Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Dante y el coronavirus
viernes, 24 de abril de 2020 | 11:32 AM
Dante y el coronavirus

En 1995 la Unesco eligió el 23 de abril para celebrar el Día Internacional del Libro. La fecha, simbólicamente, conmemora el fallecimiento de dos grandes de la literatura universal, William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra. 

Extrañamente, Dante Alighieri, otro de los grandes nombres de la literatura, no tenía una fecha fija de celebración. Hace muy poco el gobierno italiano puso remedio a este olvido e instituyó el 25 de marzo como Dantedì, una jornada para conmemorar a Dante y a su Divina Comedia.

El pasado 25 de marzo iba a celebrarse el primer Dantedì, pero todos los eventos y celebraciones fueron suspendidos a causa del coronavirus y la Covid-19. 

Dantedì debe traducirse como Día de Dante pero, leído con énfasis, Dantedì podría traducirse como ¡Habla Dante! ¿Qué diría Dante Alighieri a quienes vivimos en medio de la pandemia que será la clave del arco de la primera mitad del siglo XXI?

Algunas celebraciones por el Dantedì se han adaptado y se han realizado online. Otras han sido transformadas y colgadas en Internet. Adaptadas o transformadas, porque las circunstancias que vivimos no nos permiten una celebración, por profunda y erudita que sea, que no esté impregnada de los sentimientos que hoy anidan en el corazón de la humanidad.

Así, estudiosos y comentaristas han elegido este o aquel verso de la Divina Comedia para dar el mensaje dantesco que conllevaba la celebración del Dantedì en medio de la pandemia.

¡Oh, los que entráis, dejad toda esperanza! fue el verso elegido por alguien que comentaba las dantescas escenas que han vivido los habitantes del norte de Italia y sobre todo de la ciudad de Bérgamo donde, en un solo día, los obituarios ocuparon diez páginas del diario de la ciudad.

…a contemplar de nuevo las estrellas. Lo he leído muchas veces para resaltar que la humanidad ha sabido superar graves tragedias y que un día (¿cuándo será?) superada la pandemia, reconstruiremos lo que hayamos perdido. Una clara nota de esa esperanza en la cual se apoya, se ancla toda fe.

Propongo releer los primeros versos de la Comedia: 

En medio del camino de la vida,

errante me encontré por selva oscura,

en que la recta vía era perdida.

En el medioevo se consideraba que la vida del hombre debía de ser de70 años. La mitad de la vida, por tanto, son los 35 años. Dante nació en 1265 y la mitad ideal de su vida sería en el año 1300. 

El propio Dante confirma en varios pasajes que el inicio del viaje a través del infierno se inicia precisamente en el año 1300. Dante afirma que, se encontraba en una selva oscura y que no se encontraba en el camino correcto, había perdido la recta vía. 

Pero la biografía de Dante nos indica que el año 1300 fue un año exitoso para él. Ese año Dante fue elegido como uno de los siete priores de Florencia y también ese año formó parte de la embajada florentina encargada de las conversaciones de paz con el papa Bonifacio VIII.

El éxito civil, sin embargo, no duraría mucho. En 1301, un cambio en las circunstancias políticas lo haría caer en desgracia: perdió el cargo, fue expulsado de Florencia y amenazado de muerte si hubiese osado retornar. Llegarían años de peregrinaje y miseria para Dante. Poco después empieza a escribir la Comedia.

La selva oscura a la que Dante se refiere no son los años de exilio y pobreza, sino los años de éxito político, reconocimiento y opulencia.

Dante vive una vida de éxito y de repente, lo exilian y se queda sin nada. Y precisamente en ese quedarse sin nada, Dante encuentra la luz que le permite ver cuánto había equivocado el camino.

Exilio, pobreza e itinerancia, situaciones que se presentan como una tragedia, son los hechos que le permitieron a Dante: detenerse, abrir los ojos, mirar dentro de sí y encontrar un nuevo rumbo para su vida. 

De golpe el coronavirus ha cambiado nuestra vidas; 2020 marca un antes y un después. La confianza que teníamos en la civilización, la seguridad que habíamos conquistado en nuestras vidas han sufrido una herida mortal. Esta pandemia, en una par de semanas, ha cambiado nuestras vidas y nos hace sentir, nos debe hacer sentir, nuestra contingencia, la precariedad de nuestra existencia y la fragilidad y quizá futilidad de muchas de las cosas que valorábamos. 

Después del exilio, Dante inicia un proceso introspectivo que lo hace abandonar todo los escritos inconclusos y empieza la escritura de la Comedia, a la cual la posteridad anexará el adjetivo de Divina por la inconmensurable grandeza de su contenido. 

La Divina Comedia es una obra maestra, una gran obra literaria porque tiene algo para decir a todo ser humano en cualquier circunstancia de su vida.

Dante nos ha advertido que hay cuatro formas de leer una obra literaria según se busque el mensaje literal, moral, alegórico o anagógico. El sentido literal transmitido por la ‘letra’ del texto hace referencia al mundo que llamamos real, al mundo de los sentidos. El sentido alegórico es el que busca en la narración un sentido oculto que hay que descubrir. El sentido moral es la enseñanza ética que puede colegirse de la lectura. El sentido anagógico, en Aristóteles, es aquel que, mediante la inducción, permite el paso de lo particular hacia lo universal; en Platón, es el camino que sigue la mente desde lo sensible a lo inteligible; y resumiendo las dos posiciones podemos decir que la lectura anagógica busca el sentido espiritual del texto. El último tipo de lectura es ciertamente el más difícil porque, siendo el más elevado, lo que se busca es lo que está más alejado de nuestros sentidos.

Interpelado para que nos hable, Dante Alighieri nos dice que la anhelada normalidad de antes del coronavirus quizá es nuestra selva oscura, y que estos tiempos, los del coronavirus, los del aislamiento, son el momento ideal para reflexionar, para hacer un alto en el camino de nuestras vidas y tratar de reformular lo que consideramos que es la recta vía. (FraKazu) 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso