Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Tenemos a La Parada compitiendo con Mercado de Santa Anita»
Oscar Ibañez Yagui, regidor de la Municipalidad de Lima
lunes, 14 de octubre de 2013 | 2:03 PM
«Tenemos a La Parada compitiendo con Mercado de Santa Anita»

Por Christian Hiyane Yzena

Oscar Ibañez Yagui fue hasta agosto último, presidente de la Comisión Especial Evaluadora que tuvo como misión fiscalizar todo el proceso de traslado de La Parada a Santa Anita desde el terrible episodio del 25 y 27 de octubre del año pasado cuando murieron cuatro personas. Hace un mes presentó su Informe Final ante la ciudad de Lima. Su informe tuvo el apoyo de toda la oposición, aunque no se aprobó por la falta de votos. El regidor del Partido Popular Cristiano hace un balance de lo que sucedió en la primera parte de la siguiente entrevista.

Dr. Ibañez ¿cuál es el panorama que se observa en La Parada?
Todavía lo que vemos en las inmediaciones del exmercado La Parada, es la presencia de unos 800 comerciantes mayoristas que no fueron trasladados al Mercado Mayorista de Santa Anita, porque no hubo el espacio suficiente para traerlos, ni tampoco a la fecha se han generado las condiciones, construcción de nuevos pabellones, para sumarlos.

Por otro lado, aún quedan más de 2000 comerciantes minoristas que trabajan en las inmediaciones de la Av. 28 de Julio (en la vía pública) y para ellos tampoco se ha avanzado nada, ni construido el Mercado Minorista conocido como Tierra Prometida en Santa Anita para trasladarlos y darles a ellos una solución definitiva. Al respecto, la gestión actual no ha querido avanzar, ni construir Tierra Prometida por falta de voluntad política, pero además por incapacidad de los funcionarios a cargo.

Está además el terreno del exmercado…
Tenemos el terreno del exmercado La Parada tomado por comerciantes mayoristas y minoristas, unos 600 que no quieren retirarse del recinto, aunque dicho lugar por Ordenanza tiene como fin la construcción del Parque del Migrante. Estos últimos no se retiran por la falta de autoridad a pesar de que la Ordenanza es muy clara en señalar que ese lugar ya no es para comerciar, sino para convertirse en un parque.

Entonces el balance final de La Parada y sus alrededores es malo. Hay un estancamiento en la consolidación del comercio mayorista de nuestra ciudad y pareciera no haber voluntad o la capacidad de enmendar dicha situación.

Después del 25 de octubre la percepción de la gente es que no se ha hecho nada
La reforma del comercio mayorista de Lima suponía mejorar las condiciones de insalubridad, inseguridad y hacinamiento que padecía La Parada. El exmercado N° 1 de La Parada era un espacio que había quedado chico desde la década del 60, se comerciaba al mayoreo extra muros (afuera del mercado) en lugares denominados corralones, la zona era además insegura y el manejo de alimentos, era de la época de la carreta. No había control, ni fiscalización en la salubridad alimentaria durante décadas, el lugar no pasaba evaluación alguna de Defensa Civil y encima habían madrigueras de ratas por doquier. El fin de exmercado La Parada era un hecho, sin embargo a la fecha, el comercio allí continúa porque se ha hecho muy poco para recuperar dicho espacio público, consolidar Santa Anita y tener nuevos espacios para traer a los mayoristas que faltan y además, dar una solución para los minoristas con Tierra Prometida.

En tal sentido, en Santa Anita hoy tenemos un mercado que no ha construido casi nada nuevo y por tanto, tenemos al ex mercado N° 1 La Parada compitiendo directamente con el Mercado Mayorista en Santa Anita.

Se ofrecieron además servicios complementarios
La falta de infraestructura básica como depósitos, almacenes, laboratorios, traer el ferrocarril del centro al interior del mercado, instalar bancos, posta médica, puesto policial, etc. denota que no se ha hecho nada de lo previsto o se ha avanzado muy poco. Peor aún si la Empresa de Mercados Municipales SA (EMMSA) y la Municipalidad de Lima cuentan con un presupuesto de casi 80 millones para inversiones, es decir obras de infraestructura, y después de un año del traslado no lo han ejecutado.

LA RESPONSABILIDAD DE FORT Y GIESECKE 
¿Fue un tema complicado?
No, los funcionarios que lideraron el proceso de traslado -Ricardo Fort y Ricardo Giesecke (expresidentes de EMMSA)-, a mi juicio lo complicaron todo. Ellos hicieron las cosas mal, no previeron una real solución integral e incluso se equivocaron en el camino a seguir. Desde el primer día, como ejemplo impusieron reglas que después cayeron en contradicción y generaron el conflicto social. Una de ellas por ejemplo fue decir que el traslado se realizaría cuando todos los pabellones faltantes estuvieran listos para que entren todos los comerciantes, sin embargo; al momento de anunciar el traslado, no se había construido uno solo y ello de por si, generó malestar y alimento el conflicto social.

Demasiada demanda para tan poca oferta
El mercado se abrió con 640 puestos y había alrededor de 1500 comerciantes mayoristas en total, es decir con menos puestos de la real demanda. Además impusieron reglas absurdas sin análisis técnico como el uso de jabas obligatorio o la compra mínima de 2000 soles, nadie podía comprar menos o el uso obligatorio de tarjetas de crédito para efectuar compras, etc., que en la práctica al momento de abrir el mercado nunca se cumplieron y lo único que generaron fue rechazo y agudizar el conflicto social que todos recordamos con tristeza. Estos hechos demuestran que hubo mucha improvisación, poco espíritu de diálogo y no hubo una visión integral de tratar las cosas.

Eso es el inicio, porque además de generar el conflicto social con los actores de La Parada no previeron resolver con diligencia los temas que hoy padece Santa Anita de infraestructura y de contrataciones.

Hablando de Fort y Giesecke, ¿usted fue quien destapó precisamente el caso de RELIMA?
La mochila que cargan los actuales funcionarios de EMMSA es muy pesada porque los antecesores (Fort y Giesecke) no avanzaron en nada o condujeron muy mal los procesos de licitación claves para la construcción de nueva infraestructura o de remodelación de pabellones que permitieran consolidar el Mercado de Santa Anita, me refiero a los casos Virgen de la Puerta o peor aún, el salvaguardar los intereses monetarios de la institución, dinero de todos los limeños, como ocurrió con el caso que descubrimos, el de RELIMA que más adelante detallaré.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso