Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
«Necesitamos el apoyo de los kenjinkai, tanto económico como de voluntariado»
La R.M. Cristiana Kawakami, de la Casa de Reposo Emmanuel, hace un pedido especial a la comunidad nikkei
jueves, 28 de julio de 2016 | 4:38 PM
«Necesitamos el apoyo de los kenjinkai, tanto económico como de voluntariado»
Galeria Imagenes

Por Christian Hiyane Yzena

La casa de reposo Emmanuel pasa por dificultades y necesita del apoyo de toda la comunidad. Por lo pronto, habrá movilidad que partirá de la APJ hasta Ventanilla todos los domingos del mes, para los familiares de los residentes (primer y tercer) y para las personas interesadas que quieran conocer el hogar (segundo y cuarto). Urge de más voluntarios y de apoyo económico, señala en la siguiente entrevista la R.M. Cristiana Kawakami, subdirectora ejecutiva. Es hora de mantener vivo el invalorable legado del padre Manuel Kato, que siempre lo dio todo por la comunidad nikkei y espera que el fantasma de la indiferencia y tontos infundios no detengan su obra.  

¿Cuáles son las bases que sostienen al Hogar Enmanuel?

El padre Manuel Kato fundó la Casa de Reposo para nikkeis, porque son muchos los ojichan, obachan que han venido de Japón y sufren. Esta casa de reposo es para seguir adelante. La primera cosa importante es que los ojichan y obachan sean felices. Ellos salen de sus familias, no las tienen. La verdad es que la familia es la primera cosa buena, pero a veces no pueden atenderlos. Entonces recibimos a esas personas que necesitan más de la parte humana. Cariñosamente, los cuidamos en la alimentación y en sentirse como en casa. 

Se sigue la filosofía del padre Manuel Kato, ser un modelo de una obra social. Máxima caridad.

También están los padres de muchos dekasegi que se fueron a Japón

Antes era migración de Japón para acá. Ahora al contrario, hijos e hijas se fueron como dekasegi. Entonces ¿con quiénes dejan al papá o a la mamá? Lamentablemente quienes se fueron a Japón para trabajar en la buena época mandaban dinero. Ahora algunos se quedaron en Japón, se casaron, o dejaron a su familia acá y formaron otra allá. Entonces los ojichan ya no reciben comunicación, están tristes. Nunca llaman. Es muy triste.

Por eso, cada año el padre Kato iba a recibir donación de Japón, pero por la edad desde hace cinco años, operado del corazón, todo el mundo anda preocupado y preguntándose cómo resiste. Durante 30 años ha viajado para recibir donaciones para el Hogar del Niño (la primera obra del Padre Manuel Kato) y después trajo para mejorar la Casa de Reposo. Pero hace cinco años que no va  y estamos pidiendo al Grupo de Apoyo. A varios de ellos hay que atenderlos 24 horas al día; otros más jóvenes cuidan a los animales, ayudan en la cocina.

Entonces hay dos cosas que sostienen al Hogar: el interés de velar por los issei, nisei y la solidaridad que necesita también de apoyo económico

Un tercer punto es el mantenimiento. Tenemos que pagar a personal, gratificaciones. En todo caso para que se mantenga esta casa necesitamos de la ayuda de la comunidad nikkei. Cada kenjinkai tiene una sociedad, pero nunca vienen, no conocen la Casa de Reposo. Es bueno que cada kenjinkai organice como algún tipo de paseo para que los jóvenes vengan porque para ojiichan y obaachan si vienen niños es como su nieto, su nieta, se emocionan. Pueden cantarle y eso es bueno para los dos

Hay una cosa clara y es que el Hogar económicamente no la está pasando bien

Al no poder ir a Japón, yo pienso que para que el padre (Kato) no se preocupe de la parte económica necesitamos de la comunidad nikkei. Los gastos mensuales son importantes. 

Hasta aquí vienen voluntarios, pero también hay personas que trabajan

De lunes a viernes vienen voluntarias nikkei de Kaikan. Los lunes para cantar, martes para masajes, miércoles viene una profesora de APJ, Maruja Abanto, y hacen cuadros muy bonitos; el jueves hacemos bingo y todo el mundo está contento. Y el viernes en la cancha de gateball. Pero necesitamos más voluntariado, en un día, dos o tres personas es poco. Necesitamos que conversen con ellos, los paseen en sillas de ruedas. 

¿Cuántos voluntarios vienen?

Pocos. Son tres, a veces cuatro por dos horas. Necesitamos más. Sería importante que cada kenjinkai traiga dos, de lunes a viernes. 

DIFICULTADES ECONÓMICAS 

¿Cómo se sostiene la Casa de Reposo?

Algunos colaboran pero no de modo permanente. Ahora algunos residentes pagan y otros no, algunos pagan menos.

¿Qué tipo de atenciones ofrece Emmanuel?

La mayoría necesita para tomar medicina. Algunos requieren de una enfermera las 24 horas, pues hay que darles la comida en la boca. Pero no podemos pagar y hemos tenido que disminuir personal de residentes. 

¿Es el pago de siempre?

Se ha tenido que modificar tres veces. Este comprende tres comidas, lavandería, pero no alcanza para el personal. Buscamos benefactores. Tenemos para recibir a 50 residentes para tres pabellones que se construyeron gracias a Nippon Foundation y la Asociación de apoyo a los misioneros y misioneras japoneses de Ultramar (JOMAS, por sus siglas en inglés). Capacidad tenemos, los ambientes están listos. Cada cuarto tiene baño. Pero no hay personal.

¿Quiénes integrarían el grupo de apoyo? ¿Los kenjinkai?

Sí. Hay dos partes: el voluntariado para que los nikkei animen a los ojichan y obachan y el otro tendría que ver con una colaboración mensual. No necesitamos una cantidad grande. Por lo menos 50 soles por mes para las 30 personas, ya sería una ayuda.  

¿Los 29 residentes del Hogar son nikkeis?

Todos. El más joven tiene 56 años y la mayor cumplirá 100 en octubre. Solo hay una persona nacida aquí en Perú, pero desciende de China. 

ACERCANDO A LOS FAMILIARES

A veces muchos prefieren dejar a sus familiares en lugares cercanos a su domicilio

Claro, para que los garantes y familiares los visiten. Pero como hay casos en los que por la distancia no pueden, estamos programando que los domingos vayan los choferes. La directiva ha decidido que el primer y el tercer domingo los familiares de los residentes puedan venir. Y el segundo y cuarto domingo cualquier persona puede visitarlos. Es un servicio gratuito, pero que nosotros tenemos que pagar. El año pasado conseguimos, con Nippon Foundation, vehículos tipo combi, cero kilómetros y con capacidad para 14 personas. Con esa combi podemos transportar a las personas interesadas. Pero necesitamos recursos para pagar al chofer.

BOX

Cristiana Kawakami, 50 años de labor pastoral en Latinoamérica 

Este y el próximo año serán muy especiales para la R.M. Cristiana Kawakami (75), pues el pasado 24 de mayo celebró 50 años de consagración religiosa y el 2017 cumplirá 50 años también de labor pastoral en Latinoamérica. La madre Cristiana, cuyo nombre en japonés es Sueko, trabajó en una escuela de Sao Paulo, Brasil, por 35 años, y luego vino al Perú en el 2002. Laboró en Pamplona Alta atendiendo las necesidades de niños entre los 6 y 5 años, en un comedor bautizado como «María Take». Ahí estuvo hasta el 2008. Ese mismo año ingresa a la Casa de Reposo. «Se ha pasado rapidísimo», señala al tiempo que destaca sentirse más latinoamericana que nunca. El Perú, según cuenta, la ha tratado bien. «Los peruanos son cariñosos. Lo único que en Brasil sí manejaba, aquí no puedo. En el volante es el peor de todos. Aquí no obedecen», dice entre risas.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso