

Salude a las mamás de Fujinkai.
Les deseo el día más feliz y que sean felices toda su vida. Disfruten de sus hijos y sus nietos.

DATO
Kayoko Uuechi de Kanashiro está casada con Félix Kanashiro. Es mamá de Javier, Oscar, Jaime, Beatriz y Cristina.

Es presidenta de la Asociación Femenina Peruano Japonesa.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso