Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Kintsugi para Karen Macher fue un descubrimiento muy grande
martes, 28 de abril de 2020 | 10:46 AM
Kintsugi para Karen Macher fue un descubrimiento muy grande

Por: Ciria Chauca Falconí

Para la artista Karen Macher, la cuarentena ha sido un cambio drástico. Se da tiempo para trabajar en su taller, el templo “donde puedo conectar con mis emociones y con el silencio, me permite respirar”.

En diálogo con Perú Shimpo, Karen se confiesa admiradora y pone en práctica Kintsugi, una técnica japonesa que repara los objetos de cerámica rotos con oro.

“El virus acecha y ya nada será igual”, con esta frase The New York Times nos hace pensar en el devastador impacto del COVID-19 a nivel mundial. Karen Macher y Cynthia Malamud presentarían una exposición bipersonal en la galería Forum. ¿Ahora todo ha cambiado, ya nada será igual?

Es verdad, ya nada será igual. Pero hay que encontrarle el lado positivo, mirarlo desde el mejor ángulo, aunque cueste. Personalmente ha sido un cambio drástico, imagínate. Me gano la vida haciendo proyectos en el extranjero y ahora estoy aquí, con todos los viajes por venir cancelados y sin poder planificar nada a futuro. Este estado ha hecho que me pregunte muchas cosas, siento que al pisar el freno he podido reconectar conmigo misma, con lo que teníamos alrededor, con cosas sencillas que simplemente la vorágine del día a día ya no nos permitía ver ni sentir. 

 Lo que me anima es ver que a pesar de la crisis todo el ecosistema se está recuperando del daño que le veníamos haciendo, que en Lima se puede ver un cielo estrellado por las noches y azul intenso por las mañanas. Fue frustrante en muchos aspectos el no saber cómo proceder ni hasta cuándo durará todo esto, lo cual desata todos los miedos posibles en todas direcciones. Pero no se puede vivir con miedo, hay que vivir con lo que venga como venga y adaptarse de la mejor manera, porque por algo está sucediendo esto ahora, aunque ahora mismo no sepamos por qué ni para qué. Quizás más adelante lo sabremos con más certeza y en qué medida nos ha cambiado a todos.

A partir del estado de emergencia ¿te sientes obligada para reinventarte todos los días?

Si. Creo que antes de que esto sucediera había entrado en una vorágine en la cual no tenía tiempo para escucharme, no paraba nunca. Siempre tenía algo que hacer, siempre algún viaje por venir. Pero ahora estoy obligada a estar en el aquí y ahora, no hay más. No hay planes a futuro para el resto del año, no hay lugar a donde ir más que en el que estás. Darte el tiempo para interactuar con las personas que tienes al lado, intentar darte unos minutos de silencio en medio de todos los quehaceres diarios. Respirar, sobre todo. Entender que renegar no sirve para nada y no va a cambiar las cosas, hay que dejar que siga su curso. Es duro cuando estás acostumbrado a vivir toda la vida moviéndote de un lado para otro, a planificar todo un año por adelantado, a trabajar sabiendo que vas a tener un ingreso. Ahora es necesario saber construirte un lugar en donde estás. 

¿Cómo lo haces?

Para serte sincera no lo sé. Intento darme un par de horas al día de trabajar en el taller, de leer, de respirar hondo. Intento mantener mi centro cuando todo lo demás parece descentrado, repitiéndome como un mantra que todo va a salir bien, lo único que hay que hacer es seguir hacia adelante. No hay nada que pueda controlar ahora sobre mi quehacer artístico en el futuro, solo seguir produciendo dentro de lo que puedo. Y lo que no se puede controlar, hay que soltarlo. Y confiar.

El video que está en tu Facebook resalta Kintsugi, una técnica japonesa que repara los objetos de cerámica rotos con oro, ¿por qué  has elegido esta técnica ancestral?

Hace algunos años me introducí en el mundo de la cerámica. Fue un descubrimiento muy grande, siempre quise aprender pero la manera en la que se me dió me cambió toda perspectiva. Tuve muchos acercamientos a lo largo de los años pero creo que después de mucho tiempo la vida me dirigió al lugar adecuado. Creo que no hubo mejor persona para enseñarme que mi profesora Sonia Céspedes, que me acogió como su aprendiz con todo el cariño del mundo, enseñándome con una pasión que motiva a investigar y a aprender de todas las artes todo lo que se pueda. A eso súmale que a mí me apasiona aprender, no me canso nunca de alimentarme de colores, texturas, culturas diferentes. Ahí aprendí distintas técnicas y conceptos relacionados a la cerámica, dentro de los cuales descubrí el kintsugi. Desde ahí lo he venido aplicando a mi trabajo de diferentes maneras y bajo diferentes perspectivas. El hecho de explorar en mi trabajo diferentes disciplinas artísticas me da la libertad de aplicar estos conceptos en otras expresiones fuera de la cerámica. El Kintsugi despertó mi interés porque se puede relacionar con nuestros propios procesos internos como seres humanos.

¿Cuál ha sido el tema de la muestra bipersonal?

Con Cynthia veníamos conversando ya hace algún tiempo de obras que habíamos ido haciendo como procesos personales en el taller a manera de desfogue, casi como una práctica de liberación de nosotras mismas sin intención de exponerlas en algún lugar. Nos dimos cuenta que coincidíamos en muchos puntos de vista, inclusive que habíamos hecho obras que se llamaban igual sin siquiera haberlo conversado. Así que pusimos todo lo que teníamos sobre la mesa, y casi te podría decir que las piezas conversaban tan bien entre sí que la exposición se armó sola. A partir de esa idea de entretejer nuestras vivencias personales en una exposición, se gestaron nuevas piezas, dos de ellas intervenidas por las dos. 

¿Cuántas obras presentarían?

Eran 15 piezas.

¿Cuánto tiempo les llevó organizar?

La organización de la exposición nos llevó relativamente poco, porque ya teníamos más o menos claro qué es lo que queríamos hacer juntas. Nos venimos reuniendo cada cierto tiempo hace más de un año, y la idea de exponer juntas ya estaba presente. Cuando Forum nos dio la sala sólo hizo falta concretar lo que ya habíamos conversado todo ese tiempo.

¿Después de cuánto tiempo presentarías una muestra bipersonal?

Es la primera vez que iba a exponer en una bipersonal. Me es difícil trabajar una exposición de a dos, siempre he preferido hacerlo sola. Pero con Cynthia hubo una conexión especial que me motivó la propuesta de trabajar juntas.

¿Tenías proyectos de exposición para los próximos meses?

Viajes básicamente. Exposiciones en sala por el momento sólo la de Forum.

¿Tenía proyectos en el extranjero?

Sí, tenía tres. Uno en Finlandia, otro en Francia y otro en Chile.

Desde el estado de emergencia, ¿te das tiempo para tu taller?

Sí, para mí el espacio del taller es una necesidad, mantiene mi equilibrio emocional. Es mi templo, el lugar donde puedo conectar con mis emociones y con el silencio, me permite respirar. Me siento afortunada de tener un pequeño taller en casa, en el cual me puedo refugiar, experimentar, construir… Agradezco también a Aldo porque sin su apoyo estos espacios que me permito de taller serían imposibles. Me gusta mucho mi trabajo, para mí trabajar es un placer. 

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso