Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«La beca nos permite conocer más de nuestras raíces e identidad»
Saori Kanashiro Miyahira, becaria de Nakagusuku Son
viernes, 13 de marzo de 2015 | 5:05 PM
«La beca nos permite conocer más de nuestras raíces e identidad»
Galeria Imagenes

Por: Rubén Kanagusuku

A sus 24 años de edad, Saori Kanashiro Miyahira fue becada a Okinawa, al distrito de Nakagusuku Son. Ella es estudiante de Arquitectura en la PUCP, además es una asidua concurrente a la AOP donde aprendió mucho de la cultura okinawense. 

Para los descendientes de Nakagusuku Son está abierta una convocatoria de beca hasta el 16 de marzo próximo. Para mas información comunicarse con la familia Arakaki al 4512535.

¿Cómo te animaste a participar en la beca a Okinawa?

Siempre tuve el sueño de poder ir algún día a Okinawa. Okinawa es la tierra donde nacieron mis antepasados y por eso siempre tuve interés por saber más sobre su cultura y conocer el lugar. También tenía el anhelo de encontrarme y conocer a mi familia de la isla, y ese sueño finalmente se cumplió.

Desde muy pequeña tuve interés por el sanshin y en Perú, en el Okinawa Kenjinkai, tuve el honor de tener por poco tiempo a Lucy Nagamine como profesora. Fue así que participé en diversos eventos de la colectividad como el Icharibachode, Shinnenkai, Keirokai.

En el Kenjinkai aprendí sobre lo que sufrió Okinawa por la guerra, sobre la inmigración de Okinawa por falta de comida, sobre las dificultades que pasaron nuestros abuelos por no saber hablar el español y lo duro que trabajaron para poder salir adelante. Y poco a poco quise saber más sobre el tema.

¿Qué fue lo primero que te impresionó en Okinawa?

La cálida bienvenida que tuve de mi familia y por parte de la municipalidad. Siempre había escuchado que la gente de Okinawa era amable y humilde. Al llegar aquí todos me trataron con gentileza y me ayudaron en todo.

¿Dónde te hospedaste?

Estuve hospedada en la casa de mi tía Sachie Arakaki, persona con la cual estoy muy agradecida por todas aquellas pequeñas cosas que hizo por mí, y por haberme admitido en su hogar durante tres meses.

¿Qué cursos llevaste?

De lunes a viernes, de 9 a.m. a 12 m., Shinozaki Rumi sensei, Melley sensei y Nagasako sensei nos instruyeron el idioma japonés en la JSL en Uruma Shi, con dedicación y paciencia. 

De 1 p.m. a 2:30 p.m. tuvimos diversas clases como shodo, sado, kado con Fujiwara Katsuko sensei, y clases de uchinaguchi y cultura okinawense dictadas por la directora.

Regresando a Nakagusuku, de 4 a 6 p.m. nos impartieron lecciones de sanshin por Higa Risa sensei, y de Ryukyu bujou por Sueyoshi Yasue sensei. 

Finalmente, por las noches, de 7 a 8:30 p.m., una vez por semana tuvimos wadaiko con Chinen Hideto sensei.

¿Qué comida te gustó más?

El Soki Soba.

¿Qué lugares conociste?

Los primeros días nos llevaron a conocer diversos lugares de Okinawa. Primero a conocer las instituciones de Nakagusuku Son, como la guardería, estación de bomberos y la planta de reciclados. 

Lo primero que me llamó la atención fue el ordenamiento de las calles y de las manzanas, las calles internas de Nakagusuku Son no tienen nombre ni número.

Las personas se ubican según el nombre de la familia que reside en cada lugar. Los bomberos tienen el deber de saber quién mora en cada lugar y tener la data en su sistema de cómputo. Así, si se presenta algún incidente, lo primero que hacen es sacar impreso el mapa. 

Otra cosa que resalto como punto a favor es el sistema de recolección y clasificación de basura. Muy ordenado y limpio.

Luego nos llevaron a conocer el norte de Okinawa, el acuario de Chura Umi. Para mí fue una muy buena experiencia, pues fue la primera vez que visitaba un acuario tan grande. Pude ver los diversos peces que viven en el mar de Okinawa.

Al sur de Okinawa nos mostraron Shuri - Jo, uno de los lugares más importantes que quería visitar y que solo lo había podido ver en libros. El Parque de la Paz en Itoman, donde pude encontrar los nombres de mis antepasados, Gyokusendo, muestra de la antigua cultura okinawense.

Posteriormente nos llevaron a los lugares más importantes de Nakagusuku, el famoso Castillo de Nakagusuku con sus imponentes paredes de piedra. Lo interesante del castillo fue que según el apilamiento y el acabado de piedra de los muros, se podía saber en qué periodo había sido construido.

La etapa de visitas termina con el viaje inolvidable a tres de las islas de Yaeyama. Primero fuimos a Ishigaki Jima, donde por primera vez buceé, experiencia que nunca olvidaré: poder ver el profundo del mar, nadar con los peces. Luego fuimos a Iriomote Jima, donde hicimos canoeing, hiking y snorkeling. Y finalmente Taketomi Jima con sus casas tradicionales, muros de piedra, calles de arena y hermosas playas.

¿Qué actividades viste?

Puede realizar realizar prácticas laborales en Gushiken Architectural Engineering Co. Ltd. Antes de comenzar, no imaginaba la posibilidad de poder conocer tantos lugares. Pude observar el proceso de construcción de un complejo residencial en Naha. Pude observar el avanzado sistema de organización y construcción. También me mostraron una base americana en Iejima y su complejo sistema de protección. 

También me llevaron OIST Okinawa Institute of Science and Technology, unos de los edificios más modernos de Okinawa. 

Antes de venir a Okinawa tenía el interés de conocer y aprender sobre las estructuras antisísmicas de Japón, por suerte pude realizar mi objetivo. Conocí a Kinjou Takao san, quien es experto en estructuras antisísmicas que coincidentemente realizó un viaje a Perú y a Brasil por un programa de la JICA. Pude debatir muchas ideas enriquecedoras para mi carrera. Gracias a Oshiro Sebastián me fue fácil entender y captar las ideas, pues me ayudó a entender las palabras técnicas de Arquitectura.

¿Por qué muchos jóvenes no participan en las becas?

Porque no están informados sobre el tema o porque no tienen el interés de saber sobre su ascendencia.

El propósito de la beca es saber más sobre la cultura okinawense, conocer a los sonjinkai de otros países para formar lazos de amistad, conocer la situación de los otros países relacionado al sonjinkai y la colonia. También es saber más sobre nuestras raíces y nuestra identidad. Además, compartir las experiencias y los conocimientos adquiridos, y así fomentar la cultura y crear en ellos el deseo de saber más.

No quisiera terminar esta entrevista sin agradecer nuevamente esta significativa beca que constituye para mí una motivación más para seguir creciendo como persona y apoyar al sonjinkai.

Deja un mensaje final.

Gracias a Perú Nakagusuku Sonjikai, al alcalde Hamada Keusuke y la ayuda de gente de la Municipalidad ir a Okinawa fue posible. Estoy realmente feliz y agradecida. 

Gracias a esta oportunidad que me brindaron pude dedicarme por completo a explorar y aprender por tres meses nuestra cultura y costumbres que poco a poco se están olvidando.

Desde mi llegada a Okinawa el 10 de septiembre y partida el 8 de diciembre aprendí muchas cosas, esta experiencia ha sido una enseñanza de vida que me acompañará durante todo el transcurso de mi vida.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso